Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno esquiva posicionarse sobre los rescates de migrantes en el Mediterráneo

Salvamento Marítimo rescató una de cada tres personas en aguas de responsabilidad marroquí en 2018, ante la inacción de su principal socio en materia migratoria

Rescate de una patera en el Estrecho.
Rescate de una patera en el Estrecho.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha evitado explicar cuál es su política de rescates en el Estrecho y en el Mar de Alborán. Tal y como reveló EL PAÍS, un tercio de los casi 50.000 migrantes rescatados por Salvamento Marítimo en 2018 fue localizado en aguas de búsqueda y rescate marroquí porque Marruecos no asumía su responsabilidad. Desde mediados de enero, sin embargo, los barcos españoles no han vuelto a hacerse cargo de misiones en la zona de competencia del país vecino. Preguntada por la línea del Gobierno en este asunto, la portavoz Isabel Celaá ha esquivado la respuesta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros: “Este gobierno está trabajando en perfecta coordinación con las autoridades de Marruecos. Es un problema para ambos países y sobre todo para Europa”.

España ha trabajado como mediador con la Unión Europea para que Marruecos reciba apoyo económico y se involucre en el control de sus fronteras terrestres y marítimas. La UE ya ha comprometido 140 millones de euros e interpreta que el reconocimiento al país magrebí y esa colaboración es la causa de que desde febrero haya caído el número de llegadas. “La exigencia no debería limitarse a fortalecer el sistema de rescate, sino también la protección y atención a las personas rescatadas. Si no se presta atención a este punto clave, parece que solo presionamos para mantener el control de nuestras fronteras”, advierte Gemma Pinyol, directora de políticas migratorias y diversidad en Instrategies. “Esta externalización vulnera los principios básicos y valores de la UE”, abunda la experta.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información