Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Londres advierte a Gibraltar de que no puede negociar por su cuenta el libre movimiento de personas

El ministro principal, Fabian Picardo, sugirió que el Peñón se incorporara a Schengen

Gibraltar y Brexit
Una bandera española ondea en el lado español de la frontera con Gibraltar. AP

El Gobierno de Boris Johnson ha echado este lunes un jarro de agua fría a las pretensiones de Fabian Picardo. El ministro principal de Gibraltar sugirió en los últimos días que la colonia podría beneficiarse de la adhesión al Tratado de Schengen, que garantiza la libertad de movimientos de personas en territorio comunitario sin necesidad de pasaporte. "Una vez que abandonemos la UE, el Reino Unido negociará su futura relación en nombre de toda la familia que lo compone, y eso incluye Gibraltar. A través de una estrecha colaboración, los gobiernos del Reino Unido y de Gibraltar han respaldado siempre aquellos acuerdos fronterizos con España que faciliten la fluidez [de paso] y la prosperidad compartida en la región", ha dicho un portavoz del Gobierno británico citado por la BBC. "El Reino Unido, incluido Gibraltar, no forma parte de la zona Schengen", ha concluido el citado portavoz.

Picardo había explicado el pasado viernes a la agencia de noticias AFP las ventajas de que Gibraltar permaneciera en ese espacio fronterizo. "Si uno observa otros microestados en Europa, todos participan de los beneficios de áreas comunes de viaje con Schengen, aunque no formen parte del todo del sistema de información de Schengen", dijo. "Y todas estas cosas deberán ser tenidas en cuenta en el contexto de las negociaciones futuras", añadió.

El libre movimiento de ciudadanos europeos ha sido una de las causas fundamentales por las que el Brexit ha contado con amplio apoyo entre los británicos, justificada o injustificadamente. El Gobierno de Johnson se ha propuesto limitar, en cuanto concluya el periodo de transición, el 31 de diciembre de 2020, el libre acceso de comunitarios a la isla, y someterlo al mismo criterio de cuotas y méritos que el resto de inmigrantes de otras zonas del mundo.

Cerca de 15.000 personas acceden diariamente a Gibraltar para trabajar. El temor a que el Brexit pusiera en riesgo el estado actual llevó a que una gran mayoría de habitantes del Peñón lo rechazara (un 96%) en el referéndum de 2016. El Gobierno español forzó las negociaciones con la ex primera ministra, Theresa May, con amenaza incluida de veto, para que Madrid tuviera voz en cualquier decisión futura sobre Gibraltar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información