Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un detenido por el incendio forestal de Estepona que ha obligado a desalojar 350 viviendas

El viento de terral y la orografía complica el trabajo de las más de 200 personas que tratan de extinguir un fuego que sigue activo y ha arrasado ya 85 hectáreas

En foto, vecinos miran el incendio de Estepona. En vídeo, imágenes del incendio durante la noche.

Un ciudadano francés ha sido detenido como presunto autor del incendio forestal que se originó en la mañana del lunes en el paraje de Peñas Blancas, en Estepona (Málaga). Según ha explicado el consejero de Presidencia e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, se cree que el hombre ha causado el fuego en los terrenos donde residía en régimen de alquiler al cometer una "negligencia". Ésta ha ocurrido al intentar "quemar una colmena de abejas y se le ha ido de las manos", como ha explicado Bendodo. Arrestado por la unidad de policía adscrita a la comunidad autónoma andaluza, el detenido se encuentra en dependencias policiales a expensas de pasar a disposición judicial. Más de 200 personas continuaban, pasada la medianoche, trabajando en el operativo de extinción de un fuego que ha arrasado ya 85 hectáreas y ha obligado a desalojar 350 viviendas.

El incendio forestal permanece sin control y su reflejo se puede ver desde el propio casco urbano esteponero. Las llamas, que se originaron este lunes sobre las 11.00, siguen avanzando por el término municipal de Estepona. El viento de terral, las altas temperaturas —se han rozado los 40 grados de máxima durante el día— y la presencia de barrancos y vaguadas está complicando al máximo la contención del avance del fuego, que ha quemado ya 85 hectáreas "de gran valor ecológico", según la Junta de Andalucía. Por ahora no ha alcanzado el paraje natural Los Reales de Sierra Bermeja, zona conocida por la presencia de un bosque de pinsapos.

A lo largo de la tarde y como medida preventiva, medio centenar de vecinos han tenido que abandonar 42 casas diseminadas cercadas por el fuego. El Ayuntamiento de Estepona ha habilitado para estas personas el polideportivo El Carmen. Minutos antes de la medianoche muchas de las personas evacuadas —la mayoría de origen extranjero—, comenzaban a llegar a las instalaciones deportivas, según anunciaba el alcalde de Estepona, José María García Urbano. Al mismo recinto también fueron dirigidos los residentes de las más de 300 viviendas existentes en la urbanización Forest Hills que poco después de las 22.00 comenzaban a ser desalojadas por la Policía Local de la localidad malagueña. Los servicios de emergencias temen posibles cambios de viento que puedan acercar el humo a la zona. Durante las tareas de extinción cinco personas han tenido que ser atendidas por intoxicación por humo, quemaduras leves y contusiones, aunque ninguna de ellas ha precisado traslado hospitalario.

A lo largo del día hasta 22 vehículos aéreos han estado trabajando junto a 170 bomberos forestales y medio centenar de técnicos. Con la llegada de la noche, aviones y helicópteros tuvieron que cesar su tarea, aunque durante la madrugada trabajaron sobre el terreno 188 bomberos forestales, 11 técnicos de operaciones, ocho agentes de Medio Ambiente, tres técnicos de extinción, un técnico de supervisión, dos encargados de logística y el director del Centro Operativo Provincial. Además, se encuentran desplegadas siete autobombas, una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones (UMMT), Unidad de Análisis de Incendios Forestales (UNASIF), una Unidad Médica para Incendios Forestales (UMIF) y un dron o vehículo aéreo tripulado de forma remota que realizó vuelos para el seguimiento nocturno de la evolución del incendio.

A lo largo de la noche llegaron refuerzos: 75 bomberos forestales, cuatro técnicos de operaciones y cuatro autobombas llegaron a Estepona para ampliar un operativo en el que también participan los agentes de Emergencias Andalucía (GREA, 112 y Protección Civil), cinco patrullas de la Polícía Local de Estepona y una de la Unidad Adscrita, 19 agentes del Cuerpo Nacional de Policía, tres dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga y 16 voluntarios de Protección Civil de Estepona y Cruz Roja.

El servicio de emergencias del 112 recibieron el lunes por la mañana más de un centenar de llamadas de personas que avisaban de la existencia de un incendio junto a la carretera que se dirige al municipio de Genalguacil, la MA-8301. A lo largo del día la situación fue empeorando y la Junta de Andalucía fue destinando cada vez más medios para tratar de extinguir las llamas. A las cinco de la tarde, la delegada de la Administración autonómica en Málaga, Patricia Navarro, activaba el nivel 1 de emergencias, que hace referencia a incendios que pueden ser controlados pero en los que se prevé la puesta en marcha de medidas para la protección de las personas y de los bienes.

El Ayuntamiento de Estepona también activó durante la tarde su Plan de Emergencias Municipal (PEM) que se integró en el operativo provincial. Su alcalde se acercó a primera hora de la tarde al puesto de mando avanzado para seguir los trabajos de extinción. Más tarde también acudieron al lugar Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro, delegada de gobierno de la junta en Málaga y el consejero de Presidencia e Interior de la Administración andaluza, Elías Bendodo.

Los alrededores del río Padrón fueron también pasto de las llamas en verano de 2010. Aquel año el fuego arrasó 20 hectáreas y obligó a desalojar a cerca de 200 vecinos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información