Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urkullu pide a los partidos “aunar” fuerzas para lograr un nuevo Estatuto

El lehendakari dice en el discurso de fin de año que lo fácil es acordar entre quienes piensan igual

 El lehendakari junto al Árbol de Gernika en el discurso de 2019.
El lehendakari junto al Árbol de Gernika en el discurso de 2019. EFE

Urkullu quiere un amplio acuerdo entre diferentes, para hacer frente a los retos políticos sociales y económicos de Euskadi. En un discurso de fin de año sin alusiones al reciente acuerdo de investidura entre el PNV y el PSOE, Urkullu apela a la responsabilidad de las fuerzas vascas para armar un nuevo consenso que supere al que logró en su día el de Gernika. Pese a las dificultades, el lehendakari ha explicado que "lo fácil es acordar ese futuro solo entre quienes piensan igual. Lo difícil es ampliar y ensanchar los acuerdos entre diferentes". Urkullu, que afronta el final de la legislatura sin sobresaltos, después del pacto presupuestario firmado con Elkarrekin Podemos, reconoce que la incorporación del PP y de EH Bildu al pacto estatutario es difícil pero alaba, aunque sin citarlo el esfuerzo de socialistas vascos, sus socios de Gobierno, y del partido morado porque "representa un cambio de actitud, una forma más abierta e inclusiva de entender el “nosotros y nosotras” del pueblo vasco.

Urkullu ha elegido el árbol de Gernika como escenario para hablar de los retos de futuro del pueblo vasco y ha recordado el aniversario de la salida al exilio del lehendakari José Antonio Agirre y su Gobierno, así como el 40 aniversario del regreso del exilio de Jesús María Leizaola. En ese contexto se ha referido a Euskadi como una comunidad que busca nuevos horizontes y oportunidades, manteniendo su identidad y vínculo con Euskadi. "Nos encontramos en pleno debate sobre el futuro del Autogobierno vasco", ha explicado apenas un mes después de que los expertos designados por cada partido hayan remitido a la Ponencia parlamentaria de Autogobierno, los informes con los acuerdos y los disensos. PNV, PSE y Elkarrrekin Podemos han logrado un documento en el que han pactado numerosos avances sociales, aunque discrepan en otros como el derecho a decidir. "La clave es hacer un esfuerzo por aunar. Ampliar los puntos de encuentro desde el respeto", ha dicho.

Para Urkullu, el árbol de Gernika simboliza los valores y aspiraciones de los vascos, "nuestros derechos históricos. También las injusticias padecidas y, sobre todo, la capacidad de seguir adelante de este Pueblo", ha dicho para, a renglón seguido pedir compromiso ante los retos del futuro. El lehendakari ha citado como su principal objetivo el logro de un empleo de calidad, especialmente, para "las y los jóvenes", y un nuevo modelo de empresa más participativa e inclusiva. En segundo lugar, ha citado al reto ecológico. "La emergencia climática, la transición energética o la movilidad sostenible forman parte de nuestras prioridades. Son parte de la agenda de las instituciones y la sociedad vasca. Necesitamos aunar compromisos y capacidades", ha precisado. Después ha citado el reto demográfico para lo que ha dicho que es necesario un cambio cultural y "recursos para ayudar a las familias y a la conciliación", y en cuarto lugar se ha marcado como objetivo la "integración y la solidaridad" con quienes llegan a Euskadi.

"Hemos presentado el Pacto Vasco para la Migración, un acuerdo de instituciones y entidades sociales para compartir una respuesta positiva de acogida e integración. Somos un pueblo acogido, debemos ser un pueblo acogedor", ha proclamado en un discurso de fin de año en el que tampoco ha olvidado la igualdad entre hombres y mujeres. "No podemos olvidar las políticas públicas para avanzar en la igualdad efectiva entre hombres y mujeres", ha explicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >