Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España participará con un 33% en el desarrollo del futuro caza europeo

Robles firma en Le Bourget la incorporación de España al proyecto franco-alemán

El presidente Macron, tercero por la izquierda, con las ministras de Defensa de España, Francia y Alemania, entre otras autoridades, ante la maqueta del FCAS.
El presidente Macron, tercero por la izquierda, con las ministras de Defensa de España, Francia y Alemania, entre otras autoridades, ante la maqueta del FCAS. EFE

El cielo de París se despejó para la gran ocasión: el descubrimiento, al inicio de la Feria de la Aeronáutica y el Espacio de Le Bourget, de la maqueta del futuro caza europeo del Siglo XXI (FCAS o NGWS por sus siglas en inglés), que pretende reemplazar las actuales flotas de aviones de combate europeos para 2040. Aplaudiendo en primera fila, el presidente francés, Emmanuel Macron. A su lado, las ministras de Defensa de Alemania y Francia, países líderes hasta ahora del proyecto, y su nueva aliada, España. Con su firma en el Memorando de Entendimiento, Margarita Robles oficializó este lunes en las afueras de París la entrada de España en el que pretende ser el gran proyecto de la industria militar europea.

“Hoy es un día muy importante para la Unión Europea, para España, para Francia y Alemania”, dijo la ministra española de Defensa en funciones tras firmar el acuerdo con sus pares europeas, la francesa Florence Parly y la alemana Ursula Von Der Leyden. Las tres ya suscribieron el 14 de febrero en Bruselas una carta de intenciones que ahora se ha concretado en un compromiso “serio, porque es un compromiso de futuro”, subrayó Robles. España se compromete a ser un “socio y un aliado fiable, un aliado serio, con liderazgo en un proyecto tan importante que va a suponer un cambio fundamental desde todos los puntos de vista: desde el de las Fuerzas Armadas, pero también de la industria española”, insistió.

“Estamos muy contentos de recibir a España. Es una señal excelente y la prueba de que se materializa la voluntad de tener una base industrial en Europa capaz de afrontar el desafío de las industrias china, rusa y americana”, dijeron fuentes del Ministerio francés de Defensa a France Presse.

En una ceremonia pública en el parque de exposiciones de Le Bourget, donde se presentan estos días las últimas novedades de la industria aesroespacial mundial, las tres ministras firmaron en presencia de Macron y de los directivos de Dassault, Eric Trappier, y Airbus, Dirk Hoke, las dos compañías que lideran industrialmente el proyecto. Según fuentes francesas, el acuerdo une a los tres países de forma “irreversible” al menos durante una década, ya que compromete un estudio de viabilidad durante los próximos dos años y una hoja de ruta hasta 2030.

Robles no quiso revelar el monto que España está dispuesta a invertir en un proyecto que hasta ahora financian de manera casi paritaria París y Berlín, argumentando que sería “imprudente” dar cifras en una fase tan temprana. No obstante, agregó que “España va a participar en el 33% de los proyectos teconológicos, al igual que sus socios".   El secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, indicó que el presupuesto para la fase de fabricación se decidirá en 2026, pero que el coste de los prototipos a desarrollar hasta 2030 rondará los 8.000 millones de euros.

El FCAS no será solo un avión de combate sino un sistema en el que cazas tripulados y drones operarán conjuntamente. Tras la firma de hoy, comenzarán las negociaciones para la integración de la industria española en el "estudio de concepto conjunto" ya en marcha y en los diferentes paquetes de trabajo de los demostradores tecnológicos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >