Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó vence y logra conservar Valencia con los socialistas

El batacazo de Unides Podem, que no entra en el Ayuntamiento, ha hecho peligrar el triunfo de Compromís y PSOE, que suman 17 concejales frente a los 16 de la derecha

Joan Ribó, a sus 71 años, se ha mantenido firme y con sus 10 concejales de Compromís podrá volver a gobernar en Valencia, con el apoyo de los siete regidores socialistas. Pero por los pelos. El aumento de ambos partidos ha contrarrestado el batacazo de Unides Podem-Esquerra Unida, que no ha logrado entrar en el Ayuntamiento al quedarse con el 4,1% de los votos. La izquierda suma 17 regidores por 16 de la derecha, en la que el PP aguanta el tipo, con ocho concejales, dos por encima de Ciudadanos. Vox se estrena con dos representantes.

Joan Ribó, en el centro, acompañado anoche de los dirigentes de Compromís.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones en Valencia

El bloque de la izquierda ha ganado al de la derecha por la mínima, en una jornada casi veraniega y muy festiva, en la que coincidieron los comicios con la celebración en la ciudad del triunfo del Valencia CF en la Copa del Rey. La participación ha sido del 66%, seis puntos por debajo de las anteriores elecciones municipales de 2015.

El ajustado triunfo de la izquierda descansa en la fortaleza de Joan Ribó, que ha conseguido el 27,4% de los votos, cuatro puntos más que en 2015, lo que se traduce en un nuevo concejal hasta sumar 10. “Es una situación totalmente parecida a la anterior. La diferencia es que la suma antes era a tres y ahora es a dos”, manifestó anoche en la Cadena Ser un Ribó aliviado tras un escrutinio de infarto. Su apoyo supera el 16,4% obtenido por la coalición de Compromís, liderada por Mónica Oltra, en las recientes elecciones autonómicas.

Y también ha funcionado la apuesta de los socialistas en el Ayuntamiento de Valencia por la juventud de Sandra Gómez, de 33 años, que se ha consolidado al pasar del 14% que obtuvo el PSPV-PSOE en los anteriores comicios, liderado por Joan Calabuig, a un respaldo del 19,4%. Pasa de cinco a siete concejales. “Tenemos que estar todos los progresistas muy contentos”, declaró Gómez.

El gran fracaso ha sido el de Unides Podem-Esquerra Unida, que no ha superado la barrera del 5% al quedarse en un 4,1%, y ha hecho peligrar la reedición del pacto de izquierda al frente de la alcaldía de Valencia. La formación liderada por María Oliver ha pasado de tres concejales a ninguno. En estos comicios se han presentado junto con Esquerra Unida, a diferencia de 2015. “No han sido unos buenos resultados. Se abre una nueva etapa de reflexión en el municipalismo para saber qué ha pasado con los Gobiernos del cambio”, dijo Oliver.

La determinación de los populares por María José Catalá ha surtido efecto y, si bien el partido ha dejado de ser hegemónico en la ciudad y ha perdido dos concejales con respecto a las anteriores elecciones, ha logrado superar al Ciudadanos de Fernando Giner (17%), que se mantiene con seis.

Catalá, exalcaldesa de Torrent y exconsejera de Educación y Cultura, se sitúa tres puntos porcentuales por encima de los resultados que obtuvo la líder del PP en la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, en las pasadas autonómicas y se erige como una apuesta de futuro del PP.

Por su parte, Vox (7,2), con el abogado José Gosalbes al frente, gana los dos regidores que pierden los populares.

El PSPV-PSOE, además, ha reforzado su posición en las poblaciones del área metropolitana, consolidando su liderazgo, recuperado en el 2015, en el llamado cinturón rojo de Valencia

Los socialistas también han logrado aumentar su ventaja en Castellón de la mano de Amparo Marco, que ha pasado de siete concejales a 10, siendo la lista más votada en la ciudad. Podrá gobernar con Compromís y con Unides Podem.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información