Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los Alcázares se ha convertido en el sumidero de la Región de Murcia”

El municipio más afectado por la DANA trata de recobrar la normalidad entre la impotencia y el miedo

Varios coches atrapados en Los Alcázares (Murcia), una de los lugares más castigados por el agua. En vídeo, la gota fría se ceba con Murcia y Almería.

Las calles de Los Alcázares (Murcia) amanecieron este martes convertidas en ríos, una estampa que empieza a ser demasiado habitual en ese municipio a orillas del Mar Menor que, según lamenta su alcalde, el socialista Mario Cervera, “se ha convertido en el sumidero de la Región de Murcia”. La lluvia caída en estos días, considera, no debería haber generado ningún problema de no ser porque la localidad es la desembocadura de tres ramblas que vierten con virulencia las aguas del resto de municipios de la zona.

Este miércoles a mediodía, todas las calles del municipio se podían transitar. El agua había desaparecido, pero queda aún mucho barro por limpiar. También algunos sótanos que achicar. El centenar de vecinos que fueron evacuados han vuelto a sus casas con la misma sensación que refiere el alcalde: la situación del municipio cada vez que llueve es “un desastre”.

En 2016 esta localidad ya quedó completamente anegada tras una gota fría y, con muchas de las viviendas aún en proceso de reparación, en septiembre la situación volvió a ser dramática. Apenas ha pasado un mes y medio y la DANA [depresión atmosférica en niveles altos] ha traído el caos a pesar de que las lluvias han tenido esta vez menos intensidad. No hay demasiados daños materiales, explican los vecinos, porque muchos de ellos tenían aún los sótanos vacíos y abiertos, esperando a que se secaran por completo.

Además, han aprendido a poner en marcha lo que el Ayuntamiento llama “medidas de autoprotección”: tablas y sacos de arena en las puertas de viviendas y comercios para evitar el paso del agua. “Tenemos miedo, pánico”. Y rabia. Las expresiones se repiten entre los afectados por tercera vez en tres años.

Para el alcalde Cervera, el problema se solucionaría en gran medida encauzando la rambla de Maraña, que parte de la localidad de Balsicas y cuyas aguas llegan sin control a Los Alcázares. También exige hormigonar el canal de desvío de aguas que rodea la localidad, y que en septiembre colapsó. Esta vez ha aguantado al límite, lo que sumado a los derribos que se hicieron en septiembre de sendos muros en el polideportivo y la base aérea militar han impedido males mayores.

Mientras el municipio recobra la normalidad, con la mayoría de sus servicios ya restablecidos (los colegios reanudarán el jueves las clases), el agua ha vuelto a hacer estragos en el otro gran damnificado por las lluvias, el Mar Menor, que arrastra desde hace años una complicada situación y que llegó al total colapso tras la DANA del pasado mes de septiembre. Según los informes elaborados por el grupo de Ecología Lagunar, integrado por científicos y técnicos de la administración regional, es posible que se repitan episodios como el del 12 de octubre, cuando miles de peces aparecieron muertos en las costas de la laguna salada por falta de oxígeno en el agua. El Instituto Español de Oceanografía (IEO) calcula que tras la anterior DANA ha desaparecido en torno al 80% de la vida de la albufera. Todas las especies que viven ligadas al fondo quedaron arrasadas, porque este ya no es arenoso, sino que está compuesto por fangos.

Fruto de la gota fría de septiembre se retiraron de la laguna 1.800 toneladas de residuos. Se calcula que entraron unos 60 hectómetros cúbicos de agua dulce a causa de esas lluvias, y aún no hay un balance definitivo de la cantidad vertida en estos días, aunque los expertos apuntan que estaría en torno a la mitad. Un nuevo golpe para un ecosistema ya de por sí en agonía.

Aviso naranja en varios puntos de Baleares

Lucía Bohórquez

En Baleares, la Agencia Estatal de Meteorología mantiene activado hasta las seis de la tarde de este miércoles el aviso naranja en Mallorca por fuertes lluvias en la zona de Tramontana. En Menorca se mantiene vigente el aviso naranja por fenómenos costeros con olas de hasta cuatro metros. La borrasca ha descargado las precipitaciones más abundantes en Mallorca con 117,8 litros por metro cuadrado en Santa María del Camí. Mallorca también ha sido la isla más azotada por el viento con rachas máximas de 91,1 kilómetros por hora en el Puig de Alfàbia.

El paso de este frente ha provocado decenas de incidentes, ninguno grave. Un total de seis torrentes se han desbordado en la isla de Mallorca. El de Sencelles ha provocado el cierre al tráfico de un carril de la carretera que une la localidad con Inca, a la altura del kilómetro 6. Los trenes de la isla también se han visto afectados y Servicios Ferroviarios de Mallorca ha informado de retrasos de unos 15 minutos en la mayoría de los trayectos. En Ibiza la Policía Local ha desalojado la madrugada de este miércoles un edificio de la calle Venda des Coloms del barrio de Can Misses después de que un rayo impactara sobre el inmueble y provocara un incendio y una fuga de gas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información