Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO BALDA

Detenido en España el jefe de inteligencia del Gobierno de Correa para su extradición a Ecuador

Pablo Romero Quezada es requerido por las autoridades ecuatorianas por los delitos de secuestro y extorsión por el 'caso Balda'

Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional.
Imagen de archivo de un agente de la Policía Nacional.

La policía ha detenido en España Pablo Romero Quezada, quien fue secretario nacional de Inteligencia de Ecuador (SENAIN) con el Gobierno de Rafael Correa, para su extradición a ese país. La justicia ecuatoriana le requiere por los delitos de secuestro y extorsión por su presunta participación en el intento de secuestro del exasambleísta Fernando Balda, quien había sido condenado en Ecuador por calumnias contra el expresidente Correa y que estaba prófugo en Colombia.

El exfuncionario fue detenido el martes en la localidad madrileña de Torrelodones (30 kilómetros al noreste de la capital) por orden de la sección tercera de la Audiencia Nacional, según han informado fuentes policiales. Romero Quezada ha ingresado en prisión donde permanecerá hasta su entrega. El arresto se produce veinte meses después de que la Audiencia Nacional lo dejara en libertad tras su primer arresto en España por su presunta implicación en el intento de secuestro de Balda, un caso en el que fue involucrado también el expresidente Correa. Desde entonces, una vez que las autoridades ecuatorianas solicitaron la entrega del antiguo jefe de los servicios de Inteligencia, la Audiencia Nacional accedió a la extradición.

La jueza ecuatoriana Daniella Camacho considera que Romero es responsable del operativo por el que agentes secretos ecuatorianos, bajo sus órdenes, supuestamente intentaron secuestrar al opositor Balda en agosto de 2012 en Colombia. Balda estuvo retenido durante unos noventa minutos, porque la policía colombiana frustró el secuestro a raíz de la llamada de un taxista. Por esta causa han sido condenados dos agentes secretos ecuatorianos a un año y nueve meses de prisión, dado que ambos colaboraron con la justicia y señalaron al expresidente Correa y a Romero Quezada como los responsables de ordenar el secuestro.

Romero Quezada solicitó asilo político en España, sin que hasta el momento se le haya notificado la respuesta, han indicado a Efe fuentes de su entorno, que dan por hecha la denegación de esa protección. Por ese caso, el Ministerio Fiscal dictó en julio una orden de prisión preventiva que el exmandatario se negó a acatar. Correa no ha regresado a Ecuador. El exmandatario reside en Bélgica desde que fue sustituido en el Gobierno por Lenín Moreno, quien fue su vicepresidente entre 2007 y 2013, pero rompió por completo con la línea de su gestión.

La organización Red Internacional de Organizaciones de la Sociedad Civil Ecuatoriana (RED) ha rechazado la entrega a Ecuador de quien consideran "un perseguido político", según su secretario general, Manel García, quien la atribuye a la "persecución política sistemática" a quienes participaron del Gobierno de Correa, ha indicado en un comunicado difundido en las redes sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información