_
_
_
_

Cinco inventos para reconciliarte con tu maleta

¿Quién dijo que hacer el equipaje era una pesadilla? La maleta patinete y otras tecnologías vienen al rescate.

COVER
Micro Luggage Scooter

La maleta que nos sigue sin que tengamos que cargar con ella aún no se vende pero ya está inventada, podemos pedir que el móvil nos recuerde todo lo que tenemos que llevarnos de viaje, usar un GPS para saber dónde demonios está nuestro equipaje si se extravía e incluso existen maletas que pueden servirnos como medio de transporte.

Son ejemplos que demuestran que hay tecnologías que sirven para algo más que lograr que nuestro equipaje pese aún más por culpa de todos los cachivaches que transportamos. Por eso hemos creado esta lista de inventos que pueden ayudarte en la penosa tarea de cargar por el mundo con todas esas cosas que consideras imprescindibles. Lo sean o no.

1. Una App para saber que tienes que echar en la maleta. Aplicaciones para preparar el equipaje hay muchas. Pero muy pocas tan bien diseñadas como Packpoint. Entre otras cosas porque después de preguntarnos si viajamos por placer o por negocios a tal o cual sitio y en que fechas también nos interroga sobre las actividades que vamos a realizar.

Tras responder a sus preguntas sorprende comprobar su nivel de acierto a la hora de recordarnos todo lo que no debemos dejarnos en casa. Algo para lo que además tiene en cuenta la predicción del tiempo que hará en el sitio al que nos encaminamos. Una vez que sabemos lo que nos vamos a llevar podemos compartirlo con otros viajeros.

2. Maletas que modifican su grosor. Si tras cerrar la maleta te da la impresión de que esta va a estallar quizá eso se deba a que no la has ordenado todo lo bien que piensas. Si a pesar de ver algunos vídeos en Youtube sobre el tema sigues sin poder cerrar tu equipaje quizá necesites una maleta que haga ella misma el trabajo sucio.

Algunas maletas de Briggs & Riley son capaces de cambiar su grosor una vez cerradas. Eso si ni son baratas ni tampoco lograrán hacer el milagro de que logremos cargar con media casa a cuestas. Pero para los que estén hartos de tener que elegir entre una maleta grande y una pequeña este invento seguramente les encantará.

Existen incluso maletas con asiento e hilo musical.

Travelteq

3. La maleta que evita que termines sentado en el suelo. Algo bastante frecuente en los viajes, sobre todo cuando hay estaciones o aeropuertos de por medio, son las esperas. Que se hacen interminables cuando nos toca esperar de pie. De hecho, si son especialmente largas es posible que terminemos sentándonos en el suelo.

Para los que odien que algo así les suceda la maleta Trip Sound no sólo incorpora un asiento para poder descansar tranquilamente, también cuenta con un altavoz para escuchar música. Aunque, eso sí, quizá lo de ponerle banda sonora a la espera no le guste demasiado a tus compañeros de viaje.

4. Encuentra tu equipaje como encuentras tu teléfono. Los que hayan probado alguna vez una aplicación para localizar su teléfono es probable que hayan pensado porque no existe algo así para localizar cualquier otra cosa. Por ejemplo, una maleta que terminó olvidada en un taxi, robada en un descuido o extraviada en el transbordo de un vuelo.

Eso es exactamente lo que hace Trakdot Luggage, un GPS que podemos guardar dentro del equipaje para que nos avise de dónde está en caso de lo que lo extraviemos. Se vende en Gran Bretaña por 80 libras, a las que hay que sumar el pago una cuota anual al fabricante de 20 libras tras el primer año.

5. Tu equipaje te transporta. Los que están hartos de recorrer pasillos de aeropuertos, estaciones de tren o metro con la maleta a cuestas probablemente hayan soñado alguna vez con subirse a su maleta y que esta pudiese llevarles a dónde van. Pues bien, aunque parezca mentira esa maleta existe. Se llama Micro Luggage e incorpora un patinete.

Aunque el invento parece un completo disparate lo cierto es que si echamos un vistazo el vídeo que ha creado la empresa que la comercializa parece de lo más práctica. Si su uso va a más es posible que terminemos viendo semáforos en los pasillos de los aeropuertos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_