Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tiempo en el puente de Los Santos: varios frentes dejarán lluvia, sobre todo en el norte y el oeste

Se esperan días de carrusel térmico, pero a partir del sábado el ambiente será más otoñal

Vista del manto de niebla que cubría el norte de la M-30 de Madrid este martes.

Tiempo revuelto en España de cara al puente de Todos los Santos. "Va a llover salvo en el Mediterráneo, que ya toca y hace falta", resume Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Pero las lluvias no van a ser fuertes ni generalizadas. "Las más intensas se esperan en el norte y en el oeste peninsular", detalla el experto. La causa es la presencia de borrascas en el Atlántico norte, cuyos frentes fríos asociados van a afectar a la Península. En cuanto a las temperaturas, jueves, viernes, sábado y domingo van a ser días de carrusel térmico, con subidas y bajadas al albur del paso de los frentes. "Pero en general a partir del sábado el ambiente será más fresco y más otoñal", matiza el experto.

A las puertas de noviembre, las máximas y las mínimas siguen siendo altas respecto a los valores normales. "Este miércoles, en casi toda la Península salvo el noroeste, la anomalía es de entre tres y cinco grados", precisa Del Campo. El viernes, aún subirán más, hasta colocarse entre cinco y diez grados por encima en muchas zonas porque "las borrascas traen vientos del oeste o del suroeste, que son húmedos pero templados". A partir del sábado y, sobre todo, del domingo, la situación cambia "a vientos del noroeste o incluso del norte, más frescos, que bajarán las temperaturas". Los valores se normalizarán e incluso serán frescos por el oeste, mientras que en las regiones mediterráneas seguirán por encima de lo normal porque los vientos llegan allí recalentados. 

Esta es la previsión meteorológica por días:

- Jueves 31 de octubre. Día de cielos nubosos y enmarañados, en el que "lloverá sobre todo en el tercio norte —especialmente en el Cantábrico oriental, Pirineos y norte de Cataluña— y en el oeste de Galicia", donde las precipitaciones pueden ser persistentes y de cierta intensidad. También puede llover, aunque serán chubascos, en el sistema Central e Ibérico —zonas montañosas del sur y este de Castilla y León y norte de la Comunidad de Madrid— y de forma todavía más débil y dispersa en la meseta Norte o cuenca del Duero—, noreste de Castilla-La Mancha, Extremadura y oeste de Andalucía.

Las máximas subirán en el noroeste entre cuatro y cinco grados, y bajarán en el noreste, sobre todo en el Cantábrico Oriental y Pirineos, también entre cuatro y cinco grados. "Los valores más altos se darán en el interior de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, donde se superarán los 25 y puntualmente hasta los 28 grados", precisa el portavoz de la Aemet. En cambio, lo más fresco estará, además de en las zonas de montaña, en la meseta Norte, con entre 15 y 18.

- Viernes 1 de noviembre día de Todos los Santos. Lluvias sobre todo en Galicia, oeste de Castilla y León y Asturias. "En puntos del oeste de Galicia se pueden acumular más de 40 o 50 litros por metro cuadrado", avanza el meteorólogo. Las precipitaciones se extenderán a todo el tercio norte, pero con menor intensidad, así como a la meseta Norte —Castilla y León, norte de la Comunidad de Madrid, noreste de Castilla-La Mancha y norte de Extremadura. En resumen, "puede llover en prácticamente toda la Península menos en el sureste", es decir, Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía occidental —Cádiz, Huelva y Sevilla—.

El festivo será templado o incluso caluroso. Las temperaturas subirán en general, de forma más destacable en el Cantábrico oriental, donde hará entre seis y ocho grados más que el día anterior y se puede hablar, incluso, de calor. "En el interior de Cantabria y en puntos de Bizkaia se pueden superar los 25 grados, unas temperaturas que hay días de verano en los que no se dan", subraya Del Campo. En el resto del país, serán un par de grados más, con de 26 a 28 grados otra vez en el interior de la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. En Madrid, ambiente templado, con unos 22º, mientras que en la meseta Norte los termómetros se moverán entre los 18 y los 20º. "La nieve no hará acto de presencia o si lo hace, en las más altas cumbres", completa Del Campo.

- Sábado 2. Llega un frente "bastante activo", lo que hará que la probabilidad de que llueve sea bastante alta en buena parte de la Península, salvo en las comunidades del Levante y Baleares. "Las lluvias no serán fuertes ni persistentes sino chubascos sucesivos de cierta intensidad y tormentas, salvo en Galicia y en el entorno del sistema Central —sur de Castilla y León y norte de Extremadura", aclara. 

Las temperaturas bajan en la mitad occidental y en el extremo norte, en esta última zona de hasta cinco o seis grados, lo que dejará un ambiente más fresco y otoñal. Por ejemplo, en Castilla y León hará entre 15 y 18 grados y en el centro y la meseta Sur, de 18 a 20º. Sin embargo, en la fachada mediterránea repuntan, lo que dejará un día propicio para el mar o la montaña. Los valores más altos se esperan en la Andalucía del Guadalquivir, donde se superarán los 25 grados, así como en el Mediterráneo, con la misma cota en el interior de Valencia y puntos de Cataluña. "En el litoral mediterráneo se espera un día templado, con mínimas que van a rozar la noche tropical —20 grados— y en el interior de Murcia se puede llegar a los 27 y 28", describe Del Campo.

- Domingo 3. "Continúa la influencia de las bajas presiones en el Atlántico norte y seguirán pasando frentes", avanza el portavoz, por lo que persiste la probabilidad de lluvias en muchas zonas, una  situación similar al sábado pero con lluvias menos abundantes y extensas. "Afectarán sobre todo a Galicia, oeste de Castilla y León y de Asturias, Cantábrico y Pirineos. También puede llover pero de forma más débil e intermitente en otros puntos de ambas mesetas y de Andalucía. Se librarán de las lluvias las comunidades del Levante.

Las temperaturas bajarán en el tercio oriental, pero aún así los valores estarán en la costa entre los 23 y 25 grados. Máximas de 15 a 18º en el interior peninsular, más altas en Andalucía, con de 20 a 22. "El fin de semana no será frío pero sí desapacible por las lluvias y el viento del oeste, que en puntos de Galicia, el Cantábrico, sur de Andalucía y zonas de montaña pueden ser fuertes o muy fuertes, con rachas que pueden superar los 70 y 80 kilómetros por hora", completa Del Campo, que añade que puede haber nevadas en cotas altas del Pirineo y de la cordillera Cantábrica.

¿Y la semana que viene?

El arranque de la semana será una continuación de estos cuatro días. "Las lluvias continuarán, sobre todo en el tercio norte peninsular", pronostica el experto. El lunes puede llover en buena parte de la vertiente atlántica, sobre todo en norte del Cantábrico, Galicia y oeste de Castilla y León y de Asturias, mientras que el martes puede llover en buena parte de la Península, aunque las lluvias más abundantes quedarán acotadas al Cantábrico y a Galicia. El lunes, las temperaturas repuntarán, pero la tendencia a partir del martes es de bajada. "El martes será fresco en la mitad norte, con de 10 a 12 grados en Castilla y Leñón, pero todavía hará 22 en las zonas costeras mediterráneas", concluye.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información