Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El episodio de calima de Canarias bate récords de temperatura

El fenómeno, que comenzará a remitir esta tarde y que el martes se dará por concluido, tiene opciones de ser histórico

Una turista se protege de la calima el sábado con un pañuelo por las calles de Puerto del Rosario. En vídeo, la calima dificulta aún la vida en Las Palmas.

El episodio de calima que este domingo dejó prácticamente incomunicado al archipiélago canario tiene visos de ser inédito, aunque todavía es pronto para saber si ha sido el mayor de la historia ya que todavía no ha terminado. Estas son sus claves:

Arriba, vista de La Tejita, en el sur de Tenerife, un día normal. Debajo, distintas secuencias el episodio de calima.
Arriba, vista de La Tejita, en el sur de Tenerife, un día normal. Debajo, distintas secuencias el episodio de calima.

¿Qué es la calima? Arena y polvo en suspensión, un fenómeno que ocurre "con relativa frecuencia en invierno en Canarias, aunque no de estas dimensiones", aclara Jesus Agüera, delegado en las islas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Son "partículas secas invisibles al ojo, pero lo suficientemente numerosas como para dar al cielo una apariencia opalescente", añade el Meteoglosario de Aemet, que especifica que el término se usa "cuando coinciden visibilidad reducida y humedad relativa menor del 70%". Esta humedad es lo que diferencia calima de bruma.

¿Cuáles son las causas del actual episodio? Una depresión aislada en niveles altos (dana), que se descolgó de la circulación general y se situó sobre Canarias creando "un efecto succión", y el anticiclón atlántico sobre las Azores. "La conjunción de ambos dio lugar a un flujo de viento muy intenso del este, procedente de África, a todos los niveles atmosféricos, que ha arrastrado una gran cantidad de polvo sobre las islas", detalla Agüera, que recuerda que en Canarias se le llama "tiempo del este".

Precedentes más graves. Se trata de uno de los episodios más fuertes que se recuerdan, superando al histórico día de Reyes de 2002. Como ejemplo, un dato: a las cuatro de la tarde del domingo, la concentración de partículas inferiores a 10 micras (PM10) era 60 veces superior al valor medio diario máximo recomendado. "Tenemos que buscar en los archivos porque si no estamos ante un episodio único, hacía muchos años que no se producía", certifica Agüera, que no recuerda "dos días consecutivos como estos, con tanta reducción de visibilidad y tanta concentración de partículas, con una persistencia de viento tan intenso y con los problemas que ha generado de cierre de espacio aéreo".

Evolución de la entrada de aire en suspensión del viernes al domingo
Evolución de la entrada de aire en suspensión del viernes al domingo

Vientos huracanados. El viento medio ha estado por encima de los 70 kilómetros por hora de forma generalizada en todo el archipiélago y se han registrado incluso vientos huracanados, es decir, de más de 120. Las rachas máximas se han medido en Tenerife: en Izaña, a 2.500 metros, se ha llegado a 162 km/h; en Agulo, a 135,7, y en Roque de los Muchachos, a 127,8.

Temperaturas muy altas. El domingo se batieron cuatro récords absolutos de temperatura para el mes de febrero en Canarias, tres de mínimas y uno de máxima. Así, en los aeropuertos de La Palma, Tenerife sur y Gran Canaria se midió la mínima más alta jamás registrada, con 20,9ºC, 23,9ºC y 22,3ºC respectivamente, mientras que en el aeródromo de Tenerife Sur se llegó a 30ºC, la máxima más alta en la historia de este observatorio. "Este lunes ha llegado a 32ºC en La Aldea, a casi 32ºC en Tenerife sur, 31,4ºC en Adeje, que ya veremos sin son récord. Superar los 30 grados es muy significativo para esta época del año, lo normal en las costas sería de 21/22Cº y en las cumbres, de 10ºC", afirma el meteorólogo. 

Qué visibilidad había. "Se dio un aviso amarillo —para este fenómeno solo existe el primer nivel de alerta el por una visibilidad menor de 1.500 metros pero bajó incluso de los 400 el sábado en Gran Canaria, la isla más afectada", precisa Agüera. El domingo, en el aeropuerto de Tenerife Sur no se veía a más de 450 metros; en Tenerife Norte, a 500; en Gran Canaria, a 550; en Lanzarote, a 800... 

Hasta cuándo va a durar. El fenómeno ha tenido dos fases, una primera entrada de calima el sábado y una segunda y más fuerte el domingo. Lo peor ha pasado, ya que este lunes no hay ningún aviso activo en Canarias. El delegado de Aemet avanza que "la dana se está debilitando y el viento está amainando", por lo que se producirá una progresiva bajada de la concentración de calima a partir de esta tarde. "El martes entrarán los vientos alisios, que renovará la atmósfera y daremos por terminado el episodio", concluye.

La calidad del aire, de las peores del planeta. La calima ha convertido la calidad del aire en Canarias en una de las peores del planeta, según Air Quality Data, un organismo que provee de datos al Gobierno de Canarias y a la European Environment Agency. “Además del efecto que tiene el material inerte —especialmente para las personas que tienen dolencias crónicas como asmas, alergias e insuficiencias cardiacas, hay que considerar la posible presencia de microorganismos. Por ejemplo, las concentraciones de determinados hongos ubicuos suben significativamente cuando se produce un episodio de calima, aumentando el efecto sobre la población alérgica”, explica la doctora Cristina González Martín, del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias. El Índice de Calidad del Aire se calcula a partir de los datos de los distintos contaminantes recogidos en las estaciones de medida de la Red de Control y Vigilancia de la Calidad del Aire de Canarias. Según esta red, Gran Canaria alcanzó los 2.000 microgramos por metro cúbico mientras que en islas occidentales como Tenerife se registraron los 1.000 microgramos, muy lejos de los 50 recomendados por la OMS, informa Pedro Murillo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información