Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres inmigrantes del ‘Open Arms’ desembarcan por su mal estado de salud

Uno de los enfermos ha tenido que ser atendido por las infecciones derivadas de una herida por arma de fuego mal curada

Momento del desembarco de emigrantes del 'Open Arms' esta madrugada.

Tres emigrantes enfermos que permanecían a bordo del buque Open Arms, que aguarda a poder amarrar frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa, han tenido que ser evacuados de la embarcación la pasada noche por complicaciones en su estado de salud. Además de estos tres, ha sido evacuada una cuarta persona como acompañante, según ha publicado la ONG Proactiva Open Arms, propietaria del barco, a través de su perfil de Twitter.

Uno de los emigrantes desembarcados sufría una infección derivada de una herida de bala mal curada. Otro de ellos padece una inflamación del oído que también precisaba asistencia médica especializadaEste jueves, otros nueve fueron evacuados, cinco de ellos enfermos y cuatro acompañantes. En el barco permanecen 134 inmigrantes. 

La ONG ha vuelto a pedir que se agilice el desembarco de las personas que permanecen en la embarcación desde su rescate hace 15 días de altamar. "Todas estas personas necesitan ser desembarcadas con urgencia. Por humanidad", ha publicado la organización.

Un tribunal administrativo italiano autorizó el miércoles la entrada en aguas italianas del buque, a las que llegó finalmente ayer jueves. Desde entonces permanece fondeado a pocas millas de Lampedusa. Su situación ha suscitado una nueva crisis en el Gobierno italiano, donde el ministro de Interior, Matteo Salvini, ha dictado dos decretos para que el Open Arms no llegue a amarrar a puerto, con la oposición de su compañera en el Ejecutivo, la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, que se negó a firmar la decisión de Salvini alegando motivos humanitarios y legales.

También el primer ministro, Giuseppe Conte, ha censurado abiertamente a Salvini por su "deslealtad" política. Conte ha informado de que los gobiernos de España, Francia, Alemania, Portugal, Luxemburgo y Rumanía han contactado con las autoridades italianas para mostrarse "dispuestos" a acoger a los emigrantes y refugiados que viajan a bordo del buque una vez hayan desembarcado en puerto.

El presidente valenciano, Ximo Puig, considera "razonable" la posición del Gobierno español para desbloquear la situación del buque Open Arms y ha expresado de nuevo la disposición de la Comunidad Valenciana para acoger parte de los migrantes que puedan ser derivados a España. "El Gobierno nos trasladó su posición, que es razonable y en la que coincidimos", ha explicado Puig en una entrevista en la cadena SER. Ha insistido, no obstante, en que "quien tiene y tenía la responsabilidad es Italia".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información