TEMPORAL

La calima azota Canarias y obliga a suspender varios vuelos

La situación se mantendrá hasta el miércoles

Las Palmas de Gran Canaria - 06 ene 2002 - 23:00 UTC

La calima ha invadido casi todo el archipiélago canario, sobre todo Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, produciendo un paisaje desolador en las zonas urbanas. El tráfico ha quedado disminuido por la falta de visibilidad y ya hay personas que están presentando problemas respiratorios. Además, la situación ha obligado a suspender vuelos en Lanzarote y Fuerteventura.

La calima está afectando en mayor medida a Gran Canaria. Allí, los vehículos que en este día de Reyes decidieron circular tuvieron que encender las luces desde media tarde porque el polvo en suspensión no permite ver más allá de pocas decenas de metros.

Más información

La densidad de la calima dificulta la respiración en general y de forma particular ha comenzado a afectar a las personas asmáticas, por lo que varias han solicitado atención en el Hospital General de Gran Canaria Doctor Negrín.

El Servicio Canario de Salud aconseja a los más afectados cerrar las ventanas, no hacer ejercicio físico, procurar estar en un ambiente seco y salir de las viviendas lo menos posibles.

La alerta por el tiempo adverso se mantiene en toda la provincia y se espera un recrudecimiento de la densidad de la calima, que según las predicciones meteorológicas se mantendrá de forma extrema las próximas horas y no remitirá hasta el próximo miércoles.

Los vuelos que tenían previsto aterrizar y despegar ayer por la noche de los aeropuertos de Lanzarote y Fuerteventura fueron cancelados con motivo de la espesa calima, que se mantendrá hasta el miércoles, y ha reducido la visibilidad al mínimo, por lo que Binter Canarias ha cancelado sus conexiones.

El puerto de La Luz y Las Palmas continúa abierto, aunque los viajes a Fuerteventura han sido cancelados por el estado del mar, ya que no están operativos ni el muelle de Morro Jable ni el de Puerto del Rosario.

Los vuelos que tenían que llegar a Lanzarote y Fuerteventura fueron desviados a Gran Canaria, donde la visibilidad es de apenas 50 metros, por lo que algunas compañías han decidido aterrizar en Tenerife, que también está afectada por el denominado polvo en suspensión, según fuentes de Aena, que no descartan que también se cancelen los vuelos en las islas capitalinas.

El puerto de La Luz y Las Palmas continúa abierto, aunque los viajes a Fuerteventura han sido cancelados por el estado del mar, ya que no están operativos ni el muelle de Morro Jable ni el de Puerto del Rosario.

Las olas y el temporal han provocado varias soltaduras de cabos, la mayoría en el puerto grancanario, que han sido atendidas rápidamente por los remolcadores que se encontraban alerta.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50