Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU dice que no tiene “nada que ver” con el asalto a la embajada norcoreana

El juez evita identificar a la "organización criminal" que irumpió en la sede diplomática

Un vehículo policial, ante la entrada de la Embajada de Corea del Norte en Madrid. En vídeo, reconstrucción del asalto a la embajada.

El portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Robert Palladino, aseguró este martes que “el Gobierno de Estados Unidos no tiene nada que ver” con el asalto a la Embajada norcoreana en Madrid.

El auto judicial no lo señala expresamente, aunque aporta bastantes indicios. El juez califica a los asaltantes de “organización criminal”, pero evita ponerle nombre. Después de que EL PAÍS revelara que al menos dos de los asaltantes habían sido identificados y tenían vínculos con la CIA, The Washington Post publicó un artículo que exculpaba al servicio de inteligencia y responsabilizaba a un misterioso grupo disidente norcoreano, denominado Cheollima Civil Defense o Free Joseon, que ni siquiera lo había reivindicado. El diario avanzaba incluso que los asaltantes grabaron un vídeo durante el asalto. La filmación (en la que solo se veía cómo un hombre rompía contra el suelo dos retratos de los líderes norcoreanos en una habitación sin ningún objeto identificable) la ha difundido el mismo diario en un artículo posterior, en el que asegura que los asaltantes habían contactado con el FBI.

El auto judicial confirma que el líder de la banda “entró en contacto con el FBI” para facilitarle información, así como “el material audiovisual supuestamente obtenido”. Pero no explica por qué no se dirigió a la CIA, el servicio que se ocupa de la amenaza norcoreana, o por qué disponía de varias identidades falsas.

El principal objetivo del asalto, según el escrito del juez, era convencer al encargado de negocios de la embajada, Yun Sok So, para que desertara, pero esta oferta no era viable si no la avalaba un Gobierno dispuesto a darle asilo. La prueba de fuego de la implicación de los servicios de inteligencia estadounidenses llegará cuando Washington, una vez detenidos los asaltantes por orden del juez, tenga que decidir si los extradita a España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información