Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los últimos 200 etarras en cárceles españolas

Durante 2020 serán excarcelados una veintena de presos de la banda hasta dejar su número en mínimos históricos

Etarras
Concentración de los sindicatos vascos celebrada en Bilbao el pasado 17 de enero contra la política penitenciaria que se aplica a los presos de ETA.

El 1 de enero abandonaba la cárcel de Albolote (Granada) la integrante del comando Madrid Agurtzane Delgado Iriondo, tras 19 años en prisión. Dos días después quien lo hacía era Javier Chimeno Inza, tras 24 años entre rejas. El 5 de enero se producía la excarcelación de Ekaitz Samaniego Curiel, hasta entonces en el Centro Penitenciario de Zuera (Zaragoza) y tras cumplir una condena de ocho años. Son los tres primeros reclusos de ETA que abandonan la cárcel en 2020 del total de 20 que lo harán a lo largo del año, según los datos coincidentes que manejan fuentes de la izquierda abertzale,del Gobierno vasco y del propio Ministerio del Interior. Todos ellos quedarán en libertad tras haber cumplido sus penas, en muchos casos sin haber disfrutado de beneficios penitenciarios al estar clasificados en primer grado penitenciario, el más duro.

Este goteo de salidas hará que el próximo 31 de diciembre queden 200 reclusos de la organización terrorista en cárceles españolas (hay una treintena más en prisiones francesas), una cifra muy alejada de los 559 (más otros 114 en cárceles en el extranjero) que había cuando la organización terrorista anunció en octubre de 2011 “el cese definitivo de la violencia” o de los 243 (más 53 en Francia y uno en Portugal) que permanecían encarcelados en abril de 2018, al anunciar la banda su disolución. Ayer eran 217 presos, según datos de Interior a los que ha tenido acceso EL PAÍS. A ellos hay que sumar 37 en Francia. Etxerat, la asociación de familiares de presos de ETA, reduce esta cifra a 205 (36 en cárceles francesas) al excluir a 13 reclusos disidentes que, por diferentes motivos, se han desmarcado del colectivo de presos (EPPK en sus siglas en euskera).

Presos de ETA en cárceles

españolas

A fecha de ayer, las prisiones españolas acogían a 217 reclusos de la banda terrorista.

Presos

10

5

1

En las tres prisiones del País Vasco hay actualmente recluidos siete presos de la banda

1

1

5

15

11

Las prisiones con más internos de la banda son Picassent (Valencia) y Puerto III (en Cádiz)

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Presos de ETA en cárceles españolas

A fecha de ayer, las prisiones españolas acogían a 217 reclusos de la banda terrorista.

Presos

10

5

1

En las tres prisiones del País Vasco hay actualmente recluidos siete presos de la banda

1

1

5

15

11

Las prisiones con más internos de la banda son Picassent (Valencia) y Puerto III (en Cádiz)

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Presos de ETA en cárceles españolas

Presos

A fecha de ayer, las prisiones españolas acogían a 217 reclusos de la banda terrorista.

10

5

1

Villabona-Llanera

Teixeiro

Basauri

Martutene

El Dueso

Monterroso

1

En las tres prisiones del País Vasco hay actualmente recluidos siete presos de la organización terrorista

1

Álava-Zaballa

Pamplona

Mansilla

A Lama

Dueñas

5

Burgos

Logroño

Zaragoza-Zuera

Villanubla

Daroca

Topas

Soria

Albocasser

Brieva

Madrid V- Soto

Teruel

Madrid III-Valdemoro

Madrid VII

-Estremera

Castellón

Madrid VI-Aranjuez

Cáceres

Ocaña I

15

Picassent

Herrera de la Mancha

Villena

Badajoz

Campos del Río

Córdoba

Jaén

Alicante

Huelva

Morón

Albolote

El Palmar

Almería

Puerto I

Puerto III

Las prisiones con más internos de la banda son Picassent (Valencia) y Puerto III (en Cádiz)

11

Algeciras

Fuente: elaboración propia.

EL PAÍS

Los últimos 200 etarras en cárceles españolas

Goteo hasta 2024

El goteo de excarcelaciones continuará en los siguientes cuatro años con la puesta en libertad de otro medio centenar de presos, según las estimaciones que hace Sare, la plataforma ciudadana de apoyo a los presos vascos que el pasado 11 de enero reunió a 65.000 personas en las calles de Bilbao para reclamar su acercamiento a prisiones próximas al País Vasco. Pasados esos años, esta organización augura que las puestas en libertad se frenarán, ya que muchos reclusos de ETA fueron juzgados tras la reforma del Código Penal de 2003 que elevó el cumplimiento efectivo de la pena de los 30 a los 40 años.

Esta previsible reducción en el número de excarcelaciones a partir de 2025 —“el problema va a ser la situación de los últimos 150 presos”, señala a este diario un dirigente de EH Bildu que pide mantener el anonimato— convierte en clave la política penitenciaria del Gobierno del PSOE. El Ejecutivo vasco que encabeza Iñigo Urkullu (PNV) pidió el pasado 16 de enero el acercamiento de todos los presos etarras aunque no renieguen de la banda armada.

Lo hizo tras constatar que desde que Pedro Sánchez asumió la presidencia en julio de 2018 la entonces anunciada flexibilización de la política penitenciaria se había traducido en una treintena de traslados de presos y la concesión de 28 nuevos segundos grados hasta alcanzar un total de 56 —lo que permite a estos reclusos solicitar algunos beneficios penitenciarios como permisos—, además de algunas semilibertades, según los datos facilitados por Instituciones Penitenciarias a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT). Desde entonces, otro recluso, el exdirigente de la banda Joseba Arregi Erostarbe, Fiti, ha sido acercado; y un segundo, Gorka Fraile, ha conseguido el tercer grado y ha sido trasladado a la prisión de Pamplona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información