_
_
_
_

10 motivos por lo que el público ama Uniqlo, la marca que (por fin) aterriza en Madrid

Máquinas expendedoras de abrigos, entradas a museos, ceremonias con sake…repasamos la historia y las curiosidades de la marca japonesa, que (por fin) abre tienda en Madrid

Fachada de la tienda de Uniqlo en la Quinta Avenida.
Fachada de la tienda de Uniqlo en la Quinta Avenida.SOPA Images (LightRocket via Getty Images)

Tras abrir tres tiendas en Barcelona (Paseo de Gracia, Glorias y, a fínales de este mes, Diagonal) ya le tocaba a Madrid. El jueves 17 la marca japonesa inaugura por fin en la calle Serrano un local de dos plantas y 1590 metros cuadrados donde se podrán adquirir los plumíferos, los jerseys de cashmere o esas prendas básicas en mil y un colores que han convertido a la enseña en el segundo mayor emporio textil por detrás de Inditex. Lo que empezó en 1984 como una pequeña tienda que comercializaba prendas básicas a precios asequibles es tres décadas después una cadena con más de 2.000 establecimientos en todo el mundo gracias a practicar una filosofía tan aparentemente simple como efectiva: ropa de calidad para cualquier persona y en cualquier circunstancia. Pero tres décadas dan para mucho, y ahora que Uniqlo se está convirtiendo en una enseña habitual en España, conviene recordar algunas de las curiosidades y los datos que han convertido a la marca en la gran potencia mundial de la ropa básica.

1. ¿De dónde viene el nombre Uniqlo?

Lejos de lo que suele pensarse, la palabra no alude a ningún concepto japonés. Muy al contrario: la primera tienda de la cadena, en Hiroshima, se llamaba Unique Clothing. Su dueño, Tadashi Yanai, registró la sociedad uniendo las dos palabras. La compañía se iba a llamar Uniclo, pero un error burocrático (y ortográfico) la bautizó accidentalmente como Uniqlo. Por cierto, se pronuncia “yuniclo”, a la inglesa.

2. Un Uniqlo (casi) en cada esquina

De las 2,196 tiendas que tiene en todo el mundo, 817 están en Japón. Zara tiene 407 en España (y 2.251 en el mundo, aunque las marcas de Inditex al completo suman 7.420)

Uniqlo abre esta semana su primera tienda en Madrid.
Uniqlo abre esta semana su primera tienda en Madrid.SOPA Images (SOPA Images/LightRocket via Gett)

3. El éxito llegó con la crisis

El boom de Uniqlo se produjo a mediados de los noventa. La gran recesión económica que azotó Japón le dio una idea a Tadashi Yanai: ¿qué compra la gente durante las crisis? Prendas asequibles, que duren en el tiempo y que no pasen de moda. Fue entonces cuando decidió centrar su oferta de producto en estas tres características. Con la llegada del año 2000, había duplicado sus beneficios y decidió saltar de Japón a Europa, concretamente a Londres, en 2001.

4. Ir al museo sin pagar

Desde hace unos años, Uniqlo patrocina algunos de los mejores museos de arte contemporáneo del mundo para que la entrada sea gratuita un día a la semana. Gracias a la firma japonesa se puede ir al MACBA de Barcelona sin pagar entrada los sábados, al MOMA neoyorquino y a la Tate Modern londinense los viernes por la tarde o al MOMU de Amberes los domingos.

5. Diseñadores de alta gama detrás de diseños asequibles

Tras algunas de las prendas de Uniqlo, en concreto las de la línea U (centrada en el punto), está la mente de Christophe Lemaire, uno de los creadores más aclamados de los últimos años por su trabajo como director creativo en Lacoste, Hermés y en su marca homónima. Antes de Lemaire, Uniqlo contó nada menos que con Jil Sander como directora de diseño.
Aunque lo cierto es que a Tadashi Yanai le interesa el minimalismo de autor a todos los niveles. Su empresa, Fast Retailing, el conglomerado bajo el que opera Uniqlo, es también la dueña actual de Helmut Lang y Theory, dos pesos pesados en esto del lujo sobrio y conceptual.

6. Sudar a diez grados bajo cero

Las ventas de Uniqlo se disparan en los meses de invierno. Son capaces de vender 50 millones de prendas térmicas al año. La clave está en el Heattech, un tejido tecnológico que implementaron hace una década en camisetas, jerseys, medias, sudaderas o ropa interior y que permite conservar el calor corporal por mucho frío haga (la gama para climas gélidos, ultrawarm, resiste los diez grados bajo cero). El otro bestseller de la marca es el plumífero, confeccionado con una tecnología que logra crear abrigos ultraligeros que impiden el paso del viento y el frío.

Una de las pop ups cúbicas de Uniqlo
Una de las pop ups cúbicas de Uniqlo

7. La jefa de todo esto será una mujer

A sus setenta años, Tadashi Yanai, el hombre más rico de Japón, dueño de Uniqlo y del conglomerado de marcas Fast Retailing, planea su retirada a medio plazo. Pero no se plantea que sus hijos le sucedan en el cargo. En Junio nombró a Maki Akaida CEO de la marca en Japón y la convirtió así en la primera mujer en ostentar un rango de tanta responsabilidad dentro de su compañía. En una rueda de prensa a principios de septiembre, declaró que quiere que su sucesora sea también una mujer. “Ellas son más perseverantes”, afirmó el empresario.

8. Del tráiler a la máquina expendedora

Hace tiempo que muchas tiendas de Uniqlo incorporan pantallas para hacer pedidos que llegan directamente a casa. Hace tiempo, también, que sus locales efímeros o pop ups, en forma de tráiler o de cubo, aparecen por sorpresa en las arterias principales de algunas ciudades. En 2017 rizaron el rizo implementando en Estados Unidos ‘Uniqlo to go’, máquinas expendedoras en aeropuertos y centros comerciales donde poder adquirir una camiseta térmica o un chaleco plumífero como el que adquiere una coca cola.

Máquina expendedora de Uniqlo en el aeropuerto de Houston
Máquina expendedora de Uniqlo en el aeropuerto de Houston

9. Los vaqueros más limpios del mercado

La firma ha anunciado que en 2025 pretende ser completamente sostenible. Por lo pronto, gracias a una tecnología que utiliza el láser y lavadoras de ozono, ha logrado reducir el gasto de agua en la producción de vaqueros hasta un 99%. La meta es lograr que, poco a poco, aumente la cantidad de plumas recicladas en la confección de abrigos o la fabricación de textiles con plásticos reutilizados.

10. Se bebe sake por obligación

Cada vez que inauguran una tienda celebran un brindis con sake frente a los invitados a la apertura. Se trata de una tradición japonesa milenaria que invoca la buena suerte en los nuevos proyectos. Madrid, por supuesto, no va a ser menos. Habrá sake. Y probablemente colas en la puerta.

Tadashi Yanai junto a Susan Sarandon en la ceremonia del sake que tuvo lugar tras la apertura en Nueva York.
Tadashi Yanai junto a Susan Sarandon en la ceremonia del sake que tuvo lugar tras la apertura en Nueva York.Gettyimages (WireImage)

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_