Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera sufre la primera derrota tras anular la victoria de su fichaje estrella del PP

El partido da la victoria al diputado Francisco Igea frente a Silvia Clemente por un fraude en la votación

Serio revés interno para Albert Rivera por su política de fichajes en otros partidos. Ciudadanos se vio obligado este lunes a reconocer al candidato crítico Francisco Igea como vencedor en las primarias en Castilla y León. La comisión de garantías del partido declaró nulos 82 votos que dieron un vuelco al recuento anunciado el sábado, en el que se proclamó ganadora a la expresidenta de las Cortes por el PP Silvia Clemente, fichaje estrella para las autonómicas del 26 de mayo. Un desfase entre los votos recogidos en el acta y la suma de los resultados puso en entredicho la limpieza de todo el proceso y forzó una investigación interna. Ese fiasco se zanja con el inesperado triunfo de Igea y la primera derrota interna de consideración para Rivera.

Silvia Clemete en un acto de Ciudadanos antes de las primarias. En vídeo, declaraciones del secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas.

"Es un día grande para el partido y para la militancia", dijo a este diario Igea, convertido ya en candidato de Ciudadanos en Castilla y León. Su equipo alertó el mismo domingo de que las cuentas de la votación no cuadraban y obligó a la comisión de garantías a abrir una investigación. Apenas 24 horas después, Ciudadanos se apresuró a tratar de cerrar la crisis abierta a cuenta de la elección de Silvia Clemente, cuya candidatura se le atragantó desde el primer día por las críticas que suscitó en parte de la militancia. Su secretario general, José Manuel Villegas, anunció los nuevos resultados (526 votos para Igea, frente a los 479 de Clemente) y rechazó hacer la menor autocrítica. "Lo importante es que el sistema lo ha detectado, lo que habla de la transparencia del sistema", dijo en rueda de prensa. Villegas admitió que por ahora se desconoce cómo se pudieron colar los 82 votos fraudulentos.

Desde Valladolid, Igea celebró la decisión y explicó que varios miembros de la ejecutiva le llamaron para felicitarle, incluido el propio Villegas, principal valedor de Clemente y mano derecha de Albert Rivera. Sobre lo que pudo haber ocurrido, Igea asegura que su "labor policial" finalizó desde que puso en conocimiento del partido sus dudas sobre el proceso. Villegas, por su parte, aseguró que se harán "comprobaciones ulteriores", pero no ofreció detalles.

El proceso de primarias de Castilla y León se convierte así en una de las mayores crisis internas del partido desde su fundación en 2005. Igea, hasta ahora diputado nacional, decidió dar la batalla contra la ex del PP Clemente por considerar que su figura no casaba con los aires de regeneración que pregona el partido. Ese movimiento de Igea, inédito hasta el momento en Ciudadanos, contó con el apoyo destacado de Luis Garicano, candidato al Parlamento Europeo y miembro de la ejecutiva, y encontró eco entre parte de la militancia regional, que se lanzó a una ruidosa campaña en redes sociales para criticar la elección de Clemente. "Fue una decisión —la elección de la expopular Clemente— con la que yo, y muchos otros, discrepábamos. Por suerte existía un mecanismo democrático para resolver esa discrepancia", afirmó este lunes Garicano desde un AVE en el que viajaba para encontrarse en Valladolid con el ya candidato Igea.

Clemente, que estuvo 20 años ejerciendo puestos de responsabilidad en el Partido Popular, tuvo que hacer frente durante la campaña de primarias a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de derivar a la vía penal parte de la investigación por una subvención de medio millón de euros a la empresa de su marido cuando ella era consejera de Agricultura. En la antesala de las primarias, el partido se vio obligado a cerrar filas con ella, dentro de la política de fichajes de dirigentes de otros partidos que defienden Rivera y los suyos.

Batalla de Igea

Con la proclamación como vencedora este sábado, la dirección nacional quería coser la brecha abierta a cuenta de las primeras primarias disputadas en un partido regido hasta ahora por una disciplina férrea y con candidatos oficialistas que arrasan en todos los procesos. No contaban con que Igea estaba dispuesto a seguir dando la batalla hasta escuchar de boca de Villegas lo que finalmente se oyó este lunes en la sede del partido en Madrid: “Francisco Igea es el candidato de Ciudadanos para Castilla y León”.

Sobre la posible incorporación de Clemente a alguna lista electoral, el partido todavía no ha tomado una decisión. Ella, sin embargo, dio el primer paso al enviar un comunicado en el que pide a Igea que sume a su candidatura “las distintas opiniones y sensibilidades”. “Es el momento de trabajar juntos por los castellanos y leoneses”, dice. Igea, que en vísperas de las primarias había asegurado que “nunca” se incorporaría a una hipotética lista liderada por Clemente, dijo en su primer discurso como candidato —este lunes por la tarde en Valladolid— que será el comité de candidaturas el que determine "cuál es el sitio y dónde va a trabajar cada uno", informa el Diario de Valladolid.

Con el futuro de Clemente en el aire, Villegas reconoció este lunes que fue él quien propuso su fichaje a la ejecutiva. "Los procesos de primarias son así (...) Era una propuesta y los afiliados han votado. En otros partidos los afiliados votan y luego hacen el cambiazo, pero aquí no", añadió.

Ciudadanos encara las últimas seis semanas antes de las elecciones generales del 28 de abril tocado por las encuestas y enredado en una polémica que no ha dejado de crecer desde la presentación de Clemente. Las investigaciones judiciales que señalan a la exdirigente popular, la fractura interna provocada por el duelo en las primarias y los graves errores en el sistema de votación telemático han colado, en el partido que se autodenomina de la regeneración democrática, ecos relacionados con la corrupción y con un posible pucherazo.

Cs aprueba hoy el pacto con populares y UPN en Navarra

La ejecutiva de Ciudadanos aprobará este martes el acuerdo con Unión del Pueblo Navarro (UPN) para concurrir en coalición electoral en las generales, forales y en algunos municipios navarros. De esta forma, la formación naranja sigue los pasos del PP, que ya había pactado previamente con UPN, y se suma a un pacto a tres en Navarra. "Albert Rivera está en el empeño de sumar por un proyecto constitucionalista para España y creemos que en Navarra debemos aprovechar también la oportunidad de sumar", explicó este lunes el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en rueda de prensa.

Villegas defendió que el concierto económico es "constitucional" para explicar el cambio de posición del partido, que no tiene representación en el Parlamento navarro, y que hasta ahora se había posicionado en contra del fuero y de los "privilegios" económicos. El secretario general quiso diferenciar el caso navarro del vasco al señalar que Ciudadanos denunció en su día el caso vasco porque "se hacía a oscuras y no respetaba la igualdad".

El acuerdo entre los dos formaciones incluiría que UPN apoyaría una hipotética investidura del líder de Cs, Albert Rivera, como presidente del Gobierno, a la vez que Ciudadanos votaría a favor del candidato de UPN, Javier Esparza, como presidente del Ejecutivo foral.

Rivera, por su parte, explicó que se trata de "dos partidos constitucionalistas con algunas diferencias, pero también con muchas cosas que los unen" y añadió que el acuerdo es la respuesta a "un momento delicado en la historia de España" en el que "los nacionalistas quieren imponer su modelo" también en Navarra, informa EP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información