Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos trasladan al Rey que no vislumbran un acuerdo que evite las elecciones

El jefe del Estado cierra este martes una ronda de consultas que parece condenada al fracaso

El Rey recibe a la diputada de Galicia en Común, Yolanda Díaz, en la ronda de consultas. En vídeo, Garzón advierte al PSOE de la "aventura" de repetir elecciones porque "nadie sabe lo que puede pasar dentro de dos meses".

Los representantes de los ocho partidos que este lunes recibió el Rey en la primera jornada de la ronda de consultas están persuadidos de que resultará inevitable que haya elecciones el próximo 10 de noviembre. El Rey escuchó de estos dirigentes impresiones muy pesimistas sobre cualquier acuerdo que evite los comicios, a la espera de las audiencias de este martes con Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Todos los interlocutores incidieron en la función estrictamente consitucional del Rey en este proceso, alejado de la intermediación que le solicita Iglesias.

No hay salida que no pase por las urnas. Esta es la impresión generalizada de los portavoces del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Compromís, Unión del Pueblo Navarro, Equo, Coalición Canaria, Galicia en Común e Izquierda Unida y el PNV, aunque este no compareció tras la audiencia. Estas formaciones trasladaron al Rey su inquietud ante una repetición de elecciones y pusieron el acento en la desazón y el desafecto que está causando esta perspectiva en los ciudadanos. La incapacidad del PSOE y Unidas Podemos de negociar un acuerdo que evite las elecciones fue invocada por todos, aunque el reproche más enérgico se lo llevó el PSOE.

En las audiencias, todos los convocados constataron que el Rey se limitó a su cometido constitucional de preguntar a los partidos sobre su posición ante una eventual investidura de Sánchez. Todos los portavoces extremaron su deferencia hacia el Rey, ya fueran republicanos, monárquicos o estrictamente defensores del sistema constitucional. Eso sí, Alberto Garzón, de Izquierda Unida, no renunció a su tradicional forma de referirse al jefe del Estado como “el ciudadano Borbón”.

El cierre de filas con el papel institucional del Rey llegó después de que Iglesias le propusiera que mediara entre el PSOE y Podemos para evitar las elecciones. Nadie hizo alusión a esa propuesta, aunque la representante de Galicia en Común, Yolanda Díaz, quiso precisar que Iglesias no se refería a una “mediación en términos políticos”, pero que el papel de la Jefatura del Estado en este proceso “no es una labor burocrática”.

La jornada de la primera ronda, a la espera de los otros siete partidos que este martes pasarán por La Zarzuela, terminó como la anterior, celebrada en el mes de junio. El PSOE, a parte de sus 123 diputados, solo dispone del apoyo del parlamentario regionalista cántabro, José María Mazón Ramos. Los demás se movieron entre el no y la abstención, siempre a expensas de que pudierar producirse un acuerdo en ultima instancia. Los representantes de Galicia en Común, Equo e Izquierda Unida fueron los que más énfasis pusieron en señalar que aún hay tiempo para una negociación entre Unidas Podemos y el PSOE para formar gobierno.

El temor a que la derecha pueda gobernar si se repiten las elecciones fue invocado por Joan Baldoví, de Compromís, y Garzón.señaló que “los partidos progresistas serán los grandes perjudicados”. Y advirtió: “Cuidado con los idus de noviembre. La derecha tardaría menos de una semana en ponerse de acuerdo”. Juan López de Uralde, de Equo, también defendió que “los progresistas no quieren elecciones”. Desde otra posición, Ana Oramas, de Coalición Canaria, señaló la enorme frustración de la sociedad ante la incapacidad de un acuerdo político.

Las audiencias se vieron perturbadas por la oferta lanzada por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la que propuso al PP una abstención conjunta en la investidura de Sánchez con condiciones. El escepticismo fue la principal impresión que transmitieron los portavoces políticos, cuando no la descalificación. “Eso no es una oferta sino un salto desesperado de Rivera porque sabe que se va a desangrar por la izquierda y por la derecha si hay elecciones”. Esta fue la reacción de Oramas, para la que si la oferta fuera “en serio”, hubiera llamado a Sánchez y no a Pablo Casado.

El Rey cierra este martes una ronda de consultas que parece condenada al fracaso con los representantes de Junts per Catalunya, En Comú Podem, Vox, Podemos, Ciudadanos, PP y PSOE. Tras las audiencias tomará la decisión de proponer o no un candidato para la investidura.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información