Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior investiga un presunto asalto a la Embajada de Corea del Norte en Madrid

Los atacantes inmovilizaron al personal de la legación y se llevaron unos ordenadores, según fuentes próximas a la investigación. No se descarta "algún tipo de espionaje político"

Acceso a la embajada de Corea del Norte en Madrid.
Acceso a la embajada de Corea del Norte en Madrid.

Interior investiga un supuesto asalto a la Embajada de Corea del Norte en Madrid, sita en el número 43 de la calle Darío Aparicio, en el distrito de Aravaca. Aunque fuentes policiales aseguran que no consta denuncia alguna en comisaría, agentes de la Comisaría General de Información (CGI) investigan "el incidente". Las informaciones son aún confusas, pero supuestamente los asaltantes actuaron "como un comando" y entraron "de manera planificada" la tarde del pasado viernes en el chalé que alberga ese edificio consular. Ataron y amordazaron a su personal y se llevaron varios ordenadores, según fuentes próximas a la investigación, que aseguran que los asaltantes "sabían lo que querían llevarse" y no descartan que el ataque pudiera tener su origen en "algún tipo de espionaje político". El asunto está ya en manos de la Audiencia Nacional.

Otras fuentes policiales señalan que "solo constan unas lesiones" sufridas por una persona, una mujer coreana de la embajada, que habría logrado escapar de los asaltantes y se dirigió a un coche patrulla de policía que llegó hasta el lugar, presumiblemente tras ser llamado por vecinos de la zona, alertados por los gritos de la mujer.

Desde el Ministerio del Interior reconocen que "algo ocurrió" pero se limitan a decir que "se está investigando", sin que se conozcan aún los pormenores de esa investigación o el sentido de las pesquisas.

A lo largo de la tarde y noche del pasado viernes llegó a hablarse de "un muerto inexistente" en los chats policiales, según otras fuentes policiales. Pero lo que sí parece cierto es que hubo un "incidente en la puerta de la embajada". 

Según la versión adelantada por El Confidencial, y que fuentes próximas a la investigación dan por buena, lo que ocurrió fue que una mujer salió dando gritos en coreano de la embajada hacia las 17.00. Los vecinos, alertados, avisaron a la policía, que trató de buscar un intérprete para entender lo que trataba de decirles la mujer. Esta les avisó de que "unos hombres habían entrado y les habían atado y amordazado en la embajada".

Varios agentes trataron de acceder a la casa consular y una persona les abrió la puerta para decirles que no ocurría nada. Minutos más tarde, varios coches de alta gama salían a gran velocidad del lugar, abandonando dentro al personal retenido. Sanitarios del Servicio de Emergencias Samur acudieron para atender las "pequeñas lesiones" sufridas por el personal agredido y tres personas fueron asistidas en la misma puerta de la embajada y dadas de alta en el mismo lugar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información