_
_
_
_

La hermana de Puigdemont: “Nunca he hecho de enlace entre mi hermano y el presidente Torra”

Anna Puigdemont asegura en un comunicado que puede probar que no asistió a una reunión con los CDR detenidos

Anna Puigdemont, hermana de Carles Puigdemont, en un acto el 7 de abril de 2018.
Anna Puigdemont, hermana de Carles Puigdemont, en un acto el 7 de abril de 2018.ACN

Anna Puigdemont, hermana del expresidente de la Generalitat huido a Bélgica, ha emitido este lunes un comunicado en el que niega haberse reunido el 15 de septiembre de 2018 con cinco de los detenidos por terrorismo en la Operación Judas para hacer de correo entre Carles Puigdemont y Quim Torra, como recogen los autos del juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón por el que envió a prisión el pasado jueves a siete de los arrestados. En el escrito, la hermana asegura que es "materialmente imposible" que haya participado en ese encuentro por "razones familiares perfectamente acreditadas y documentadas”.

Fuentes de la defensa del expresident añaden a EL PAÍS que esas razones son la operación a la que un día antes de aquella fecha fue sometido su padre. La intervención lo mantuvo convaleciente en un centro hospitalario, lo que obligó a la hermana de Puigdemont a permanecer allí esa jornada. Estas mismas fuentes aseguran que Anna Puigdemont conserva los mensajes de WhatsApp que aquel día intercambió con amigos suyos en los que se excusaba de asistir a una concentración en la cárcel de Lledoners, donde están recluidos los líderes del procés juzgados en el Tribunal Supremo, precisamente por la intervención quirúrgica a su progenitor.

"Nunca he hecho de enlace entre mi hermano y el presidente Torra, ni con nadie más", asegura Anna Puigdemont en el comunicado. En el texto, niega además cualquier relación pasada “con actos violentos de ninguna clase, ni con las personas que los perpetren”. La hermana del expresident huido considera que las informaciones que le atribuyen un vínculo con los detenidos forman parte de una supuesta “campaña de criminalización y desprestigio” que, en su opinión, “tiene como objetivo final intentar perjudicar" a su hermano para, de este modo, tratar de convencer a las autoridades belgas para que la entreguen. Fuentes jurídicas del entorno de los Puigdemont muestran su convencimiento de que el fin último de las acusaciones contra la hermana del expresident es poder pedir a las autoridades de Bruselas su detención y entrega con un nuevo delito, el de terrorismo del que se acusa a los miembros de los CDR ahora encarcelados.

Más información
Padres de familia, 40 a 50 años: el perfil de los CDR acusados de terrorismo
'Tragedia y farsa del independentismo', por Ricardo Dudda
Ciudadanos prepara una moción de censura contra Torra

“Somos una familia profundamente convencida del derecho que nos asiste a anhelar y luchar por la independencia de Cataluña", continúa el mensaje, "pero este anhelo y lucha siempre los hemos planteado desde el más absoluto compromiso con las vías democráticas, cívicas y pacíficas”. El texto termina anunciando que se plantea emprender acciones legales por las acusaciones vertidas contra ella, aunque no concreta contra quién.

El comunicado de Anna Puigdemont se ha divulgado después de que este domingo se conociera que en uno de los autos por el que el juez García-Castellón en el que se afirmaba que cinco de los siete independentistas encarcelados desde el pasado jueves por integrar los Equipos de Respuesta Táctica (ERT), un grupo que busca la secesión de Cataluña por vías violentas, supuestamente mantuvieron una "reunión secreta in itinere" en septiembre de 2018 con la hermana de Carles Puigdemont para establecer “un sistema seguro de comunicaciones” entre el exmandatario huido en Bélgica y su sucesor, Quim Torra. Según fuentes cercanas al caso, este sistema para mover información secreta y sensible entre Waterloo y el Palau de la Generalitat no llegó a pasar de un “ensayo de infraestructura” de comunicación que “no llegó a ir más allá”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El entorno del expresident asegura que desde el pasado viernes, un día después de que el juez enviara a prisión a siete de los detenidos, tenían noticia de que se quería implicar en las presuntas actividades delictivas del grupo, no solo a Anna Puigdemont, sino también a un familiar de Torra.

Comunicado íntegro de Anna Puigdemont y Casamajó:

Comunicado de Anna Puigdemont y Casamajó:

Ante las diversas e interesadas 'filtraciones' que se vienen produciendo sobre mi supuesta participación en una reunión el 15 de septiembre de 2018 con algunos de los detenidos en la primera fase de la llamada «operación Judas», quiero dejar bien claro lo siguiente:

1. Nunca he sido una persona pública ni he mantenido ninguna actividad política.

2. Es materialmente imposible que yo haya participado en esa reunión por razones familiares perfectamente acreditadas y documentadas.

3. Nunca he hecho de enlace entre mi hermano y el presidente Torra, ni con nadie más con ellos dos.

4. No he tenido, ni tengo, ni tendré nunca ningún tipo de relación con actos violentos de ninguna clase, ni con las personas que los perpetren.

5. Esta campaña de criminalización y desprestigio tiene como objetivo final intentar perjudicar a mi hermano para, de este modo, tratar de convencer a las autoridades belgas para que lo entreguen.

6. Somos una familia profundamente convencida del derecho que nos asiste a anhelar y luchar por la independencia de Cataluña, pero este anhelo y lucha siempre los hemos planteado desde el más absoluto compromiso con las vías democráticas, cívicas y pacíficas.

7. Me reservo las acciones civiles y/o penales que llegado al caso considere oportunas.

Anna Puigdemont y Casamajó

Amer, 30 de septiembre de 2019

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_