Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego arrasa ya 290 hectáreas en Estepona y obliga a desalojar 600 viviendas

La compleja orografía de la región malagueña y los vientos cambiantes han dificultado mucho las tareas de extinción durante la noche

Varios bomberos suben una montaña en Estepona, este lunes.

El fuego ha aprovechado la noche para avanzar rápidamente por el paraje de Peñas Blancas, en Estepona (Málaga). Si a última hora de la tarde el incendio forestal había arrasado 85 hectáreas, la Junta de Andalucía ha informado de que esta mañana la cifra había ascendido a 290. La virulencia de los frentes activos y las condiciones climatológicas, especialmente el viento, han obligado incluso a la retirada a zona segura de los equipos terrestres durante parte de la madrugada, como ha explicado esta mañana el director de las tareas de extinción, Adriano Vázquez. El fuego, que obligó este lunes a activar el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma (Plan Infoca), ha precisado del desalojo ya de unas 600 viviendas. Ninguna se ha visto afectada por las llamas, según han informado desde el Ayuntamiento de Estepona

Cerca de 200 efectivos del Infoca siguen trabajando en el paraje natural de Peñas Blancas, al norte del municipio esteponero. El incendio forestal está afectando a las zonas enmarcadas por los ríos Cala, Padrón y Pastor, que nacen en Sierra Bermeja a unos 1.500 metros de altitud. Hay dos frentes especialmente activos y peligrosos. El primero, en la zona sur, donde se protegen las zonas pobladas. De manera preventiva, a lo largo de la noche se han desalojado tres zonas de viviendas diseminadas junto al parque temático Selwo, así como la urbanización La Alberdina-Las Abejeras. Se unen al complejo residencial Forest Hills y las 42 casas que tuvieron que ser abandonadas por sus residentes en la tarde de ayer.

En total, hay más de 600 viviendas desalojadas, según fuentes municipales. Casi 150 personas han pasado la noche en el polideportivo municipal El Carmen, habilitado con comida y colchonetas y disponible “para aquellos que lo necesiten”, en palabras del alcalde de Estepona, José María García Urbano. El servicio de emergencias 112 todavía no ha autorizado la vuelta de los vecinos a sus casas y se desconoce si podrán hacerlo durante esta jornada.

El segundo frente se encuentra en la zona oeste y está centrado en impedir que las llamas alcancen el pinsapar de Los Reales de Sierra Bermeja. Se trata de un bosque de pinsapos, un abeto prehistórico típico de zonas boreales pero que aún sobrevive en esta zona de Andalucía. Desde Ecologistas en Acción afirman que toda el área afectada, de bosque mediterráneo, tiene un “gran valor ecológico”. De hecho, buena parte de lo que ya se ha quemado y su área circundante están declaradas Zona de Especial Conservación de la Red Natura 2000 impulsada por la Unión Europea para conservar la biodiversidad. “Es una zona extremadamente singular, con afloraciones de roca peridotita y numerosas plantas, insectos e invertebrados endémicos”, destaca Javier Martos, miembro de la organización ecologista.

El viento cambiante y la orografía, con la existencia de numerosos barrancos y vaguadas, está dificultado las tareas de extinción por parte de los bomberos. Además, en la zona confluyen hasta tres líneas eléctricas, “lo que dificulta el trabajo de aviones y helicópteros”, según ha subrayado el portavoz de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo. Con dos ya desconectadas, minutos después de las 11 de la mañana se trabaja para hacer lo propio con la tercera para permitir que los medios aéreos pudieran continuar con las descargas de entre 4.000 y 5.000 litros de agua.

El trabajo desde el aire se ha entendido como más efectivo que los medios terrestres debido a la geografía del terreno. Por eso, a partir de las 12.00 del mediodía ha empezado el “ataque más importante” al fuego, según Bendodo, que se encuentra en el Puesto de Mando Avanzado desde donde se coordinan los trabajos de extinción. Las condiciones climáticas son las mejores desde esa hora, que se considera un momento clave para conocer la evolución del incendio forestal. Hasta 14 medios aéreos, la mayoría helicópteros, están realizando pasadas constantes para apagar las llamas. “Hoy hace también menos calor y más humedad. Esperamos que sobre las tres de la tarde podamos decir que en las siguientes dos horas el incendio estará estabilizado en la jornada de hoy”, ha insistido Bendodo, que ha querido resaltar la coordinación de las administraciones para luchar contra el incendio forestal y que este haga “el menor daño posible”.

Sobre el terreno y desde primera hora de la mañana están trabajando unos 150 bomberos forestales, diez técnicos de operaciones, nueve agentes de Medio Ambiente, un técnico de extinción, un técnico de Sistemas en Emergencias y el director del Centro Operativo Provincial. Además, se encuentran desplegadas cuatro autobombas, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), Unidad de Análisis de Incendios Forestales (UNASIF), una Unidad Médica para Incendios Forestales (UMIF) y un dron o vehículo aéreo tripulado de forma remota que ha volado tres veces para ayudar a la dirección de extinción a conocer el perímetro del incendio, además de los 14 medios aéreos. Hay que sumar también una decena de técnicos y agentes de Emergencias Andalucía (GREA, 112 y Protección Civil), patrullas de la Policía Local de Estepona y de la Unidad Adscrita, agentes del Cuerpo Nacional de Policía, dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga y voluntarios de Protección Civil de Estepona y Cruz Roja.

El detenido pasará a disposición judicial este martes o miércoles

El ciudadano francés detenido en la tarde de ayer como sospechoso de haber originado el incendio forestal en Estepona pasará a lo largo del día de hoy o mañana como muy tarde a disposición judicial, según ha explicado el consejero de Presidencia e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo. El hombre, que fue arrestado por la unidad de policía adscrita a la comunidad autónoma andaluza, trataba de quemar una colmena existente en la parcela donde alquilaba una vivienda. “Hay gente que se le ocurre hacer de todo. Tenía un enjambre de abejas y decidió que lo mejor era meterle fuego con gasolina”, ha subrayado Bendodo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información