Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena cerrar las webs y redes de Tsunami Democràtic por terrorismo

La decisión llega en el quinto día de movilizaciones contra la sentencia del 'procés'

Manifestantes comparten los códigos QR para poder activar la aplicación de Tsunami Democràtic. En vídeo, así funciona la aplicación.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ordenó este viernes a la Guardia Civil la clausura de las páginas webs y redes sociales de Tsunami Democràtic, el movimiento que coordina las protestas y revueltas del mundo independentista contra la sentencia del procés. El magistrado decretó el cierre de estas páginas en el marco de una investigación secreta por terrorismo, según confirmaron fuentes judiciales. La plataforma, sin líderes conocidos, contaba con más de 338.000 seguidores en su principal canal en Telegram.

Tsunami Democràtic es el principal ente movilizador de las protestas contra la sentencia del Tribunal Supremo que el pasado lunes condenó a penas de hasta 13 años de prisión a nueve líderes independentistas encabezados por Oriol Junqueras. Sus consignas de actuación en distintos canales de Internet —especialmente en el sistema de mensajería instantánea Telegram— han sido seguidas de manera casi automática por los manifestantes que han salido a las calles de Barcelona y el resto de ciudades catalanas contra el fallo del procés. El pasado lunes por la mañana, las protestas parecían descoordinadas. Sin embargo, en cuanto Tsunami Democràtic lanzó la orden 25.000 personas marcharon a bloquear el aeropuerto de El Prat, causando la cancelación de más de un centenar de vuelos esa tarde y graves disturbios en la terminal 1.

Imputados por “manifestación ilícita”

Los juzgados de guardia de Barcelona recibieron este viernes a 12 detenidos por los episodios de violencia de las últimas jornadas. Los jueces decretaron prisión sin fianza para dos de ellos y libertad condicional para el resto. A los que han quedado libres, les han impuesto medidas cautelares: obligación de comparecer en el juzgado, retirada del pasaporte y prohibición de “participar en cualquier manifestación o concentración durante la tramitación de la causa dentro del territorio catalán”. Las causas contra esos 12 detenidos permanecen abiertas por los delitos de desórdenes, daños, atentado a agentes de la autoridad y manifestación ilícita.

En el quinto día de protestas y cuando cientos de miles de catalanes llegaron a Barcelona desde diversos puntos de la comunidad en las cinco columnas de la Marcha por la Libertad, el juez García-Castellón ordenó a la Guardia Civil que cerrara las webs de Tsunami Democràtic.

García-Castellón es también el magistrado que ha dirigido la causa por terrorismo de la llamada Operación Judas, en la que fueron encarcelados siete miembros de los Equipos de Respuesta Técnica, la facción más radical de los Comités de Defensa de la República (CDR). Fuentes judiciales aclaran que la decisión de cerrar las páginas de Tsunami Democràtic corresponde a unas diligencias secretas por terrorismo que no tienen que ver con esta operación del pasado 23 de septiembre.

El instituto armado logró clausurar algunas de estas webs residenciadas en España, aunque inmediatamente surgieron otras alojadas en servidores en el extranjero. “Nosotros solo podemos bloquear accesos desde España, si los dominios están fuera de España es algo que no podemos acceder a bloquear de manera inmediata”, aseguraban fuentes de la Fiscalía.

El movimiento Tsunami Democràtic se activó el 2 de septiembre con el apoyo público del presidente de la Generalitat, Quim Torra, su vicepresidente, Pere Aragonès, y del presidente del Parlament, Roger Torrent. Se desconoce quiénes son sus líderes, pero la policía cree que arrancó en una reunión en Ginebra (Suiza) entre el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Torra, representantes de los partidos nacionalistas catalanes, la ANC y Òmnium Cultural. Durante los últimos meses, líderes del independentismo catalán, como el exportavoz de la CUP David Fernández o el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, han hecho referencias al “tsunami”. En el juicio del procés, el fiscal Jaime Moreno preguntó a Cuixart, ahora condenado por sedición, a qué se refería en agosto de 2017 cuando en un correo electrónico hablaba de crear un tsunami por toda Cataluña.

El movimiento de desobediencia civil del Tsunami Democràtic parece haber tomado el relevo de los canales de los CDR para la movilización de los independentistas. Las comunicaciones hacen referencias genéricas al carácter pacífico de sus convocatorias, aunque estas organizaciones no rehúyen el enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Tsunami Democràtic cuenta con varios canales en función de la implicación de los activistas. Al más avanzado solo se puede acceder mediante la invitación de otro usuario de confianza.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información