Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV ganaría las elecciones y sumaría mayoría absoluta con cada partido de la oposición, según el Euskobarómetro

La participación cae por debajo del 60% en lo que se interpreta como la desmovilización del electorado autonomista

El lehendakari junto al diputado general de Álava, Ramiro González y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, con deportivas.
El lehendakari junto al diputado general de Álava, Ramiro González y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, con deportivas.

La moderación le va bien al PNV. Su demanda de acuerdos amplios entre diferentes y el freno de mano que ha puesto para evitar el contagio del independentismo catalán, sigue dándole buenos resultados, según confirman los expertos de la Universidad del País Vasco, en el Euskobarómetro. El PNV volvería a ser el ganador si las elecciones al Parlamento vasco se celebraran mañana, con un 38,3% de los votos válidos y un crecimiento de tres escaños, hasta los 31 y ganando en las tres provincias vascas. Un crecimiento que le permitiría gobernar con mayoría absoluta con el resto de grupos políticos salvo con Ciudadanos, que podría entrar en el Parlamento a costa de un escaño del PP. La única sombra es la participación media estimada, que se sitúa "ligeramente" por debajo del 60%, "apuntando a una ligera desmovilización sobre todo del electorado autonomista", interpretan los sociólogos.

El sondeo, realizado entre el 15 de octubre y el 9 de noviembre, no recoge los efectos de la fallida negociación presupuestaria entre EH Bildu y el PNV, pero la recogida de datos sí se produjo en plena celebración del denominado caso De Miguel la mayor trama de corrupción que afecta a excargos públicos e internos del PNV y que ya está visto para sentencia.

Si el PNV no sufre desgaste después de toda una legislatura, la coalición EHB no logra extender su marca y se estanca en la segunda posición manteniendo sus 18 escaños con un 23,1% de los votos válidos, obteniendo esa misma posición en Gipuzkoa y Bizkaia y disputándosela al PP en Álava. Según el Euskobarómetro algo más del 75% de los entrevistados dicen tener definidas ya sus preferencias y ronda el 19% la proporción de los que no expresan una intención clara, sea de votar o abstenerse o por cualquiera de las opciones electorales.

El PSE-EE, actual socio de Gobierno del PNV, podría recuperar la tercera posición y, con un 13,5% de los votos válidos y unos 11 escaños, reforzaría su posición para revalidar la actual mayoría de gobierno, tras recuperar dos escaños. Entre el PNV y el PSE, a los que ahora falta un escaño para lograr la mayoría absoluta situada en 38 escaños, dispondrían de 42. También lograría la tercera posición en Bizkaia y podría aspirar a ella en Gipuzkoa, pero se tendría que conformar con la cuarta en Álava tras el PNV, EH Bildu y el PP.

Elkarrekin Podemos es la que sale la peor parada. Con un 10,3% de los votos válidos y unos siete escaños cedería la tercera posición al PSE-EE, retrocediendo en todas las provincias tras perder cuatro escaños después de una legislatura en la que han sufrido numerosas crisis internas.

El nuevo PP de Pablo Casado no logra mejorar las expectativas del de Alfonso Alonso en Euskadi y mantiene el desgaste que ya habían detectado anteriores sondeos. El PP retrocede en todas las provincias, pero mantiene la quinta posición con unos siete escaños y alrededor de un 8,2% de los votos válidos. En Álava podría disputarle la segunda posición a EHB, pero en el resto se quedaría en último lugar tras perder dos escaños. Y tal y como ya apuntaban anteriores oleadas del Euskobarometro, Ciudadanos está a un paso de entrar, con un 3% de los votos válidos, en el Parlamento vasco, gracias a su escaño alavés.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información