Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez sienta por primera vez en el banquillo a Villarejo por sus presuntos espionajes

La magistrada, que lo procesó por grabar una cita entre el CNI y policías, envía también a juicio a El Pequeño Nicolás por otras dos causas

El comisario José Manuel Villarejo.
El comisario José Manuel Villarejo.

Una juez de Madrid ha enviado por primera vez al banquillo por sus presuntos espionajes al comisario jubilado José Manuel Villarejo, epicentro de una de las mayores tramas de corrupción españolas de los últimos años. En un auto fechado este lunes, la magistrada María del Pilar Martínez Gamo ordena la apertura de juicio oral contra el agente retirado, actualmente en prisión provisional, por grabar y participar en la difusión de una reunión entre la policía y el CNI sobre Francisco Nicolás Iglesias, conocido como El Pequeño Nicolás.

La responsable del Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid inflige así un duro golpe por sus presuntas prácticas corruptas al comisario jubilado, que en febrero tiene un primer juicio por calumnias al exdirector del CNI Félix Sanz Roldán. Villarejo se encuentra actualmente en la prisión de Estremera (Madrid) por orden de la Audiencia Nacional en el marco de la Operación Tándem, que cerca todo el entramado del comisario. En este caso, la magistrada María del Pilar Martínez lo procesa en la causa por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, estafa procesal, pertenencia o integración en grupo criminal e injurias y calumnias a funcionarios públicos por hechos concernientes al ejercicio de su cargo con publicidad.

La investigación judicial concluyó que Villarejo grabó en octubre de 2014, de forma subrepticia, una reunión entre mandos de la Policía Nacional y funcionarios del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que investigaban entonces a El Pequeño Nicolás, que se hacía pasar por enviado del Gobierno y agente secreto. Según añade la Fiscalía, que pide cuatro años de cárcel para el comisario jubilado, el acusado supo en ese momento, "en su calidad de comisario adjunto a la Dirección Adjunta Operativa del Cuerpo Nacional de Policía", que se iba a celebrar ese encuentro y "planeó grabar la conversación" con el "propósito de difundirla posteriormente" y "lograr así obstaculizar, entorpecer o bloquear la investigación en curso".

En su auto, además de abrir juicio oral contra Villarejo, la juez hace lo mismo contra su esposa, Gema Isabel Alcalá Garcés, y Carles Mier, periodista del extinto medio digital Información Sensible, propiedad de Alcalá y donde se difundieron informaciones sobre esa cita. El ministerio público reclama para ambos una pena de tres años de cárcel.

Esta investigación contra Villarejo es parte de las pesquisas abiertas contra El Pequeño Nicolás en el juzgado madrileño, donde Martínez Gamo también dictó el lunes otros dos autos para abrir juicio oral en sendas piezas del sumario contra Gómez Iglesias: una por hacerse pasar en 2014 por un asesor del Gobierno para estafar a un empresario de Toledo y otra por crear una red para obtener datos confidenciales de las bases de datos policiales. En el primer caso, la Fiscalía pide para El Pequeño Nicolás seis años de cárcel; y en el segundo —donde también se procesa a los policías municipales Felipe Gallego y Jorge González, el guardia civil destinado en la Casa Real Francisco Javier Sánchez, y el que fuera coordinador de seguridad del Ayuntamiento de Madrid Emilio García Grande—, un total de nueve años y nueve meses de prisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información