Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El anuncio de una cuarta vicepresidencia descoloca a Podemos

La cuota de poder de Pablo Iglesias queda reducida con la entrada de Teresa Ribera

Iglesias, este martes a su llegada al Congreso. En vídeo, malestar en Unidas Podemos por las cuatro vicepresidencias.

El Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos aún no ha echado a andar, pero ya ha comenzado el ruido. El anuncio por goteo de los cargos que formarán parte del Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez ha generado los primeros roces entre los socios. La confirmación este jueves de La Moncloa de que habrá cuatro vicepresidencias, tres de ellas en manos del PSOE y lideradas por mujeres, ha cogido por sorpresa a Podemos. Pablo Iglesias, que será vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, ve así reducida su cuota de poder.

Durante la larga negociación que libraron Iglesias y Sánchez tras las elecciones del 10-N se habló de que habría tres vicepresidencias, dos para el PSOE —lideradas por Carmen Calvo y Nadia Calviño— y otra bajo el mando de Iglesias. Fuentes de Podemos han descartado entrar a valorar la decisión unilateral del presidente, pero el malestar en su entorno es evidente. La cuota de poder de Unidas Podemos queda diluida con la entrada como vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico de Teresa Ribera.

No es el primer roce que surge desde la investidura de Pedro Sánchez este martes. La filtración de los ministros de Unidas Podemos y de las competencias de la vicepresidencia de Iglesias un día después de la votación en el Congreso ya generó suspicacias en el PSOE. El miércoles se supo que el líder de Unidas Podemos estaría al frente de la segunda vicepresidencia del Ejecutivo, de la que dependerías dos áreas: Derechos Sociales y Agenda 2030. Es esta segunda la que podría entrar en colisión con la nueva vicepresidencia de Ribera.

La Agenda 2030 reúne los objetivos de Naciones Unidas para el desarrollo sostenible, con especial incidencia en la lucha contra la pobreza y contra la emergencia climática. Ribera será responsable de Transición Ecológica y, tras el anuncio de este jueves, pasa a estar igualada jerárquicamente a Iglesias.

Nunca hasta ahora un presidente de España había tenido cuatro vicepresidentes. El primer Gobierno de coalición desde la Segunda República funcionará a través de una compleja estructura de poder en la que se contemplan hasta una veintena de ministerios. La relación entre ellos, especialmente entre aquellos que dependen del PSOE y los dirigidos por Unidas Podemos, será una de las primeras pruebas a las que tendrá que hacer frente el nuevo Ejecutivo para dar sensación de unidad y no de funcionar como dos gobiernos paralelos. El reparto de poder que se acordó durante la negociación, en la que se descartó la posibilidad de hacer equipos mixtos con miembros de ambos partidos dentro de los ministerios, es uno de los primeros obstáculos.

Tanto PSOE como Unidas Podemos son conscientes de las dificultades. La relación entre las dos formaciones nunca ha sido fácil a pesar del buen tono que utilizan ambos líderes desde las elecciones de noviembre, cuando el auge de la derecha en las urnas les hizo ver que estaban ante la última oportunidad de salvar por la mínima un Gobierno de izquierdas. Las diferencias que tanto Sánchez como Iglesias mostraron públicamente tras las elecciones del 28-A, en la investidura fallida y durante la campaña de noviembre no quedan tan lejos.

Para evitar problemas, este miércoles ambas formaciones firmaron un protocolo de actuación con 20 medidas específicas sobre el correcto funcionamiento del Gobierno. Muchas de estas se refieren a la comunicación bilateral de las distintas iniciativas y medidas que aborde cada área de trabajo. En cualquier caso, la elección y configuración del Ejecutivo es una facultad que depende en exclusiva del presidente. Unidas Podemos rompió el silencio que envolvía a la composición del Gobierno al filtrar los nombres de sus ministros, para sorpresa del PSOE. Y este jueves Pedro Sánchez decidió cambiar el paso con el anuncio de una nueva vicepresidencia. Sorpresa para Iglesias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información