Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig reclama un plan Marshall con fondos europeos para paliar los daños del temporal

El Gobierno valenciano aprobará un decreto de ayudas inmediatas y el murciano ya ha pedido la declaración de zona catastrófica

La Ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, en el puesto de mando en Orihuela (Alicante) desde donde se coordinan las labores de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad que participan en las zonas afectadas por la gota fría. En vídeo, imágenes del temporal.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha insistido este domingo en reclamar un plan Marshall de ayudas para la comarca de la Vega Baja del Segura (Alicante) con el que responder de forma contundente a las consecuencias económicas y sociales "muy graves" de la gota fría. Esta mañana ha especificado que este plan debería incluir ayudas del Gobierno español, de la Unión Europea y del resto de Administraciones. En su visita a las zonas inundadas, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, anunció este sábado que no se escatimarán fondos para paliar los daños.

La comarca de Orihuela ha sido la más afectada por las lluvias torrenciales, junto a la provincia de Murcia. De hecho, Puig ha realizado las declaraciones desde el puesto avanzado de mando, ubicado en la ciudad alicantina, antes de visitar Almoradí. Esta población y Crevillente siguen con graves problemas de abastecimiento de agua potable y de inundaciones. En Almoradí se ha vuelto a romper la canalización del río Segura por otra parte, por lo que el agua se dirige hacia los campos y no hacia la localidad, como en los dos últimos días. Hay centenares de vecinos desalojados.

El Consejo de Gobierno de la Región de Murcia, celebrado de manera extraordinaria este sábado en el Centro de Coordinación de Emergencias, ya pidió ayer la declaración de Zona Catastrófica para toda la Región de Murcia, tras el episodio de fuertes lluvias que ha provocado la dana (depresión aislada en niveles altos). El jefe del Ejecutivo murciano, Fernando López Miras, señaló: "Cuando pase el agua, habrá imágenes duras, pero sin duda, lo más importante de todo es que estamos todos". También expresó su solidaridad hacia los familiares de las seis personas fallecidas, dos en Albacete, una en Almería, una en Granada y dos en Alicante. 

Puig ha destacado el "gran esfuerzo" que han realizado en las últimas horas las Administraciones y ha indicado que las previsiones de la Confederación Hidrográfica del Segura son que el caudal del río baje lentamente porque todavía tiene aportaciones importantes de agua procedente de las montañas y de la zona de Murcia.

Del mismo modo, Puig ha pedido a los ciudadanos que extremen la "prudencia" porque, aunque la  previsión meteorológica es que la dana se desplace de esta zona hacia el oeste de la Península, no se puede descartar que vuelva "algún tipo de aparato eléctrico o lluvias".

Puig ha lamentado que el peor balance de este episodio de lluvias histórico en la zona son las dos víctimas mortales en la región, seis en toda España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >