_
_
_
_
_

Del traje ‘Vote’ a la camiseta de Breonna Taylor: la injusticia racial y la política se apoderan de la moda de los Emmy

Premiadas como Regina King o Uzo Aduba convirtieron sus agradecimientos en alegatos contra el racismo y muchos invitados animaron al voto en las próximas elecciones de Estados Unidos.

Regina King, una de las ganadoras de la ceremonia, reivindicó a Breonna Taylor con su camiseta.
Regina King, una de las ganadoras de la ceremonia, reivindicó a Breonna Taylor con su camiseta.Getty

La 72 edición de los premios Emmy ha conseguido burlar los rigores logísticos provocados por la crisis sanitaria del coronavirus, pero no ha podido, ni querido, ignorar la convulsa atmósfera política presente en los últimos meses en las calles de Estados Unidos. Dos de las ganadoras de la noche, las actrices Regina King (Watchmen) y Uzo Aduba (Mrs. America) rindieron tributo en sus estilismos a Breonna Taylor, luciendo ambas camisetas con su rostro o nombre. La muerte de la técnico de emergencias de 26 años en su casa a manos de tres policías ha provocado disturbios violentos en varias ciudades del país, que claman justicia por la vida de la joven de Kentucky que no había cometido crimen alguno.

La cercanía de las elecciones generales en Estados Unidos, que tendrán lugar el próximo 4 de noviembre, también ha marcado los discursos de los premiados. Por ejemplo, Laura Linney, nominada a mejor actriz dramática por la serie Ozark, aplaudió la victoria de su rival Zendaya luciendo un traje nuevo en el que podía leerse impresa el eslogan ‘Vote’ (Vota) diseñado por Christian Siriano. Mark Ruffalo, ganador del Emmy al mejor actor de miniserie por La innegable verdad, y orgulloso activista también centró su discurso en la llamada a las urnas. “Tenemos un momento grande e importante delante de nosotros. ¿Vamos a ser un país de división y odio, un país solo para un cierto tipo de gente, o vamos a ser un país de amor y fuerza, luchando para que todos nosotros podamos cumplir el sueño americano? A eso es lo que nos enfrentamos ahora, salid ahí fuera y votad por la compasión y la amabilidad”. También apostó por una camiseta reivindicativa Sterling K. Brown, de This is Us, en la que podía leerse el acrónimo BLM (Black Lives Matter). Por su parte, Yvonne Orji, nominada por Insecure, presumió del simbólico puño cerrado silueteado en su propio cabello.

El actor y director Tyler Perry, merecedor del premio del Gobernador a toda su carrera, también narró una anécdota de infancia para dibujar una metáfora sobre el pasado racista del país. De una forma más velada, Zendaya, la ganadora más joven de la historia en la categoría de mejor actriz de drama por su trabajo en Euphoria, aprovechó su alegato para mostrar su “esperanza en la gente joven”. “Para todos los que están en las calles haciendo el trabajo: os veo, os admiro y os lo agradezco”, manifestó. Esta edición de la gala también cuenta con el récord histórico de nominados y ganadores (hasta siete) por parte de artistas afroamericanos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_