Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez acepta que la mesa de diálogo con la Generalitat arranque en 15 días y someta los acuerdos a una consulta

El presidente en funciones se compromete a debatir todas las propuestas que presenten los independentistas

Pere Aragonés pronuncia este jueves un discurso durante el Consell Nacional de ERC tras la aprobación del acuerdo con el PSOE para la investidura de Sánchez. En vídeo, declaraciones de Aragonès.

El acuerdo entre el PSOE y ERC, difundido y firmado este jueves por ambos partidos, establece la creación de una "mesa bilateral de diálogo, negociación y acuerdo" para resolver "el conflicto político" en Cataluña. En el documento, de dos folios, el Gobierno central en funciones se compromete a mantener un "diálogo abierto sobre todas las propuestas presentadas" por los independentistas, que aportarán sus ideas "con libertad de contenidos" y "sin más límites que el respeto a los principios que rigen el ordenamiento jurídico democrático". El pacto facilita la abstención de los diputados de ERC para permitir la investidura de Pedro Sánchez.

Esa mesa bilateral de diálogo iniciará sus trabajos en un plazo de 15 días desde la formación de Gobierno, según el documento, aunque ERC no preside la Generalitat, en manos de Quim Torra (Junts per Catalunya). Ambas partes se comprometen a someter "en su caso" a una "consulta a la ciudadanía de Cataluña" los acuerdos a los que lleguen en esa negociación "de acuerdo con los mecanismos previstos o que puedan preverse [cambiando la ley] en el marco del sistema jurídico-político". El Gobierno ha negado siempre la posibilidad de un referéndum de autodeterminación. El texto no cita en ningún momento la Constitución.

La mesa es un órgano nuevo, ya que el documento aclara que se coordinará "con otros espacios de diálogo institucionales y parlamentarios ya existentes" que, según el texto, "deberán potenciarse". Entre otros, la comisión bilateral Generalitat-Estado que recoge el Estatuto de Autonomía de Cataluña y la mesa de partidos en el Parlamento catalán.

El pacto resume la situación en Cataluña como "un conflicto político" y asegura que "solo puede resolverse a través de cauces democráticos, mediante el diálogo, la negociación y el acuerdo, superando la judicialización del mismo". En el acuerdo, ambos partidos se comprometen a establecer "mecanismos" para garantizar "el mantenimiento" de la mesa de diálogo y "el cumplimiento de los acuerdos" a los que lleguen.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información