_
_
_
_

Las mejores villanas de la televisión actual

Las grandes se crecen en sus papeles de malas, atrapan todas las miradas y triunfan en la pequeña pantalla. Estas siete actrices se llevan la palma como malas malísimas.

covervillanas
Héctor Llanos Martínez

Siguiendo el lema de Mae West, la televisión sabe que las grandes actrices cuando hacen de malas son aún mejores. Glenn Close, Chloë Sevigny, Jane Fonda, Jessica Lange, Lena Headey, Gretchen Mol y Connie Nielsen son las magnéticas antagonistas de sus respectivas series. Con sus personajes atrapan todas las miradas y triunfan actualmente en la pequeña pantalla. Ser corrupto está de moda gracias a series como “Juego de tronos“, “Damages“ o “Boardwalk Empire“ y estas siete mujeres se llevan la palma.

Glenn Close, el diablo viste de Loro Piana

“Corderito, cuando haya acabado contigo no quedarán de ti ni los huesos“, se escucha en la sintonía del thriller legal “Damages“ (que en España emite Canal +). Y eso es lo que ha hecho hasta ahora Glenn Close con actores como Ted Danson, William Hurt, John Goodman y básicamente todo hombre que se cruce en su camino en esta ficción televisiva. Aunque el objetivo principal de su personaje, una abogada neoyorquina de crueldad arrolladora, es otra mujer. En poco tiempo Ellen Parsons (Rose Byrne) pasa de ser su joven aprendiz a su principal enemiga. Y Patty Hewes (Glenn Close), a quien las palabras justicia y moralidad le suenan a marcas de perfume barato, encuentra irresistible llevarla a su terreno. Cuanto más se asemeja su alumna aventajada a ella más disfrutamos los espectadores. La relación de dependencia de dos personalidades en principio opuestas vertebra las cinco temporadas de esta serie, que ha permitido a Close lucirse en uno de los pocos medios que le faltaban por conquistar. Una simple mirada suya vale los dos emmys que ha ganado con este personaje, a la espera de que logre su merecido primer Oscar. En “Damages“ el diablo viste de Akris y de Loro Piana y deja a Maquiavelo como a un aficionado. La actriz actualiza y perfecciona así a la marquesa de Merteuil que interpretó en el cine en “Las amistades peligrosas“.

Connie Nielsen, la Lady Macbeth de Chicago

En el caso de Connie Nielsen (la Lucila de “Gladiator“) su mala televisiva tiene reminiscencias de la Lady Macbeth literaria. Como el personaje de Shakespeare, es ella la que mueve los hilos en muchas de las enrevesadas tramas de “Boss“, a pesar de que es su marido (Kelsey Grammer) quien ocupa la alcaldía de Chicago. Es la mitad más despiadada de este matrimonio de conveniencia para el que el poder está muy por encima del bienestar de su propia hija. Mientras que su marido muestra evidentes signos de humanidad, Meredith Kane está determinada a defender la casta a la que pertenece sobre cualquier cosa. Bajo un look impecable y enmascarada tras las causas humanitarias a las que se dedica se esconde un verdadero animal político en el peor sentido del término, experto en manipular a los focos de influencia social y económica. Si la venganza es una más de su interminable lista de virtudes, la señora Krane promete dar momentos brillantes en el futuro en este drama político que Canal + estrenará en septiembre.

Chloë Sevigny, el icono raro

Tratándose de Chloë Sevigny su salto a la televisión no podía ser común. No lo fue en su papel secundario como una de las tres mujeres del polígamo protagonista de “Big Love“ y no lo es como protagonista de “Hit & Miss“. En esta serie interpreta a Mia, una mujer transexual que se gana la vida como asesina a sueldo. Cuando una antigua ex novia le comunica antes de morir que hace once años dio a luz a un hijo suyo, Mia tiene que lidiar entre el instinto asesino y el maternal. Es un personaje que encaja a la perfección en la trayectoria de una actriz que en la gran pantalla siempre ha generado polémica. Entre sus “grandes momentos“: debutó como adolescente violada e infectada de VIH en “Kids“, se enamoró de Hillary Swank en “Boys don´t cry“ y practicó sexo real con Vincent Gallo en “The Brown Bunny“ (película inédita en España y casi en el mundo entero). Sus rarezas no han impedido que sea un icono de moda y de nuevo imagen de Miu Miu. “Hit & Miss“ es un escalón más en su particular camino a la brillante extravagancia.

