Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
VOX

Ortega Smith se niega a retractarse de sus falacias sobre las Trece Rosas

El secretario general de Vox evita acudir al acto de conciliación y envía a un abogado en su nombre

El secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, en una imagen de archivo. En vídeo, las declaraciones de Ortega Smith en TVE el pasado 4 de octubre.

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, ha puesto demasiados peros en el acto de conciliación que este viernes reunía en el Juzgado de Primera Instancia número 40 de Madrid al dirigente de extrema derecha —que ha evitado acudir en persona y ha enviado a un abogado en su nombre—, a la asociación 13 Rosas de Asturias y a los sobrinos de Dolores Conesa, una de las jóvenes fusiladas en las tapias del cementerio de la Almudena el 5 de agosto de 1939. El político de la formación ultra ha rechazado retractarse públicamente de las falacias y descalificaciones que vertió en la televisión sobre las Trece Rosas, cuando aseguró que habían "torturado, asesinado y violado vilmente". "Cometieron crímenes brutales en las checas", declaró durante una entrevista en TVE, pese a que la propia documentación del régimen franquista lo desmiente.

Las partes estaban citadas a las 9.00 de este viernes, pero Ortega Smith ha evitado acudir personalmente al juzgado. En su lugar, se ha presentado un letrado para hablar en su nombre. Ha sido entonces cuando la letrada de la Administración ha ofrecido a las dos partes un pacto. Los denunciantes retiraban dos de sus exigencias (que el dirigente tuviese que pagar una indemnización de 10.000 euros que iba a donarse a un colectivo relacionado con la memoria histórica y que fuese condenado a trabajos de exhumación de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura) y, a cambio, el secretario general de Vox se disculpaba públicamente. Una opción que, en un primer momento, los demandantes han visto con buenos ojos, pero que han rechazado después.

"Quería introducir varios peros", ha detallado Eduardo Ranz, abogado de los denunciantes. Según la formación ultra, solo querían añadir "matizaciones" al escrito y asegurar que las Trece Rosas pertenecieron a organización donde se "había torturado, asesinado y violado vilmente". "La ofensa se mantenía", ha sentenciado el letrado, que anunció que ahora interpondrán una querella contra Ortega Smith ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo por calumnias e injurias graves con publicidad.

Las Trece Rosas, la mayoría militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), fueron condenadas en un consejo de guerra por la acusación genérica de "adhesión a la rebelión". No hay en su sentencia ni rastro de los delitos que les atribuyó el político de Vox. Según Carlos Fonseca, autor del libro Trece rosas rojas, solo algunas de las 13 mujeres estuvieron en el frente durante la guerra y “la mayoría trabajó en la retaguardia” realizando labores, por ejemplo, en hospitales. Apenas 48 horas después del veredicto, fueron fusiladas en la madrugada del 5 de agosto de 1939 en el madrileño cementerio de la Almudena. Solo cinco eran mayores de edad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información