Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La red informática de Defensa llevaba infectada desde diciembre

El ciberataque tuvo su origen en el extranjero y la investigación busca descartar la existencia de cómplices

Centro de operaciones del Ministerio de Defensa en la base de Retamares (Madrid).
Centro de operaciones del Ministerio de Defensa en la base de Retamares (Madrid).

La red informática del Ministerio de Defensa llevaba infectada desde finales de año, según fuentes de dicho departamento. Los primeros análisis demuestran que fue hace más de dos meses cuando se introdujo en el servidor general de su red interna el virus informático que fue detectado hace pocos días gracias a la especial meticulosidad de una militar operadora del sistema.

A pesar de que por la red afectada, denominada de propósito general o WAN PG, no debe circular información clasificada, el Ministerio de Defensa no oculta la gravedad del ciberataque y ha dado cuenta a la Fiscalía, por si fuera constitutivo de delito.

Los técnicos del Mando de Ciberdefensa, el Centro Criptológico Nacional (CCN) y el Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC) que están analizando la intrusión tratan de determinar si se ha producido un robo de información y si, a partir de esta red, el virus ha podido extenderse a otras.

También intentan determinar si el ciberataque, cuyo origen se sitúa fuera del Ministerio de Defensa, en una potencia extranjera, pudo contar con alguna complicidad dentro.

La red WAN PG conecta al órgano central del Ministerio, el Estado Mayor de la Defensa, los tres ejércitos, la Unidad Militar de Emergéncias y las unidades desplegadas en el exterior, además de otros centros y organismos. Cuenta con más de 50.000 usuarios e incluye servicios de telefonía, acceso a bases de datos, correo electrónico o navegación por Internet.

Según fuentes de Defensa, inmediatamente después de descubrirse la intrusión se han tomado todas las medidas necesarias (cambio de claves, chequeo del sistema, etcétera) para garantizar su seguridad. Aunque no está permitida la transmisión de información secreta por esta red, sí se manejan datos sensibles, incluidos los de carácter personal de todos los militares y empleados civiles de Defensa.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, visitó ayer el CESTIC, donde se detectó el ciberataque el pasado día 5, y agradeció al personal el trabajo que realiza para asegurar las comunicaciones de su departamento y las Fuerzas Armadas.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >