Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se cita por primera vez con Bildu, que pide la revisión de la política penitenciaria

La portavoz socialista allana el camino hacia la investidura con reuniones con Más País y partidos nacionalistas

La negociadora del PSOE, Adriana Lastra, con una delegación de EH Bildu en el Congreso de los Diputados.
La negociadora del PSOE, Adriana Lastra, con una delegación de EH Bildu en el Congreso de los Diputados.

El PSOE, mientras espera el pronunciamiento de ERC sobre la investidura de Pedro Sánchez, ha optado por ir allanando el camino con formaciones de izquierdas, nacionalistas y regionalistas, igualmente necesarias para superar la votación en el Congreso, para la que aún no hay fecha. La ronda de contactos se ha abierto este martes con Más País, que ha acudido con sus socios valencianos de Compromís, y de los que han escuchado buenas intenciones de voto porque sus portavoces se han mostrado “moderadamente optimistas”. La negociadora del PSOE, Adriana Lastra, se ha entrevistado también con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, y, por primera vez, con una delegación de EH Bildu, que le ha reclamado la revisión de la política penitenciaria que afecta a los presos de ETA.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, se ha entrevistado este martes por primera vez en el Congreso con una delegación de EH Bildu, formada por la portavoz en la Cámara baja, Mertxe Aizpurua; el portavoz adjunto, Oskar Matute, y el portavoz en el Senado, Gorka Elejabarrieta. Estos no comparecieron tras el encuentro, pero la formación abertzale emitió un comunicado en el que destacó el “clima cordial, constructivo, respetuoso y sincero” de la cita, y concluyó que eso significaba “un paso en la buena dirección, que no hace otra cosa que restablecer la lógica democrática y el sentido común”.

Fuentes de la dirección socialista indicaron que la sintonía había sido buena con Bildu cuando conversaron sobre la agenda social y mejoras generales para los ciudadanos pero no cuando esa formación puso sobre la mesa demandas sobre los presos de ETA o la autodeterminación. EH Bildu, además, matizó que ahora, y a diferencia de lo que sucedió para la anterior investidura, quieren determinar su voto de forma autónoma a lo que haga ERC, con el que siempre habían ido de la mano.

EH Bildu menciona en su comunicado lo que llama “agenda social vasca”. La izquierda abertzale cree “necesaria una revisión de la política penitenciaria que devuelva ésta al estricto cauce de la legalidad y la aleje definitivamente del carácter excepcional con la que es aplicada en la actualidad”, en referencia a la dispersión de los presos de la banda terrorista. Además, demanda una “reversión de los recortes sociales y los ataques a las libertades democráticas” y entiende que ha llegado el momento de “poner en marcha medidas que reviertan los gravísimos recortes que está padeciendo el conjunto de los pueblos y trabajadores del Estado”. El partido ve “imprescindible iniciar un debate en profundidad del actual modelo territorial construido durante la llamada transición democrática española”.

Bildu reclama ante la que considera como una “grave crisis territorial” que se reconozca el “carácter plurinacional del Estado y el respeto al derecho a decidir libre y democráticamente su futuro que corresponde a los pueblos y naciones del Estado”. El PSOE no dio su versión de ninguno de esos encuentros y solo facilitó algunas fotografías de los mismos.

Antes que con Bildu, Lastra se citó con el líder de Más País. Y las palabras posteriores de Íñigo Errejón no pudieron ser más clarificadoras de sus intenciones. “Tenemos toda la voluntad de remar a favor y de que haya un Gobierno valiente, amplio, progresista, plural, feminista y verde”, ha señalado como declaración de principios. Y luego ha pasado a desgranar algunos de los puntos que Más País ha llevado a la mesa para negociar pero sin “líneas rojas” y solo como prioridades a tener en cuenta para equilibrar “el contrato social” con los españoles que ese partido observa más desfavorecidos.

Más País le pide al proyecto de Gobierno de coalición progresista de PSOE y Unidas Podemos un proyecto de ley de cambio climático que se fije la meta de reducir las emisiones de CO2 un 55% en 2030, una Mesa de Transición Ecológica que lleve un gran Acuerdo Verde en el plazo de un año al Congreso, la posibilidad de rebajar la edad para poder votar a los 16 años, las reformas del Código Penal en todo lo relativo a los delitos de abusos sexuales para equipararlos todos a la violación y la creación de un centro de atención a víctimas de abusos sexuales por cada 200.000 mujeres. También propone un IRPF progresivo y más alto para las rentas superiores a 150.000 euros, acercarse en la próxima década del actual 2,5% del parque de vivienda pública al 7,5% de la media europea y establecer límites y topes para las bajadas de impuestos en las Comunidades Autónomas para evitar el dumping fiscal.

Errejón ha entregado al PSOE ese documento, ha constatado que los negociadoras socialistas se sorprendieron ante algunas de sus peticiones (voto a los 16 y subida del parque de vivienda pública sobre todo) pero también que mostraron su disposición a contestar. Eso sí, sin plazo concreto. El líder de Más País tampoco urgió al PSOE y Podemos a que aceleren su negociación para lograr una investidura. Prefiere que cuajen bien los contactos también con ERC para asegurar no solo esa votación sino una idea de legislatura algo más amplia. Tampoco aclaró si alguien de su formación podría llegar a formar parte de ese ejecutivo progresista de coalición.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, acudió a la cita con su conocida agenda valenciana pero también salió “moderadamente optimista”. Baldoví se centró en la necesidad de concretar cuanto antes un nuevo sistema de financiación autonómica para todos pero en especial para su comunidad, en demandar ayudas a la agricultura y, en especial, contra la Xylella fastidiosa, una bacteria que en los últimos años se ha convertido en la plaga vegetal emergente más peligrosa de Europa.

Tras la reunión con Más País y Compromís, el PSOE se encontró de nuevo con el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, con el que además la negociadora socialista, Adriana Lastra, mantiene una constante y fluida comunicación. Ya el lunes, Lastra valoró de Rufián y ERC que en la anterior legislatura esa formación apoyó siempre los reales decretos con los que el Gobierno de Sánchez sacó algunos de sus principales proyectos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información