Un acuerdo por la eutanasia y para eliminar los copagos introducidos por el PP

El nuevo Gobierno también quiere aumentar la financiación de la sanidad pública hasta el 7% del PIB

Cordon

El acuerdo de Gobierno alcanzado por el PSOE y Podemos nace con una asignatura pendiente: aprobar esta legislatura una ley de eutanasia que encalló en la pasada pese a disponer de una mayoría de diputados en el Congreso favorable a convertir esta práctica médica en un derecho.

Más información
Los acuerdos para la investidura de Pedro Sánchez, última hora en directo
Sanidad sube el copago para bajar el consumo de fármacos
El Congreso debatirá la eutanasia, que cuenta con apoyos suficientes

Los 14 puntos que recoge el acuerdo en materia sanitaria buscan dejar sin efecto varias de las medidas más controvertidas aprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy (PP) en el Real Decreto-ley 16/2012 de reforma del Sistema Nacional de Salud (SNS). Una de las propuestas más importantes es "la eliminación progresiva de los copagos introducidos en 2012 a lo largo de la legislatura"

El más destacado es el que aumentó, según la renta, la aportación de los trabajadores activos del 40% a una horquilla del 40% al 60%, mientras los pensionistas pasaban a asumir el 10% del coste (hasta entonces estaban exentos). Pero la reforma del SNS incluyó otros procesos, como las prótesis, frente a los que el nuevo gobierno promete "establecer garantías para que no puedan introducirse" nuevos copagos "que no atiendan a la situación socioeconómica de las personas". 

El pacto PSOE-Podemos también completa la universalización de la sanidad pública, de la que el PP excluyó a algunos colectivos. Parte de estas medidas ya fueron revertidas por el primer gobierno de Pedro Sánchez, pero aún quedaban algunos grupos de población. Uno de ellos es el de los progenitores "que llegan desde países extracomunitarios, reagrupados por sus hijas e hijos con nacionalidad española".

La medida de mayor calado presupuestario es la que prevé ampliar "los recursos destinados al Sistema Nacional de Salud, alcanzando una inversión en servicios públicos propia de otros Estados de la zona euro durante la legislatura, hasta lograr el 7% del PIB en 2023.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Asimismo, el acuerdo prevé introducir "progresivamente la Atención a la Salud Bucodental de la población en cartera de servicios del SNS", una medida que ya se aplica con buenos resultados en comunidades como el País Vasco.

En los otros puntos incluidos en el pacto, más genéricos, se apuesta por "una sanidad que se base en la gestión pública directa", la "renovación de la tecnología sanitaria en el SNS", "la transparencia en la fijación de precios" de los medicamentos, impulsar el "Marco Estratégico de Actualización de la Atención Primaria diseñado durante la última legislatura", la integración "de las enfermedades raras en la planificación global de la cobertura universal", actualizar las políticas de salud mental y "mejorar las condiciones del personal sanitario".

Por último, el acuerdo prevé aumentar "los recursos para el Fondo de Cohesión Sanitaria", destinados a compensar a aquellas comunidades autónomas que atienden a pacientes derivados desde otras partes de España.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS