Cuatro días de primavera en febrero

Meteorología avisa de que las temperaturas estarán hasta 10 grados por encima de las habituales para esta época del año

Paseo de Neptuno en la playa de la Malva-rosa de Valencia, en marzo de 2014.
Paseo de Neptuno en la playa de la Malva-rosa de Valencia, en marzo de 2014.Mònica Torres

Ha llegado la primavera... en invierno. Una intrusión de aire cálido va a hacer que las temperaturas diurnas, que son ya de por sí suaves para esta altura del año, vayan subiendo progresivamente a partir de este martes, hasta alcanzar a finales de la semana "valores muy extraordinarios en prácticamente todo el país", según advierte la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Serán cuatro días "más propios de mayo que de febrero", con casi toda España a más de 18 grados y algunas zonas, a más de 24 °C. Sin embargo, por las noches sí que se registrarán las temperaturas normales para la época, por lo que habrá una "acusada amplitud térmica" entre el día y la noche.

El ascenso comienza "este mismo martes en el tercio oeste peninsular, mañana miércoles se notará sobre todo en el Cantábrico, el jueves se generalizará en toda la Península y el viernes se ampliará hasta llegar a Baleares y Canarias", avanza Delia Gutiérrez, una de las portavoces de Aemet, que añade que el pico del episodio se producirá el fin de semana. En total, la subida será de más de seis grados en cuatro días, "pero lo más llamativo no será el ascenso sino la cota que se alcance al sumarse a las temperaturas altas desde las que partimos", subraya Gutiérrez. Las zonas donde más acusada será la diferencia con los valores normales serán Galicia, el interior peninsular, la meseta norte y el Cantábrico.

La Aemet espera que las temperaturas diurnas se sitúen el fin de semana entre cinco y 10 grados por encima de las normales en gran parte del país, salvo en la costa mediterránea, la costa del golfo de Cádiz y Baleares y más de 10 grados por encima en zonas del interior de la meseta norte —como Burgos, Ávila y Soria— y zonas de montaña. Así, en A Coruña se esperan 13 grados este martes y el domingo, 23; en Burgos pasarán de 12 a 20; en Madrid, de 14 a 22; y en Valencia, de 16 a 23.

Anomalía de temperatura máxima prevista para el sábado 23.
Anomalía de temperatura máxima prevista para el sábado 23.CÉRSAR RODRÍGUEZ BALLESTEROS (AEMET)
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sin embargo, de noche va a haber incluso heladas en zonas del interior. La amplitud térmica, es decir, la diferencia entre las máximas y las mínimas, será "cercana a 20 grados o incluso más en todo el interior peninsular, salvo las costas y los archipiélagos". El contraste será incluso de más de 25 grados en zonas altas de montaña como los Pirineos, detalla Gutiérrez. 

La causa es la suma de varios factores. "Por un lado, tenemos a Julia, una borrasca que se está profundizando mucho en el Atlántico, y por otro, un anticiclón muy persistente que abarca gran parte del continente europeo y, en medio, en la Península, se canaliza un flujo de aire del sur en niveles bajos", describe la portavoz. El resultado de esta peculiar configuración meteorológica son "unas temperaturas anómalamente altas" no solo en España, sino también en todo el Atlántico oriental y las zonas europeas próximas, es decir, Gran Bretaña, Islandia, Escandinavia...

Un episodio cálido en pleno invierno como el que se avecina supone una rareza meteorológica, pero no un hecho extraordinario, matiza Gutiérrez, que no obstante no descarta que se produzca algún récord de temperatura. "No sería la primera vez que tenemos temperaturas bastante altas en febrero, pero este año ocurre de forma temprana", ahonda la portavoz, para poner como ejemplo los 23,4 grados que se marcaron en el aeropuerto de A Coruña el 22 de febrero de 1990. "Este fin de semana, se espera que se llegue a 23 en el mismo punto", indica.

Más información
Un ‘veroño’ a 39,5 grados
Consulta el tiempo en tu ciudad

Las temperaturas más altas de este episodio se esperan en el suroeste peninsular, sobre todo en el valle bajo del Guadalquivir, donde se pueden alcanzar el fin de semana entre 26 y 28 grados. En Sevilla, se prevé que los termómetros suban a 26,5º el domingo. ¿Cuánto calor ha llegado a hacer en febrero? En la España peninsular se han alcanzado los 30º en febrero de 1961 en el aeropuerto de Málaga, en dicho mes de 2011 se marcaron 29,4º en Murcia, en 1990 se superaron los 29º en Alicante y Valencia y en 1960 se llegó a 29º en Santander.

Gutiérrez explica que hay un índice que mide "cómo de extremo es un valor previsto en comparación con las temperaturas normales". Se trata del Efi (siglas de Extreme Forecast Index), que arroja valores de -1 y +1. "En este episodio, el interior y el oeste peninsular, donde más insuales van a ser las temperaturas, se roza el valor +1, lo que quiere decir que se está cerca de los valores previstos más altos para esas zonas en esta época del año", detalla la experta. A partir del lunes, se espera "una suave bajada de las temperaturas", que volverán a valores más normales, aunque no será un cambio radical sino progresivo.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS