Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez veta a los afines de Susana Díaz en las listas de las provincias andaluzas donde no hubo acuerdo

"Tomo nota", dice la expresidenta de la Junta y responsable de la mayor federación del PSOE, que ha emitido un voto particular en la comisión de listas

Desde la izquierda, Narbona, Sánchez y Lastra. este domingo en Madrid. En vídeo, el PSOE-A expresa su disconformidad con las listas electorales de Sánchez.

Pedro Sánchez ha impuesto su dominio de los órganos del PSOE y ha vetado a los afines de Susana Díaz en las provincias donde la federación andaluza ha mantenido el pulso con la dirección del PSOE hasta el final, aun a sabiendas de que lo perdería. La expresión de esa falta de consenso ha sido la remodelación de los puestos de salida en las cuatro provincias en las que no ha habido pacto. Se trata de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Almería, precisamente las circunscripciones andaluzas cuyos cabezas de lista serán ministros. El caso más llamativo es el de Antonio Pradas, diputado que ha sido la mano derecha de la expresidenta de la Junta en el Congreso y que se queda fuera de las Cortes. No ha sido el único en sufrir las consecuencias de la falta de acuerdo, que Ferraz ha entendido como un pulso de Díaz. Javier Lambán, presidente de Aragón, el otro territorio que junto a Andalucía ha puesto objeciones a la elaboración de las listas, no ha acudido a la cita del mayor órgano de decisión del PSOE. Lambán ha justificado su ausencia para ver a su padre "en la visita matinal de los domingos". La dirección de Sánchez pone como ejemplo de la voluntad de cerrar acuerdos a Castilla-La Mancha cuyo presidente, Emiliano García-Page, fue de los más críticos con la gestión del Gobierno de la crisis en Cataluña y la necesidad del voto de los independentistas para la aprobación de los Presupuestos.

“Nosotros en Andalucía hemos tenido la mano tendida en todo el proceso para hacer compatibles las peticiones de [la dirección] federal con la decisión soberana de los militantes. Eso no ha sido posible. Bueno, tomo nota", ha dicho Díaz a su llegada al comité federal. Aun así, no ha tenido otra opción que acatar las listas definitivas dado el control de Sánchez de los órganos internos: “A partir de mañana todos a trabajar para que tengamos el mejor resultado posible” en las elecciones generales del 28 de abril. "Aquí todos tomamos nota. El comité federal ha tomado nota de unas buenas listas. Este era el momento de la dirección federal y tenemos que pensar en los grupos que queremos hacer", le ha replicado una vez finalizado el cónclave José Luis Ábalos, secretario de Organización y ministro de Fomento. "No hay heridas", ha incidido el número tres del PSOE, que ha recalcado que el comité federal es "un órgano soberano". De esta manera se ha desligado de las votaciones en las asambleas locales de militantes, en las que los cuatro ministros por Andalucía quedaron en puestos muy retrasados. Estas consultas a las bases son consultivas y, por tanto, no vinculantes. Sánchez ha afirmado que las listas están "llenas de energía, ilusión y esperanza".

El representante andaluz en la comisión de listas, Juan Cornejo, ha emitido un voto particular en la aprobación de las candidaturas, que posteriormente han sido ratificadas por unanimidad en el comité federal. La delegación andaluza fiel a Díaz no ha votado al completo. Díaz y Cornejo figuran entre quienes no han levantado la mano, según han indicado fuentes presentes en el comité federal, y otros miembros de la principal federación del PSOE han optado por ausentarse de la votación. Tras la intervención de Sánchez nadie ha pedido el turno de palabra, por lo que el comité apenas ha durado una hora. Un periodo de tiempo cortísimo al que en el PSOE no están acostumbrados.

Díaz proponía a Pradas como número dos por Sevilla, tras la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y en lugar de Alfonso Rodríguez de Celis, delegado del Gobierno en Andalucía al que la federación andaluza proponía como número cuatro por la única circunscripción en la que un mismo partido, el PSOE, se ha impuesto en todas las elecciones. Ante la falta de acuerdo y lo que en Ferraz han entendido como un desafío, Pradas no irá a ni al Congreso ni al Senado. "La lista de Sevilla es nuestra", han resumido fuentes de la dirección socialista. La tercera al Congreso será Beatriz Micaela Carrillo, activista gitana, y el cuarto Paco Salazar, actual director general de análisis y estudios en La Moncloa. El número uno al Senado será Antonio Gutiérrez Limones.

Tampoco irán en los puestos que Díaz quería otros de sus incondicionales. Por ejemplo, en Córdoba María Jesús Serrano, que formó parte de la gestora que dirigió el PSOE entre la dimisión de Sánchez en el convulso comité federal del 1 de octubre de 2016 y su reelección como secretario general en las primarias de mayo de 2017. El PSOE andaluz planteó a Serrano como número dos al Congreso -donde ha sido diputada-, se tendrá que conformar con el tercer puesto en las listas al Senado, lo que no garantiza su puesto en la Cámara alta. La lista al Congreso por esta circunscripción la encabeza Luis Planas, ministro de Agricultura. La segunda será Rafaela Crespín -secretaria de organización de la provincia- y el tercero Antonio Hurtado, que ya fue diputado esta legislatura y repite en la misma posición.

Los avisos de que Sánchez iría al choque con Díaz y se impondría en las listas no eran una bravata. El presidente del Gobierno y líder del PSOE ha impuesto la potestad que le otorga su control de la comisión federal de listas y del comité federal, los dos órganos que este domingo han aprobado las candidaturas electorales al Congreso, Senado, europeas, parlamentos autonómicos y Ayuntamientos de más de 50.000 habitantes. Otro ejemplo de la respuesta severa de Ferraz a la falta de entendimiento con Andalucía se ha producido en la lista de Cádiz. Tampoco repite como diputada Miriam Arconchel, que aspiraba a repetir como segunda en la candidatura del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Tampoco irá al Senado. En Almería Sonia Ferrer, diputada en la legislatura que finaliza, sí se mantiene detrás de José Guirao, ministro de Cultura y Deportes.

"Se está trabajando. Hay un clima de entendimiento. Desde el jueves se está combinando por un lado la voluntad de los militantes y las necesidades del secretario general en la configuración de su equipo", había afirmado Díaz la víspera del comité federal. "La militancia ha dado un proceso que ha sido muy bonito, las direcciones provinciales han salido con más del 90%, es lógico también que el secretario general quiera contar con personas de su equipo. Todo eso al final tendrá un buen resultado para lo que a mí me importa, que el lunes vayan los compañeros que vayan en las listas, yo me doy a dejar el pellejo y batir el cobre", aseveró.

Último repaso a las listas el sábado en Ferraz

El repaso final de las listas comenzó el sábado en Ferraz pasadas las seis de la tarde. Concluyó pasada la medianoche. Encabezaban el comité encargado de su elaboración la vicesecretaria general, Adriana Lastra, el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y Santos Cerdán, su número dos y secretario ejecutivo de Coordinación Territorial. Los dos últimos regresaron a Madrid con antelación para examinar las candidaturas que este domingo se ratificarán en el comité federal del PSOE: Ábalos dio al mediodía un mitin en Albacete mientras Cerdán participó el viernes por la tarde en un acto de partido con Sánchez en Pamplona. También estuvo presente Iratxe García, portavoz en el Parlamento Europeo.

Aragón es, después de Andalucía, la otra federación que más resistencia ha presentado a que Sánchez configurase las candidaturas. Miembros destacados de la dirección federal sostienen que había un acuerdo que se incumplió el lunes, en la votación del comité regional. El presidente aragonés, Javier Lambán, acudió el martes a la sede del PSOE pero la falta de entendimiento se ha mantenido desde entonces. Ferraz reemplazará a Óscar Galeano como número dos al Congreso por Zaragoza. Le sustituirá Pau Marí-Klose, alto comisionado del Gobierno para la lucha contra la pobreza infantil. En Teruel tampoco repetirá Ignacio Urquizu, diputado desde 2015. El escogido es Herminio Sancho.

La dirección del PSOE celebró este domingo una reunión una hora antes de que comenzara la del máximo órgano de decisión de los socialistas, convocado a las 10.30 y concluido hacia las 12. A las 10.00 la comisión de listas ha aprobado las candidaturas, lo que implica que los críticos no han dispuesto de ningún margen de maniobra y se han encontrado con los cambios definitivos poco antes del comité federal, máximo órgano decisor del PSOE entre congresos.

La mayoría de los 21 componentes de la comisión federal de listas (en la que la delegación andaluza ha presentado un voto particular) están alineados con la dirección del PSOE. El secretario de Organización de la federación andaluza, Juan Cornejo, forma parte de este órgano, a diferencia de su homólogo de Aragón, el otro territorio que ha mantenido sus diferencias con Ferraz hasta el final.

Tras las reuniones de este domingo, Sánchez se ha garantizado la lealtad del grupo parlamentario socialista en el Congreso y en el Senado con unas listas a su medida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >