Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Local BLOGS CRÓNICAS
DEL PAÍS

La Ertzaintza amonesta a un cura que bendecía las calles por el Domingo de Ramos

Un sacerdote burla el confinamiento para echar agua bendita por el centro de Balmaseda, en Bizkaia

Iglesia de San Severino, en Balmaseda. En vídeo, la ertzaintza amonesta al párroco de Balmaseda.

El párroco de la iglesia de San Severino de Balmaseda (Bizkaia) solo quería bendecir a sus vecinos, pero se llevó una reprimenda de la policía autónoma vasca. Su iglesia había convocado a celebrar el Domingo de Ramos desde las casas, respetando el confinamiento de los vecinos, pero no había tenido en cuenta que la medida también obligaba al cura.

"Sal al balcón con tu ramo preparado", indicaba el cartel difundido por redes sociales por la parroquia. "Para no tener que salir de casa, la parroquia se mueve", añadía. "Fran [el párroco] pasará bendiciendo los ramos de los balcones", informó la parroquia de San Severino, para luego detallar el  por el pueblo vizcaíno que pretendía recorrer el religioso. Y así fue. Este domingo, a la una del mediodía anunciada, Francisco Pinilla salió a la calle, según informa el diario El Correo, vestido con su sotana y con un acetre lleno de agua bendita, que iba repartiendo con un hisopo. Pero pronto se topó con la autoridad civil, un furgón de la Ertzaintza, que, para sorpresa del religioso, lo amonestó por no respetar el confinamiento dictado por el estado de alarma y lo mandó regresar a su iglesia. 

Cura Balmaseda
Cartel distribuido por la iglesia de San Severino.

"A pesar de cumplir todas las medidas de seguridad, me han mandado a casa tras realizar el recorrido a pie. Así que lo único que he podido hacer ha sido subir al Puente Romano y hacer el recorrido del río para bendecir a todo le pueblo desde allí, a la que volvía para casa", ha publicado el sacerdote en Facebook, según recoge el diario vasco.

En un comunicado difundido este lunes, la Diócesis de Bilbao excusa al párroco señalando que había comunicado la idea tanto al Ayuntamiento de Balmaseda como a la Ertzaintza. En un vídeo difundido por el obispado, el párroco señala que mostró a los ertzainas el documento con la autorización del consistorio para hacer su recorrido, pero que los agentes consideraron que no era suficiente para justificarlo, por no tratarse de una cuestión de primera necesidad. "Seguiremos viviendo la Semana Santa por WhatsApp y por YouTube", se ha dirigido Pinilla a sus fieles en el mismo vídeo.

También este domingo, la policía local de Sevilla interrumpió y dio fin a una misa que se celebraba en una azotea de la calle Pagés del Corro. Pasado el mediodía, el párroco comenzó la eucaristía en compañía de otros religiosos, dos de los cuales tocaron la guitarra. Habían conectado un altavoz para que el sonido llegara con claridad a los vecinos de los edificios cercanos, y fueron algunos de ellos los que avisaron a la policía al entender que se incumplían las restricciones de confinamiento. Según recoge el diario Abc, a mitad de la celebración se presentaron en el tempolo tres patrullas de la policía local y otras tantas de Policía Nacional. Al disolver la celebración, los agentes recibieron los abucheos de unos vecinos desde un bloque cercano.

Procesión de mantillas

El pasado viernes un grupo de mujeres burló el confinamiento y marchó en procesión por las calles de Porcuna (Jaén). Según publica el diario Ideal, las mujeres portaban velas e iban ataviadas con mantillas, y trajes hechos en algún caso de cartones y bolsas de basura negra. El hecho ha suscitado la indignación de vecinos y del alcalde de la localidad, que ha conminado a las autoras a pedir perdón y acatar la posible sanción que les corresponda. 

Misa en solitario del párroco de San Cristóbal, este domingo. ampliar foto
Misa en solitario del párroco de San Cristóbal, este domingo.

En Vitoria, otro párroco se las ingenió para bendecir a sus feligreses, en este caso sin contravenir ninguna medida de seguridad. El cura de la iglesia de San Cristóbal llenó los bancos y parte de las paredes de su iglesia de fotografías enviadas por sus feligreses. Según recoge El Correo, el religioso ha recibido la felicitación de su diócesis. "Gracias, Rubén. ¡Eso es creatividad y dedicación por tu comunidad!", ha apuntado el obispo de la ciudad, Juan Carlos Elizalde.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información