_
_
_
_
_

‘El juego del calamar’: cómo HoYeon Jung pasó de las pasarelas a ser la reina de un experimento psicológico

Camino de convertirse en la serie de mayor éxito de la historia de Netflix, repasamos la historia de su protagonista, que consiguió el papel de la salvaje carterista mientras modelaba en la semana de la moda de Nueva York.

HoYeon Jung toma el relevo de Úrsula Corberó o Regé-Jean Page como nueva gran estrella de Netflix.
HoYeon Jung toma el relevo de Úrsula Corberó o Regé-Jean Page como nueva gran estrella de Netflix.Getty (Getty Images)

“¿Por qué yo?”. Ese fue el primer pensamiento que conquistó la cabeza de HoYeon Jung, una de las top models más importantes de la industria de la moda, cuando supo que el papel protagonista de El juego del calamar era suyo. La duda no surgía por una especie de clarividencia sobre el fenómeno global en el que estaba a punto de embarcarse, sino que era producto exclusivo de una inseguridad cercana al denominado síndrome del impostora. “Me sentí muy feliz cuando me dieron la noticia, pero fue como si un gran miedo se apoderara de mí. Era como: ‘Muchas gracias, pero ¿de verdad yo puedo hacer esto?”, relataba en una entrevista. Vaya sí pudo. A sus 27 años, la joven debutante se ha convertido en la mayor relevación interpretativa de lo que llevamos de año gracias a su interpretación de una carterista salvaje en la ficción distópica surcoreana.

Ni la quinta –y casi definitiva– temporada de La casa de papel, ni el regreso del ladrón Lupin, ni la tercera tanda de capítulos de los jóvenes de Sex Education… El gran bombazo de la plataforma de streaming esta temporada es tan inesperado como imponente. “Tiene muchas probabilidades de ser nuestro mayor éxito en toda la historia”, sostiene ya Ted Sarandos, máximo responsable del contenido de Netflix, que incluso se atreve a reconocer que “no vieron venir” un triunfo tan internacional. La violenta serie, que ya amenaza el trono reciente de Los Bridgerton como mayor éxito histórico de la compañía, narra la historia de un grupo de personas en riesgo de exclusión, acuciados por las deudas, que deciden competir en un concurso de supervivencia basado en juegos infantiles y en el que los perdedores son asesinados. ¿La recompensa por arriesgar su vida? Un premio de 33 millones de euros.

HoYeon Jung, a la derecha, en un fotograma de ‘El juego del calamar’.
HoYeon Jung, a la derecha, en un fotograma de ‘El juego del calamar’.Netflix

Kang Sae-Byeok o Nº067, el personaje interpretado por HoYeon Jung, es una de las participantes más diestras en estos ‘juegos del moroso’. Desertora norcoreana, se gana la vida como hábil carterista en las calles de Seúl para tratar de sacar a su hermano pequeño del orfanato y conseguir que el resto de su familia escape del país vecino. Un rol que, guardando la distancias, la actriz abrazó sin dificultades por las similitudes con su propia vida. “En 2016, dejé Corea del Sur para perseguir mi carrera como modelo en el extranjero, y me pasé mucho tiempo sola. Ese sentimiento de soledad, mientras tratas de medrar en tu carrera y vivir, no es tan diferente”, sostiene en W Korea.

Puede que su nombre no sea tan familiar en Occidente, pero Jung es una de las maniquís de mayor éxito en todo el mundo. A pesar de que debutó sobre la pasarela a los 16 años, su saltó definitivo al estrellato no llegaría hasta su participación en el formato televisivo Korea Next Top Model, adaptación del programa estadounidense presentado por Tyra Banks, en el que quedó finalista. Desde 2016, ha modelado para firmas como Chanel, Louis Vuitton o Miu Miu, ha sido imagen de Hèrmes, Gap o Sephora y ha protagonizado portadas de las ediciones asiáticas de las grandes cabeceras de moda. Para Models.com, biblia de las modelos, es una de las 50 mejores del mundo. Precisamente, Jung se encontraba en plena semana de la moda de Nueva York cuando le llegó la oportunidad de hacer una audición para el papel de El juego de calamar. Envió una prueba en vídeo grabada en un descanso y poco después volaba a Seúl para firmar por el proyecto que cambiaría su vida para siempre.

Jung desfilando para firmas como Louis Vuitton, Miu Miu, Chanel o Fendi.
Jung desfilando para firmas como Louis Vuitton, Miu Miu, Chanel o Fendi.GETTY

Porque basta con echar un vistazo a los números para corroborar que no hay nada de hiperbólica en la anterior afirmación. El alcance global y el impacto mediático de Netflix es tal que, cuando una producción consigue abrirse hueco en ese catálogo movido por los algoritmos que tanto asustan a Almodóvar, sus protagonistas se convierten en iconos internacionales de la noche a la mañana. La gran N genera su propio star system, sin necesidad de alfombras rojas, portadas de revistas o estatuillas doradas. Tomando el relevo de pasadas obsesiones del streaming como Úrsula Corberó (La casa de papel), Regé-Jean Page (Los Bridgerton), Millie Bobby Brown (Stranger Things) o el elenco al completo de Élite, HoYeon Jung ha pasado en apenas quince días de ser una semidesconocida para el gran público a la it girl del momento. Cuando El juego del calamar se estrenó en la plataforma, el 17 de septiembre, Jung contaba con cerca de 400 mil seguidores en su cuenta de Instagram. A 4 de octubre, esa cifra supera ya los diez millones –y subiendo–.

Sin embargo, la intérprete, que rompe con ese lugar común que asegura que las top models nunca triunfan en sus aventuras delante de la cámara, dice ser consciente de la distancia entre su verdadero ‘yo’ y el digital que tanta admiración despierta. “Instagram es un espacio que edito yo y en el que muestro lo que quiero mostrar. Enseño imágenes de mi brillante vida como modelo, luciendo prendas bonitas, visitando lugares increíbles y comiendo comida rica (…) Pero, un día me pregunté: ¿De verdad soy yo esta persona? La realidad es que soy muy diferente a ella”, confiesa, revelando al mismo tiempo que su plan favorito no es otro que quedarse en casa leyendo libros y viendo películas. Desde 2016 mantiene una relación sentimental con el también actor Lee Dong-hwi (La doncella).

Gracias a su trabajo en El juego del calamar, un drama escapista que acierta conjugando las propuestas distópicas de otros éxitos de la compañía –Black Mirror, Snowpiercer– con la denuncia social de otro fenómeno nativo como Parásitos –ganadora del Oscar a la mejor película–, Jung se convierte así en la anhelada estrella que pondrá rostro al auge imparable de la cultura surcoreana. Desde el éxito aplastante de grupos como BTS o Blackpink a diseñadores de moda como Rok Hwang y Minju Kim y revelaciones literarias del calibre de Cho Nam-joo, que hizo de su novela Kim Ji-young, nacida en 1982 un superventas traducido a una veintena de idiomas. Un hito que, una vez más, palidece ante el fenómeno hipertrófico de El juego del calamar, que ha alcanzado el primer puesto entre lo más visto de la plataforma en 90 países.

La actriz interpreta en la ficción a una carterista norcoreana que trata de sacar a su hermano del orfanato.
La actriz interpreta en la ficción a una carterista norcoreana que trata de sacar a su hermano del orfanato.Netflix

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_