Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas: “Si fracasa el Gobierno Frankenstein, Sánchez se verá obligado a abrir la vía del constitucionalismo”

La portavoz parlamentaria de Ciudadanos presiona al líder del PP para "que no dé excusas" al presidente en funciones oponiéndose también a explorar un acuerdo a tres

Pedro Sánchez e Inés Arrimadas, este lunes en el Congreso.

"He ido a quitarle la idea de la cabeza". Inés Arrimadas ha dedicado su primera reunión con Pedro Sánchez a intentar convencer al líder socialista de que rompa su pacto con Unidas Podemos y explore un acuerdo con PP y Ciudadanos. No ha tenido éxito, pero la portavoz parlamentaria de Ciudadanos confía en que aún hay "esperanza" de que su propuesta pueda prosperar si falla la negociación del PSOE con ERC para lograr la abstención de los independentistas catalanes. "Si fracasa el Gobierno Frankenstein", ha dicho Arrimadas en referencia al pacto con Pablo Iglesias y los republicanos, "Sánchez quizá se vea obligado, aunque sea por necesidad, a abrir la vía del constitucionalismo".

Durante la reunión, "intensa", según fuentes próximas a la portavoz, Sánchez ha replicado a Arrimadas que el PP tampoco está por la labor del acuerdo que ella propone, como también ha ratificado después Pablo Casado en rueda de prensa. Arrimadas se ha revuelto contra el líder del PP. "Le pido a Casado que, por favor, no dé excusas a Sánchez", ha reclamado en su comparecencia. "Sánchez va a utilizar a Casado para evitar la vía 221 [por los escaños que suman PSOE, PP y Cs] y probablemente Casado a Sánchez también. Sinceramente, si Sánchez abre la vía constitucionalista, Casado se tendrá que sentar. Se lo piden desde su propio partido", ha presionado la portavoz de Ciudadanos.

Sánchez y Arrimadas han conversado casi toda la hora larga de reunión sobre la propuesta de la portavoz de Cs, según fuentes del entorno de esta. Arrimadas ha entregado al líder socialista un documento con el desarrollo de su oferta en cuatro puntos. El primero es lo que lograría el PSOE si se abriera al pacto con PP y Cs: la investidura, el acuerdo de Presupuestos y todas las leyes principales se acordarían entre los tres partidos. Los otros tres son peticiones al PSOE: que se aborde un pacto nacional por la educación, que se comprometa a no subir impuestos a las clases medias, y que reforme la ley electoral para establecer un corte "de entre el 3% y el 4%" para entrar en el Congreso, con el objetivo de dejar fuera a la mayoría de partidos nacionalistas (solo ERC superó el 3% en las últimas elecciones). El problema de la oferta de Arrimadas es que el otro socio que incluye en la ecuación, el PP, se opone a su fórmula y a pactar con el PSOE. Casado ha tachado hoy la oferta de "farol".

La portavoz de Cs ha insistido, por otra parte, en que no apoyará de ninguna manera el Gobierno entre socialistas y Podemos. "Ante ese Gobierno del insomnio con populistas, con nacionalistas, radical, no podemos darle apoyo", ha expresado tajante. Arrimadas ha argumentado que “Podemos incorpora las tesis de ERC", porque defiende, como los independentistas catalanes, que Cataluña necesita un referéndum de autodeterminación, que hay presos políticos y "que hay un conflicto político entre Cataluña y España, obviando el conflicto entre catalanes por violar nuestros derechos”.

La negociación del PSOE con ERC ha entrado en la recta final, pero esta semana se encuentra llena de escollos para cerrar el acuerdo, ya que coincide la decisión del Tribunal de Justicia de la UE sobre la inmunidad de Oriol Junqueras y el congreso de los republicanos. Todo está dispuesto para el pacto pero, por si este fallara, Pedro Sánchez ha tratado de explorar opciones alternativas con los representantes del PP y Ciudadanos.

Sánchez quería explorar hasta dónde llegaba el compromiso de Arrimadas por la gobernabilidad, señalan en La Moncloa. El líder socialista quería saber si la portavoz de Cs podía ser “audaz” y aportar sus 10 votos en la investidura para evitar que dependa del apoyo de ERC. La respuesta de Arrimadas ha sido tajante: con Podemos dentro del Ejecutivo, no lo ve. “Se descarta absolutamente que Ciudadanos no solo viole sus principios con [Pablo] Iglesias como vicepresidente, sino que alumbre un Gobierno que sí o sí va a requerir una sopa de letras”, ya había dicho Arrimadas el pasado miércoles tras reunirse con el Rey. En la cita en privado, Arrimadas tampoco ha dado opción a Sánchez de convencerla, según fuentes conocedoras de la conversación, porque se ha dedicado a disuadirle de que es mejor opción la vía que ella propone.

Para llegar a esta posición de que el único acuerdo posible es aquel entre el PSOE, el PP y Cs, Arrimadas ha analizado varias opciones. Según fuentes consultadas por EL PAÍS, Arrimadas ha preguntado a algunas figuras de autoridad, como el cofundador del partido Francesc de Carreras, si tendría sentido que Cs diera sus votos al pacto entre PSOE y Unidas Podemos. El catedrático le ha reafirmado en el no. Todos los sectores de Ciudadanos coinciden en que apoyar un Gobierno en el que estuviera Podemos iría en contra de sus principios ideológicos. Algunas voces sí estarían de acuerdo con un pacto a solas con el PSOE que apoyara desde fuera el PP. Arrimadas ha descartado esta opción, porque “no daría estabilidad” con solo 130 escaños (120 del PSOE más 10 de Cs). En el Gobierno tampoco se contempla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información