Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva gota fría pone en aviso rojo a Barcelona y Girona por lluvias torrenciales

Las temperaturas caerán el martes entre seis y 10 grados en toda la Península salvo los litorales

Varias personas se protegen ayer de las intensas precipitaciones en Barcelona. En vídeo, las tormentas que amenazan a la ciudad condal. Vídeo: Atlas

Nuevo temporal de intensas lluvias, viento, descenso de las temperaturas y hasta nieve a causa de una DANA —acrónimo de Depresión Aislada en Niveles Altos, es decir, un embolsamiento de aire en capas altas conocido popularmente como gota fría—, después de las intensas lluvias de finales de agosto. Según alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial emitido este lunes, se prevé que la DANA penetre por el Cantábrico oriental a última hora de este lunes, se mueva de norte a sur por el este a lo largo del martes y se quede al menos hasta el viernes en el mar de Alborán, entre el sureste de la Península y el norte de África.

A partir del viernes "hay una probabilidad bastante alta de que se mueva de nuevo en dirección norte y afecte hasta finales de semana al interior peninsular, en concreto a la mitad sur y al sistema central, aunque las lluvias y tormentas ya no serían tan intensas", avanza Alejandro Roa, uno de los portavoces de la Aemet. Roa detalla que los restos del huracán Dorian han aportado "energía" a esta DANA, que "viene muy del norte y se desplaza muy rápidamente" y que, a partir del miércoles, se convertirá en "una baja en superficie de evolución compleja". "Las danas son habituales a finales del verano y principios del otoño, porque es cuando el mar está más caliente, almacena más energía y desprende más humedad", recuerda el portavoz. 

El temporal afectará sobre todo al área mediterránea, donde la Aemet espera varios días de chubascos acompañados de tormentas fuertes e incluso muy fuertes y persistentes, vientos intensos y mal estado de la mar. Pero la gota fría también se hará notar en otras zonas de la Península, con lluvias persistentes en el Cantábrico el martes y vientos fuertes en amplias zonas de la Península martes y miércoles, sobre todo en zonas altas de montaña.

Las precipitaciones más intensas se temen esta noche y el martes en Cataluña y Baleares, y el miércoles, en la Comunidad Valenciana y de nuevo en Baleares. El jueves se centrarán en el sureste peninsular y, a partir del viernes y con mayor incertidumbre, en zonas del este y sureste y quizá de Baleares, añade la nota informativa. La Aemet advierte, no obstante, de que "pequeños cambios en la evolución de la DANA y en el régimen de los vientos pueden desplazar los máximos de precipitación a otras zonas" y pide a la población que esté atenta a las actualizaciones y los avisos.

Ya este mismo lunes hay aviso rojo, el máximo de una escala de tres, por lluvias torrenciales en Barcelona y Girona y amarillo, el primer nivel, en Tarragona. En las dos primeras provincias, se espera que se acumulen 100 litros en 12 horas, de los cuales 90 pueden caer en tan solo una hora —la precipitación se considera torrencial a partir de 60 en una hora. El aviso está activo entre las diez de la noche de este lunes y las seis de la mañana del martes. En Tarragona, donde el aviso se prolonga hasta la medianoche del miércoles, se prevé que se acumulen 20 litros en una hora. Por tormentas, el aviso es naranja en Barcelona y Girona, mientras que es amarillo en Almería, Granada, Tarragona, Castellón y Murcia.

El martes, se amplía el mapa de avisos al pasar de siete provincias afectadas a 16 más Ceuta y Melilla. Barcelona y Girona seguirán hasta primera hora de la mañana en aviso rojo por lluvias y Tarragona, en amarillo hasta la medianoche, a las que se suman a partir del mediodía Baleares en naranja y Cantabria y Asturias en amarillo. En Baleares, subraya Roa, el episodio será también "bastante destacado", ya que se esperan 50 litros en una hora, que "no es lluvia torrencial, pero sí muy fuerte".

Por tormentas, Barcelona, Girona y Baleares se encuentran en aviso naranja, mientras que en Tarragona el nivel de aviso es inferior, amarillo. Por mala mar, el aviso es naranja en Barcelona y Girona y amarillo en Almería, Cádiz, Granada, Málaga, Tarragona, Ceuta, Melilla, Ibiza, Formentera y Mallorca. Además, hay aviso amarillo por viento en Almería, Huesca, Zaragoza, Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, toda Cataluña salvo Lleida, Madrid, Castellón, Mallorca, Menorca y La Rioja. Se esperan vientos de entre 70 y 90 kilómetros por hora.

El miércoles, el aviso amarillo por lluvias persiste en Tarragona y Mallorca, y se activa en Alicante, Castellón y Valencia. las mismas provincias tienen riesgo de tormentas. En naranja, por fenómenos costeros, están Barcelona, Tarragona. Castellón y Valencia y en amarillo, Girona y Alicante. Por vientos, las alertas se reducen a Huesca, Barcelona, Tarragona, Castellón y Valencia.

Además de lluvias, viento y temporal marítimo, la DANA provocará una bajada de las temperaturas brusca e importante, aunque breve, el martes en toda la Península salvo los litorales. La caída será entre notable —seis grados menos— y extraordinaria de más de 10 grados, pronostica el portavoz. Los valores se quedarán muy por debajo de los normales de estas fechas, con unas máximas que estarán entre 5 y 10ºC por debajo de lo que correspondería.

"En Madrid, por ejemplo, se pasará de 31 grados de máxima el lunes a 21 el martes", destaca Roa, que añade que la caída será todavía mayor en puntos de Teruel como Montalbán, donde será de 11 grados, y Calamocha, de 12. "El miércoles, las temperaturas vuelven a subir y se recuperan casi del todo respecto a los niveles previos", añade Roa. Así, el miércoles en Madrid hará 28/29 grados. Se esperan también las primeras nevadas del otoño en los Pirineos, donde nevará a partir de los 2.000 o 2.200 metros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información