Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra se reúne en secreto con Puigdemont en Waterloo

Fuentes del Govern circunscriben el encuentro al ámbito privado

Torra y Puigdemont
El expresidente catalán, Carles Puigdemont, con el actual presidente, Quim Torra, en su casa en Waterloo, en una foto de archivo. AFP

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha viajado este miércoles a Bélgica para verse en Waterloo con Carles Puigdemont. Fuentes del entorno del expresidente catalán señalan que el encuentro, que no figuraba en la agenda y se ha llevado con gran secretismo, se ha desarrollado durante la mañana y ya ha concluido. Alegan que se trataba de una reunión "privada", por lo que han eludido dar detalles sobre su contenido.

Los desplazamientos de Torra a Waterloo son muy habituales desde que asumiera el cargo, pero pese a que la comunicación por teléfono y videoconferencia entre ambos es fluida, no se habían visto tras la sentencia del procés y el inicio de los disturbios en Cataluña. Ahora, han retomado el contacto personal en un escenario de gran incertidumbre, con el juicio a Torra por desobediencia pendiente de resolverse —que puede culminar en inhabilitación—, la posibilidad de un anticipo electoral en el aire, y la investidura de Pedro Sánchez —a la que Junts per Catalunya se opone— todavía sin los apoyos necesarios para salir adelante.

Torra acude a la denominada Casa de la República con una periodicidad prácticamente mensual, pero esas visitas, criticadas por el elevado gasto que conllevan, suelen ser comunicadas previamente y seguidas de declaraciones. En esta ocasión, el modus operandi ha sido distinto, y se ha celebrado en un ambiente de discreción. "No va en calidad de presidente de la Generalitat", afirman fuentes del Govern para justificar que no fuese anunciada.

La única constancia oficial de que Torra no estaría hoy en su puesto de trabajo apareció este martes en el Diario Oficial de la Generalitat, pero el documento no concretaba su paradero. El boletín publicó que "durante la ausencia del presidente de la Generalitat" asumiría sus funciones su segundo de a bordo, el vicepresidente Pere Aragonès (ERC).

Reunión JxCAT-ERC

La cumbre de Waterloo coincide con un intento del independentismo de acercar posturas. Junts per Catalunya y Esquerra Republicana han mantenido una reunión de casi dos horas en el Parlament para abordar las posibilidades de fijar una posición común en el debate de la investidura de Pedro Sánchez. Las dos fuerzas, de entrada, se mantienen en el “no” al sostener que no ha habido ningún cambio que les haga modificar su postura. Laura Borràs, diputada en el Congreso; Albert Batet, jefe de JxCat en el Parlament y el senador Josep Lluis Cleries han asistido al cónclave por parte de los neoconvergentes. “Ha sido un primer contacto. Nos hemos reunido para ver cómo trabajaremos el posicionamiento”, ha afirmado Borràs puntualizando que la reunión es la primera "de las muchas que vendrán".

La diputada ha reiterado que su posición sigue siendo el "no" a Sánchez. “Estamos aquí y vamos a trabajar para fijar ese posicionamiento”. Las dos partes tienen previsto volverse a ver la próxima semana, según fuentes de Esquerra. Gabriel Rufían no ha asistido a la cita, aunque sí lo ha hecho Marta Vilalta, portavoz de ERC, Carolina Telechea, su número dos y Josep Maria Jove. Al margen de estos encuentros, los republicanos se mantienen en que desean una relación de “igual a igual” con el PSOE para dar con una solución "con garantías y democrática”, en una clara alusión al referéndum de autodeterminación. Junts per catalunya ya se ha reunido con la CUP, que se mantiene en su rechazo a Sánchez si no cambia su postura sobre la autodeterminación y la situación de los presos independentistas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información