Jessica Lange, la eterna mujer fatal

Era cuestión de tiempo que alguien recuperara a Jessica Lange para la causa televisiva. Ha sido Ryan Murphy, el extraño talento tras “Nip/Tuck“ y “Glee“, quien finalmente lo ha hecho en la ficción de terror “American Horror Story“. Pocos personajes son tan inquietantes como el de Lange en la primera temporada de esta serie. Ella es muchas veces el inevitable epicentro de una historia ambientada en una casa encantada repleta de espíritus, hechos violentos y fenómenos paranormales. Que sea la muy terrenal Constance la que protagonice muchas de las pesadillas de los espectadores lo dice todo acerca de su talento interpretativo. En pocos capítulos Lange desarrolla un apabullante abanico de emociones que le han permitido seguir explotando a sus 63 años su sensualidad femenina en pantalla. La protagonista de “El cartero siempre llama dos veces“ es en esta serie la vecina de la que no sabes si debes fiarte. También es la madre, las esposa despechada y, una vez más, la mujer fatal. Para la segunda tanda de episodios se contará una historia de terror nueva. La actriz seguirá en la serie encarnando a una monja a cargo de un centro psiquiátrico. Casi seguro que sobre ella recaerán muchos de los misterios que ocurran en el lugar.

Jane Fonda, la versión femenina de Rupert Murdoch y Ted Turner

Cuando Jane Fonda define a su personaje en “The Newsroom“ como un trasunto del Rupert Murdoch del escándalo de las escuchas del tabloide “News of the World“ deja claras desde el principio que las intenciones de su personaje son muy poco nobles. La actriz se venga del que fuera su marido durante una década, el magnate televisivo Ted Turner, cuando da vida a Leona Lansing, directiva de una cadena de noticias en el esperadísimo drama periodístico creado por Aaron Sorkin (“La red social“, “El Ala Oeste de la Casa Blanca“). Los protagonistas de esta serie intentan que de una vez por todas los informativos nocturnos desvelen la información que verdaderamente importa. Pero Jane Fonda no está dispuesta a que la verdad se anteponga ante sus negocios y despliega todo su poder mediático para impedirlo. Que la protagonista de “Descalzos en el parque“ también reconozca haberse inspirado en su ex pareja Ted Turner, fundador de CNN, para encarnar a esta arpía de los medios le da un punto de morbo extra a su aparición estelar en la serie.

Gretchen Mol, una superviviente en el universo de Al Capone

“Boardwalk Empire“ (Canal +) retrata el universo de corrupción que subyace en Atlantic City durante la Ley Seca de los años 20. Y Gillian, interpretada por Gretchen Mol, es el poder femenino en la sombra de ese nido de mafiosos que se concentra en torno a la política de la ciudad.
Los matices de su glamuroso personaje, una exuberante “showgirl“ conectada con el mayor capo del lugar, componen a una mujer que emplea su belleza para sobrevivir en el mundo de un hombre que hizo de ella una madre adolescente. Mientras Steve Buscemi y Michael Pitt se disputan a balazos el control del tráfico ilegal de alcohol en la zona, ella es capaz de retorcer el complejo de Edipo para seguir manteniendo algo de control sobre su propia vida. Y, aunque aparenta una frialdad propia del mal más puro es precisamente su desorientada sexualidad la que desvela la condición de víctima de una mujer con un lado oscuro hiperdesarrollado.

Lena Heady, la reina diabólica

La británica Lena Headey esta habituada a lucir corona en la pantalla. Fue la reina de Esparta y esposa de Gerard Butler en “300“. En “Juego de tronos“ se las arregla para mantener el control de una forma u otra mientras cinco hombres están en guerra por obtener el poder que ella posee. Cersei Lannister tampoco es una mujer que le importe pasar por encima de las leyes del incesto. Tan bella como avariciosa, en ella apenas hay resquicio de debilidad y sabe como hacer prevalecer sus ideas entre las de su padre, hijo, esposo o hermanos. El no tener brújula moral hace de ella una mujer de profundas contradicciones, pero sus intereses miran siempre hacia el oeste, donde se ubican los suyos. El emblema de su familia dice que un Lannister siempre paga sus deudas, pero ella también se asegurar de cobrarse todas. Sus manipulaciones protagonizan durante el verano las noches de los martes de Antena 3.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez
Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_