Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos y Vox no obtendrían ningún escaño en el País Vasco

El PNV ganaría el 28-A con seis diputados, uno más, y Podemos perdería tres de sus seis representantes vascos, según el sondeo del Gobierno autonómico

El lehendakari Urkullu, y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, caminan por delante del cartel electoral de su formación.
El lehendakari Urkullu, y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, caminan por delante del cartel electoral de su formación. efe

Las elecciones generales del 28 de abril tienen un claro favorito en el País Vasco, el PNV, que sumaría un escaño a sus actuales cinco representantes en el Congreso. Y también un perdedor, Podemos, pues perdería la mitad de sus seis asientos en la Cámara Baja. Todos los sondeos realizados hasta ahora marcan esta tendencia: una victoria incontestable de los nacionalistas vascos y una caída en picado de la formación de Pablo Iglesias. El último Sociómetro sobre previsión de voto, elaborado por el Gobierno vasco y conocido este miércoles, incorpora otro dato relevante en esta comunidad autónoma: Ciudadanos y Vox no lograrían representación en los próximos comicios.

Los partidos que dirigen Albert Rivera y Santiago Abascal no acaban de cuajar en el País Vasco. Si en Andalucía fueron las fuerzas que más crecieron en las pasadas elecciones autonómicas de diciembre y consiguieron, junto al PP, controlar el Parlamento andaluz, en Euskadi no llegarían al 2% en la intención de voto. Estas dos formaciones seguirían sin aportar un solo diputado vasco a las Cortes tras el 28-A. La derecha de ámbito estatal solo obtendría en esta comunidad autónoma los dos escaños que el Sociómetro otorga al PP.

El sondeo realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica, dependiente de la Lehendakaritza, revela que el PNV sería el partido más votado y lograría seis escaños, uno más que en la actualidad. El partido de Ortuzar y Urkullu también parte con todas las papeletas para revalidar su victoria en las elecciones forales y municipales de mayo. El PSE-EE, cuyos resultados en Euskadi suelen ser muy sensibles al contexto nacional, pasaría a ser la segunda fuerza, con cuatro diputados, también uno más que ahora.

Estas tres formaciones (PNV, PSE y EH Bildu) mejorarían su cuota el 28-A a costa del batacazo que la encuesta del Gobierno vasco pronostica para Podemos. El partido de Iglesias, que en 2016 fue la fuerza más votada y obtuvo seis escaños (el 29,28% de los votos), reduciría ahora a la mitad su presencia en el Congreso y pasaría a ser la cuarta formación.

El PNV sería el partido más votado en Bizkaia y Gipuzkoa, con lo que desbancaría a Podemos, que hace cuatro años se impuso en estos territorios. La coalición de Iglesias, que también fue la más votada en Álava, cedería este puesto al PSE, que remonta desde la cuarta a la primera posición en esta provincia, donde concurrirá con la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, como cabeza de lista. EH Bildu obtendría sus escaños en Gipuzkoa (dos) y Bizkaia, mientras que en Álava no lograría representación.

El Sociómetro vasco fue realizado entre el 25 y el 28 de marzo pasados a través de entrevistas telefónicas a 1.500 personas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >