Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viento, la calima y el fuego mantienen en alerta Canarias

Suspendidas este lunes las clases de educación infantil mientras todos los aeropuertos operan aunque con restricciones

Torre de control del aeropuerto de Las Palmas. En vídeo, 150 efectivos han trabajado durante toda la noche para controlar el incendio en Tasarte. REUTERS | Vídeo: Atlas

Canarias ha despertado este lunes cubierta de nuevo por la calima, el polvo rojo arrastrado por el viento desde el Sáhara que durante el fin de semana ha paralizado los transportes en las islas. Tras dos días de viento, arena y fuego, se espera que esta misma tarde remita, aunque los vientos no van a dar descanso a los incendios que también se han declarado en el archipiélago: este lunes se espera viento del sudeste, más intenso al Este, con rachas que pueden superar los 90 kilómetros por hora en Lanzarote y Fuerteventura, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las clases de educación infantil han sido suspendidas para este lunes, mientras todos los aeropuertos insulares han vuelto a operar, aunque con "restricciones de seguridad" debido a los problemas de visibilidad provocados por la arena desértica en suspensión. No obstante, el Gobierno insular mantiene la situación de alerta.

Las islas de La Graciosa, Fuerteventura y Lanzarote fueron las primeras en sufrir el embate de rachas de viento que superaron los 90 kilómetros por hora, pero las mayores incidencias del fin de semana se registraron en Gran Canaria y Tenerife. La tormenta de polvo y viento con rachas que llegaron a alcanzar en algunos puntos los 160 kilómetros por hora obligaron a cerrar los siete aeropuertos del Archipiélago debido a la escasa visibilidad, y se cancelaron todos los actos previstos por las fiestas del carnaval.

La fuerza de los vientos, además, mantiene en situación de alerta al Gobierno de Canarias, debido a que está haciendo muy difícil el control del incendio declarado este fin de semana en la Degollada de Tasarte, en La Aldea de San Nicolás, el cual ha perdido fuerza en algunos puntos, pero ya afecta a la Reserva Natural de Inagua, en la isla de Gran Canaria.

El fuego ha afectado ya a más de 300 hectáreas de terreno y ha obligado a evacuar a más de 200 personas, incluidos los barrios de El Hoyo y Tocodomán, situados en el municipio de La Aldea, de forma preventiva. En el lugar se encuentran trabajando unos 150 efectivos, todos por tierra, ya que los medios aéreos no están operativos por la peligrosidad que suponen las condiciones meteorológicas, con viento racheado y escasa visibilidad por la calima.

La Consejería de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias ha declarado la suspensión de las clases este lunes 24 de febrero en las escuelas infantiles dependientes de la consejería ante la adversa previsión meteorológica. Las escuelas infantiles son las siguientes: en Gran Canaria, Aridaman, Las Folías, Santa María de Guía, La Atalaya; en Tenerife, Anaga, Añaza, Asunción, Betenuya, Niño Jesús, Aguamansa, El Drago, Virgen del Carmen; y en La Palma, San Miguel Arcángel.

Mientras, ya han sido reabiertos los ocho aeropuertos canarios, aunque con restricciones por la baja visibilidad. "La mejoría meteorológica durante la noche ha permitido restablecer el tráfico aéreo en todos los aeropuertos canarios, aplicando restricciones por seguridad", ha tuiteado esta mañana el Ministerio de Fomento.

Más de 800 vuelos se vieron afectados el domingo, dejando en tierra a miles de pasajeros, pero durante la noche ya empezaron a partir aviones., "A estas horas [los aeropuertos] están trabajando de manera normalizada", ha indicado esta mañana en TVE el presidente regional de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información