Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa denuncia ante el fiscal una intrusión en su red informática interna

El ministerio investiga si se ha producido una sustracción de información

Mando Conjunto de Ciberdefensa, en la base de Retamares (Madrid).
Mando Conjunto de Ciberdefensa, en la base de Retamares (Madrid).

El Ministerio de Defensa ha dado traslado a la Fiscalía de una intrusión en el servidor general de su red informática interna por si fuera constitutiva de delito, según ha informado el departamento que dirige Margarita Robles. Aunque en esta red no se maneja información clasificada, es la que se utiliza para el funcionamiento ordinario del departamento y Defensa está investigando si se ha producido una sustracción de información.

La red afectada, denominada de propósito general o WAN PG, conecta el órgano central del ministerio, el Estado Mayor de la Defensa, los tres ejércitos y las unidades desplegadas en el exterior, entre otros centros y organismos. Cuenta con más de 50.000 usuarios autorizados e incluye servicios de telefonía, acceso a bases de datos, correo electrónico o navegación por Internet.

La investigación está todavía en su fase inicial y en la misma trabajan el Mando Conjunto de Ciberdefensa y el Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones (CESTIC), según ha informado el Ministerio de Defensa, que no ha querido aportar más detalles.

El Centro Criptológico Nacional (CCN) detectó el año pasado unos 34.000 incidentes de ciberseguridad de diverso tipo en el sector público y empresas de interés estratégico, lo que representa un crecimiento del 25% respecto a 2017. De estos ataques, un 5% fueron clasificados como de peligrosidad muy alta, “lo que se traduce en importantes pérdidas de reputación y, en ocasiones, de seguridad nacional”, según el Gobierno.

En su comparecencia ante la Comisión Mixta Congreso-Senado de Seguridad Nacional, el pasado 14 de febrero, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz, advirtió sobre la creciente preligrosidad y agresividad de estos ataques. Solo en enero de este año se produjeron 4.000.

Los peores, explicó, son los críticos, de los que se registraron 102 el año pasado. "Se produce uno cada tres o cuatro días. A estos les tenemos que dedicar un gran esfuerzo", advirtió el general del que depende el Centro Criptológico Nacional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >