_
_
_
_
_

Los riesgos detrás de la moda del ‘clean look’: “Seguramente me quedaré calva”

Los expertos desaconsejan realizar con frecuencia peinados que generen mucha tensión en el cabello

Clean look
Capturas de pantalla de Tiktok de chicas haciéndose el 'clean look'.tiktok
Isabel Rubio

“Abusando del clean look (seguramente me quedaré calva)”, afirma una usuaria en la red X. Se refiere al peinado de moda en TikTok. La red social está plagada de tutoriales con millones de visualizaciones de chicas que se hacen recogidos tirantes para despejar el pelo de la cara. Varios dermatólogos expertos en tricología (lo relacionado con el cabello) advierten de los riesgos de este peinado: no solo puede dañar el pelo, sino que también puede provocar una pérdida de cabello en zonas específicas, como frente a las orejas o en la frente. Para entender los riesgos del clean look, es necesario saber cómo se consigue, como destaca Alba Gómez Zubiaur, dermatóloga especialista en tricología y trasplante capilar y directora Unidad Capilar del Instituto Médico Ricart (IMR). “Tutorial para conseguir el clean look perfecto sin bultitos”, indica un vídeo con más de cuatro millones de visualizaciones en TikTok y 186.000 likes. En él, una usuaria asegura haber descubierto una técnica infalible. El primer paso es planchar la raíz —si no tienes el pelo liso—. Después habría que “mojar el pelo para trabajarlo mejor”, hacerse un recogido con cierta tirantez y aplicar sobre el peinado productos fijadores como laca, gomina o cera.

Cada uno de estos pasos conlleva algunos riesgos. Alisar el cabello con altas temperaturas puede modificar los puentes y enlaces entre las cadenas de queratina y dañar la fibra capilar, según Gómez. En gran parte de los tutoriales de TikTok, las usuarias se saltan el paso del alisado y directamente humedecen el pelo para realizarse el peinado. La dermatóloga destaca que el cabello húmedo es más vulnerable y tiene un mayor riesgo de encrespamiento y de romperse al manipularlo. “Salvo en pelos rizados, se recomienda peinar el cabello en seco y no en mojado, para evitar causar fracturas en la fibra capilar”, añade.

Además, el clean look implica llevar el pelo tirante hacia atrás. “Si esa tensión sobre la raíz del pelo —conocida como folículo piloso— se mantiene en el tiempo, puede dañar su crecimiento”, explica la dermatóloga tricóloga Claudia Bernárdez Guerra. Que los peinados tirantes pueden provocar daños a nivel en la raíz capilar es algo que se ha comprobado con profesionales que suelen hacérselos como las gimnastas o bailarinas.

Problemas de alopecia

Si este tipo de peinados se realizan de forma habitual, pueden llegar a provocar alopecia. David Saceda Corralo, miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), indica que esto suele pasarle a quienes tienen una raíz frágil y una predisposición personal. “No se trata de una caída de pelo puntual, o de un daño estético, sino de una alopecia permanente. La raíz puede llegar a cicatrizar”, advierte Saceda, especialista en tricología en el Grupo Pedro Jaén.

Se refiere a la llamada alopecia traccional, que se caracteriza por una pérdida de cabello debido a una tensión continua, prolongada o repetitiva en el cabello. Cristina Pindado, de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar del mismo grupo, explica que la pérdida de pelo suele producirse en áreas concretas del cuero cabelludo. Por ejemplo, en la zona preauricular (el área ubicada justo delante de la oreja) o la frente si se llevan moños o coletas muy apretados.

El riesgo de sufrir este tipo de alopecia aumenta según el grado y la duración de la tracción —el uso de peinados tirantes—, según una revisión de estudios publicada en 2018. Gómez asegura que estos riesgos afectan tanto al cabello liso como al rizado, además de a cabellos gruesos y finos. Sin embargo, “los cabellos rizados sufrirán más durante el alisado, que requerirá unas temperaturas mayores y durante más tiempo”. Además, el cabello fino sufrirá más que el grueso, ya que las capas de cutícula y corteza que lo componen son de menor espesor y está más expuesto a los posibles daños.

Resulta complicado saber si un cabello va a ser más o menos resistente a una alopecia traccional. Los expertos consultados, miembros de la Academia Española de Dermatología y Venereología, explican que si la tracción es mantenida, afectará en todos los casos a la raíz. Saceda pone como ejemplo a las personas negras que tienen un pelo grueso, oscuro y rizado: “Son bastante propensas a tener este problema. Pero no es por el tipo de pelo, sino porque culturalmente llevan peinados a tensión, como pequeñas trenzas”. La alopecia traccional afecta a un tercio de las mujeres de ascendencia africana que se hacen peinados traumáticos durante un período prolongado.

¿Un ‘clean look’ libre de riesgos?

Saceda desaconseja realizarse este tipo de peinados. “Es mejor llevar un moño con poca fuerza o una coleta que permita a la raíz estar suelta”, afirma. Establecer con qué frecuencia se puede realizar el clean look sin poner en riesgo la salud capilar es complicado. El dermatólogo insiste en la importancia de la predisposición personal: “Para que te hagas una idea, hay pacientes que con una cola de caballo normal de toda la vida desarrollan este problema”.

Si se opta por este tipo de peinados, lo mejor es solo hacerlos de forma muy puntual: “No se debería llevar más que un día a la semana, y mejor durante unas horas, liberando el pelo en cuanto se llegue a casa”. “Si el cuero cabelludo duele al hacer el peinado, es mejor que cambiemos de look”, añade Bernárdez. Para un clean look menos dañino para el cabello, Gómez aconseja optar por un recogido bajo o menos tirante. También sugiere trabajar con el cabello seco —menos propenso a la rotura—. Si se usa calor, mejor utilizar antes un protector específico para el pelo y evitar acercar las planchas al tallo capilar.

“Lo mejor es que las gomas con las que se hagan las coletas sean gruesas o usar coleteros de tela para que no corten el cabello y no ajustarlas de manera extrema”, añade Pindado, que también desaconseja abusar de las prótesis cosidas y de peinados como las rastas, las trenzas africanas o las extensiones. Los productos fijadores no tienen por qué dañar el pelo, según Bernárdez: “No es necesario evitarlos si realizamos el peinado de forma ocasional”. Eso sí, la experta insiste en la importancia de lavarse correctamente el pelo con agua templada y “bien de espuma de champú” para retirar el producto y evitar tenerlo en el pelo toda la noche.

Si alguien que suele realizarse este tipo de peinados detecta que tiene menos pelo en la zona preauricular o que su frente se ensancha, es aconsejable que acuda a un dermatólogo especialista en tricología. “Este tipo de alopecia es reversible si lo diagnosticamos y tratamos de una manera precoz, pero si el diagnóstico es tardío puede conducir a alopecia irreversible”, concluye Pindado.

Puedes seguir a EL PAÍS Salud y Bienestar en Facebook, X e Instagram.

Sobre la firma

Isabel Rubio
Es colaboradora de las secciones de Tecnología, Ciencia y Salud de EL PAÍS. Además de seguir de cerca a Apple, Samsung y otros gigantes, prueba dispositivos y analiza el impacto de los avances tecnológicos en la sociedad. También verifica contenidos científicos en la fundación Maldita.es.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_