Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Girona bate su récord de temperatura con 43,9ºC en el pico de la ola de calor

Siete provincias en alerta roja y avisos en otras 27. Las máximas suben en el suroeste y en el Mediterráneo entre dos y tres grados y en el valle del Ebro de uno a dos

ola de calor junio Ver fotogalería
La playa de La Concha, abarrotada al mediodía del jueves.

Nunca desde que hay registros había hecho tanto calor en Girona, ni siquiera en pleno verano. La ola de calor, que se ha cobrado dos vidas y que complica las labores de extinción del devastador fuego de Tarragona, ha batido el récord de temperatura absoluta en la ciudad catalana, que estaba en 41,3 grados. En junio, jamás se había pasado de 39,7ºC pero, a las dos y media de la tarde, el termómetro del observatorio marcaba ya 43,4ºC, a las cuatro, 43,9ºC, informaba perplejo Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Aunque sabía que la intensidad del fenómeno era tal que iba a pulverizar récords, no se lo acaba de creer ya que, que al ser valores muy extremos, se suelen superar por unas décimas y que lo hagan por dos grados es extraordinario. Aemet Aragón informaba a última hora de la tarde de que 10 de sus estaciones han marcado también récord de junio y seis de ellas, máximo absoluto: Fraga, La Almunia, Caspe, Calanda, Sariñena y Barbastro. Sin contar estos y otros que haya podido haber hoy, la ola ha tumbado cinco cotas mensuales y una absoluto de máximas y siete de mínimas, precisa Del Campo. Esta tarde, ningún valor de las 10 máximas de todo el país bajaba de 42,8 grados.

La Aemet prevé que este viernes y este sábado la ola alcance su pico de subida de las temperaturas que, aunque bajarán unos grados el domingo y el lunes, seguirán siendo todavía muy altas. Este viernes las máximas dan una nueva vuelta de tuerca en el sur-suroeste y en el Mediterráneo, con de dos a tres grados más en Cáceres, Badajoz, Huelva, Sevilla y Cádiz. En el valle del Ebro, se espera un ascenso de uno a dos grados, hasta superar los 42, lo que ha disparado los avisos a rojo en siete provincias. Se trata de una situación insólita para un mes de junio, ya que hasta ahora la Aemet solo había emitido un aviso por riesgo extremo, para Córdoba en 2015, como recuerda el portavoz. En Francia, a causa de esta misma ola se ha activado por primera vez un aviso rojo desde que se creó el protocolo en 2004.

En España, los avisos son rojos en Huesca, Zaragoza, Barcelona, Girona, Lleida, Navarra y La Rioja. El nivel máximo se decreta ante fenómenos infrecuentes de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población extremo, ante el cual se recomienda protegerse y no salir a la calle en las horas de más insolación. Además, tienen aviso naranja, un escalón por debajo, otras 20: Córdoba, Granada, Jaén, Teruel, toda Castilla-La Mancha menos Albacete, toda Castilla y León salvo León y Zamora, Tarragona, Madrid, Extremadura y Álava. En amarillo, el nivel más bajo del sistema de avisos, quedan Sevilla, Cantabria, Albacete, Zamora, Comunidad Valenciana y Baleares.

Según el portavoz, se van a superar los 40 grados en muchas zonas del nordeste, en puntos de la meseta norte como Valladolid, en el centro con Madrid, con 41 grados, y en el sur peninsular. Pero las temperaturas más altas se esperan de nuevo en el valle del Ebro, que repite como punto más cálido del país con más de 42 grados en muchas zonas. "Las máximas estarán este viernes de forma generalizada entre 5 y 10 grados por encima de los valores habituales, entre 10 y 15 por encima en tercio norte, mientras que las mínimas se encuentran entre 5 a 10 por encima en la mitad norte", subraya Del Campo.

La buena noticia es que la situación ha mejorado en el País Vasco, donde el jueves se activaron en Bizkaia y Gipuzkoa los primeros dos avisos rojos de la ola por temperaturas de más de 40ºC. “Una pequeña galerna o cambio del viento ha refrescado toda la costa del Cantábrico, de forma que las temperaturas bajan de dos a tres grados en Asturias, una caída que es de 6 a 10 grados en Cantabria y el País Vasco”, explica otro de los portavoces de la Aemet, Fernando García. Sin embargo, la situación en la cuenca del Ebro está siendo este viernes todavía más asfixiante, ya que se han sumado de uno a dos grados.

Aunque todavía es pronto para saber si esta ola será la más intensa sufrida hasta ahora en España, lleva camino de estar entre las peores. El jueves, según detalla Del Campo, Burgos igualó su máxima histórica, los 38,8ºC que hizo en agosto de 2003, casi dos grados más de los que se habían alcanzado jamás en junio. Lleida, por su parte, llegó a 41,9ºC, un grado y tres décimas por encima de su récord de este mes. Madrid Barajas registró 40,3ºC, cuando su anterior máxima mensual estaba en 39,8ºC, mientras que es la primera vez que Pamplona ve los 40 grados en junio. Hizo 40,5ºC, cuando hasta ahora lo máximo eran 39ºC.

En cuanto a temperaturas mínimas, se batieron los récords de junio en el aeropuerto de Vitoria, en Molina de Aragón (Guadalajara), Soria, Calamocha (Teruel) y Cuenca que, a mil metros de altura, pasó la noche a 24 grados. Teruel, por su parte, vivió su noche más cálida en 30 años. El miércoles ya se tumbaron los primeros récords. En Bilbao aeropuerto se registraron 39,6º, el valor más alto en 30 años, mientras que Molina de Aragón (Guadalajara) con 36,1º y Daroca (Zaragoza) con 39,1º superaron su máxima de junio desde que hay registros.

El fin de semana, la ola no dará tregua. "Con ligeras variaciones en las temperaturas, el sábado será, junto al viernes, el peor día de la ola", advierte Del Campo. Para el sábado, la Aemet eleva a 38 las provincias bajo aviso, de las que de nuevo siete son rojos, pero con cambios respecto al viernes: todo Aragón, Lleida, Tarragona, Navarra y La Rioja. En naranja están Córdoba, Granada, Jaén, toda Castilla La-Mancha salvo Albacete, Ávila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, el resto de Cataluña, Madrid, Extremadura, Mallorca y Álava. En amarillo están Almería, Sevilla, Cantabria, Albacete, Palencia, Zamora, Comunidad Valenciana, Ibiza, Formentera, Menorca, Gipuzkoa y Murcia.

El domingo se producirá un ligero respiro y bajarán las temperaturas, "donde más hasta seis y ocho grados en el Cantábrico y donde menos, entre uno y tres en el valle del Ebro", avanza Del Campo. El alivio en las temperaturas permitirá que se levanten los avisos rojos, pero 29 provincias seguirán en alerta. En naranja, estarán Aragón, Guadalajara, Toledo, Lleida, Madrid, Navarra y La Rioja. En amarillo, seguirán Córdoba, Granada, Jaén, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, todo Castilla y León salvo León y Zamora, el resto de Cataluña, Extremadura, Mallorca y Álava. Y el lunes, los valores seguirán cayendo. "Probablemente sea el último día del episodio, pero su fin se determinará a posteriori", explica el meteorólogo, que subraya que el calor seguirá, aunque no tan intenso. La mala noticia es que "la tendencia que apuntan los modelos es que el miércoles y el jueves vuelvan a subir".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información