Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PNV y Bildu se unen para aprobar una moción a favor del derecho a decidir

Los dos partidos han enmendado una propuesta del PSE que abogaba por actualizar el Estatuto dentro del marco legal

Maddalen Iriarte, de EH Bildu observa la intervención del lehendakari, íñigo Urkullu.
Maddalen Iriarte, de EH Bildu observa la intervención del lehendakari, íñigo Urkullu.

Derecho a decidir sí, pero depende cómo. El PNV y EH Bildu aprobarán mañana una proposición no de ley en el Parlamento vasco que defiende “dar cauce al derecho a decidir” y la bilateralidad con el Estado. Una coincidencia que, sin embargo, les separa en el seno de la Ponencia de Autogobierno donde juristas de cada partido ultiman el nuevo Estatuto. El partido de Otegi se ha alejado del PNV en ese foro, por laxo. Las elecciones vascas serán en otoño de 2020 si no se adelantan.

A falta de conocer cómo va a discurrir el debate parlamentario, la enmienda a la totalidad que firman los portavoces del PNV, Joseba Egibar y de EH Bildu, Maddalen Iriarte, los dos guipuzcoanos, considera “imprescindible un nuevo modelo relacional con el Estado, basado en la igualdad, la bilateralidad y el pacto” que incorpore un sistema de garantías de cumplimiento. En el texto que aprobarán este jueves especifican: “Al igual que en otros países del entorno europeo, se dará cauce al ejercicio del derecho a decidir”.

La primera y la segunda fuerza vasca, con 28 y 21 escaños de 75, andan sin embargo a la gresca en todo lo demás y de manera especial en la Ponencia de Autogobierno. Los expertos, que trabajan en un texto articulado, tienen hasta el lunes para llegar a un acuerdo que parece cada vez más difícil en los temas pactados precisamente entre el PNV y EH Bidu, como la plasmación del derecho a decidir, la consulta “habilitante” a los ciudadanos vascos antes de trasladar el texto al Congreso de los Diputados o la diferenciación entre ciudadanos y nacionalizados.

Actualizar el autogobierno

El PNV, el PSE-EE y Elkarrekin Podemos han logrado acuerdos centrales, de momento, en temas sociales. El PNV, que en Bizkaia y Álava disputa parte de su electorado más moderado al PP, en Gipuzkoa pelea por el más posibilista de EH Bildu.

El texto que van a aprobar los nacionalistas vascos es una enmienda a la totalidad a una proposición no de Ley del PSE-EE, que presentó con motivo del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía el pasado 25 de octubre. Los socialistas defienden actualizar el autogobierno por procedimientos legales vigentes, respetando el ordenamiento jurídico y por métodos democráticos.

Un planteamiento que también defiende el lehendakari Íñigo Urkullu para evitar que la actualización del autogobierno vasco se quede en papel mojado, como el Plan Ibarretxe, que fue finalmente rechazado de manera contundente en el Congreso de los Diputados tras salir del Parlamento vasco.

De aspecto central a disposición adicional

El borrador del texto articulado del nuevo Estatuto para Euskadi, en el que trabajan los expertos designados por los grupos parlamentarios, incorpora, al menos hasta este miércoles, el derecho a decidir, pero no dentro del cuerpo normativo del proyecto de ley, sino como una disposición adicional. Ha pasado de ser la estrella del acuerdo entre PNV y EH Bildu a convertirse en un elemento final que no forma parte del cuerpo del proyecto. Una disposición adicional puede contener regímenes jurídicos especiales que no pueden situarse en el articulado. En eso justifica el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, haber calificado de “trilero” al PNV. A falta de nuevos contactos, —los partidos tienen de tiempo hasta el lunes para presentar proyectos— EH Bildu ya ha dicho que presentará su propia propuesta y el PP ha advertido de que tampoco cuenten con sus apoyos. El PP prefiere la actual redacción del texto de Gernika. Queda por ver cómo se articula, si finalmente entra, la diferencia entre ciudadano y nacionalizado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >