Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio por rebelión a Trapero y la cúpula de los Mossos arrancará el 20 de enero

La Fiscalía pide hasta 11 años de prisión para tres de los cuatro acusados

Declaración de Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos d'Esquadra durante el 1-O, y su abogada, Olga Tubau, en el Tribunal Supremo el pasado marzo. En vídeo, resumen de su testimonio entonces.

La Audiencia Nacional ya ha fijado fecha para iniciar el juicio a Josep Lluís Trapero y otros tres miembros de la antigua cúpula de los Mossos por el referéndum ilegal del 1 de octubre y los incidentes ocurridos en septiembre de 2017 en la Consejería de Economía. El próximo 20 de enero de 2020 comenzará la vista oral con los interrogatorios a los acusados, que se prolongarán hasta el día 23, según una diligencia dictada este martes por el Juzgado Central de Instrucción número 3. La Fiscalía pide hasta 11 años de prisión para tres de los cuatro acusados por los delitos de rebelión.

Según consta en el documento, el tribunal estará compuesto por los magistrados Concepción Espejel, Francisco Javier Vieira y Ramón Sáez Valcárcel. Y, tras la declaración de los cuatro acusados, le llegará el turno a los testigos, en una vista oral que se prevé que se prolongue hasta el 19 de marzo.

Este señalamiento se produce después de que la Sala de Apelación de la Audiencia Nacional ratificase la pasada semana su competencia para juzgar esta causa y rechazase trasladarla a los tribunales de Cataluña, como pedían algunos acusados. Este proceso se ha desarrollado de forma paralela al instruido en el Tribunal Supremo contra los líderes independentistas. En este caso, la Fiscalía acusa a los entonces mandos policiales y políticos de los Mossos de "dar cobertura efectiva" a los líderes del procés para "imponer por la fuerza de las masas derechos de los que carecían" y "apoyar la efectividad de las normas abiertamente inconstitucionales emanadas del Parlament y la Generalitat".

El Ministerio Público atribuye a Trapero, a Pere Soler, ex secretario general de Interior, y a César Puig, segundo del exconseller Joaquim Forn, un delito de rebelión y pide para cada uno de ellos una pena de 11 años de prisión. Por su parte, acusa Teresa Laplana, intendente de la policía autonómica, de sedición y reclama una condena de cuatro años de cárcel para ella.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete