Nuevo revés para Pablo Ibar: el juez aparta al jurado que se retractó

La persona que dijo haber recibido presiones para apoyar el veredicto de culpabilidad no podrá participar en la decisión sobre si se le impone pena de muerte o cadena perpetua

Pablo Ibar y, detrás, el juez Dennis Bailey. En vídeo, las claves del caso de Pablo Ibar, el español condenado a muerte en EE UU.Giorgio Viera (EFE) | epvundefined

La posibilidad de que el castigo que se le imponga al español Pablo Ibar, hallado culpable el pasado 19 de enero de un triple asesinato cometido en Florida en 1994, sea de cadena perpetua y no la pena de muerte está, desde este jueves, un poco más lejos. El juez del caso, Dennis Bailey, ha decidido expulsar al miembro del jurado que se retractó después de apoyar el veredicto unánime. El hombre, identificado como Collins, será reemplazado por un suplente y no podrá participar, pues, el próximo 25 de febrero, en la deliberación sobre la condena que se le imponga a Ibar. La pena de muerte solo puede imponerse por unanimidad entre los miembros del jurado. La presencia en el mismo de Collins, que asegura haber recibido presiones para apoyar el veredicto de culpabilidad, constituía poco menos que una garantía de que habría al menos un voto en contra de la pena máxima. La decisión del juez Bailey hace desaparecer esa garantía.

“Acabo de ser parte de un jurado, en un caso serio y tirando a largo, y me estoy arrepintiendo seriamente del veredicto que he emitido. Siento que hubo una presión increíble y cierta intimidación no intencionada, por parte de los otros miembros del jurado, para que yo cambiase mi opinión. Cedí, y me arrepiento. Me aterra regresar a las deliberaciones y también me da un poco de miedo ser la razón por la que se declare el juicio nulo. Cualquier consejo que pudierais ofrecer sería increíble. Por cierto, estoy en Estados Unidos. No estoy seguro de que pueda proporcionar una localización más específica sin que pueda identificárseme”.

Más información
Vídeo El juez del ‘caso Ibar’ permite a la defensa entrevistar a un jurado que dice haber sido “contaminado”

Este es el mensaje que fue compartido hace diez días, en la red social Reddit, por un usuario bajo el seudónimo de Wickerstar. El perfil de autor indicaba que trabaja como escritor técnico en una compañía de software. Lo cual se corresponde con el oficio de Collins, el nombre con el que se conoce al miembro del jurado que el pasado martes 22 de enero, el primer día hábil después de que el jurado emitiera su veredicto, llamó al juzgado del condado de Broward, en Florida, para decir que se arrepentía del veredicto que acababa de apoyar. En Florida, desde el año 2000, los veredictos de culpabilidad, en casos para los que se pide la pena de muerte, exigen la unanimidad del jurado: si Collins hubiera mantenido que Ibar no era culpable, durante los dos días y medio en que estuvo deliberando el jurado, el juicio habría sido declarado nulo y tendría que haberse ordenado su repetición.

Tras la llamada de Collins, la defensa de Ibar solicitó entrevistarlo. También solicitó interrogar a otro miembro del jurado, suplente, que dijo haber escuchado una información sobre el caso que no estaba autorizado a conocer (los jurados solo pueden formar su veredicto en función de lo que escuchan o ven en el juicio, y no se les permite informarse por su cuenta). El juez Dennis Bailey accedió solo a escuchar al segundo, tras cuya comparecencia decidió simplemente apartarlo del jurado.

El juez inicialmente no quiso escuchar al arrepentido: no es infrecuente que algún miembro del jurado exprese su arrepentimiento tras el veredicto, y en la mayoría de los casos los jueces no lo tienen en consideración. Pero después de que la fiscalía le mostrara las entradas de Wickerstar en Reddit, el juez Bailey convocó a Collins a comparecer ayer miércoles a las 12.30 (hora de Florida).

En el interrogatorio no se trató el asunto de las presiones supuestamente recibidas por el miembro del jurado. Collins admitió ser el autor de los comentarios en Reddit. La defensa, que no pudo interrogarlo, defendió ante el juez que no debería apartar a Collins del jurado porque no había sido contaminado con información externa sobre el caso, lo que inmediatamente le descalificaría como miembro del jurado. Y le pidió a Collins que borrara no solo las entradas, sino su perfil entero de Reddit, para que nadie pudiera contactarle para proporcionarle información adicional sobre el caso.

El juez Bailey pidió un poco de tiempo para decidir qué hacía. Este jueves al mediodía, hora de Florida, ha comunicado a las partes que procedía a la expulsión del Collins del jurado. Ha rechazado de plano todas las peticiones de la defensa. Esta recurrirá la decisión del juez. El recurso de la defensa se presentará ante el tribunal de apelación del cuarto distrito de Florida, el mismo al que procedería apelar una eventual condena de cadena perpetua.

Pablo Ibar, hijo del pelotari vasco Cándido Ibar y sobrino del histórico campeón de boxeo Urtain, fue condenado a muerte en el año 2000 por el asesinato en 1994 del empresario nocturno Casimir Sucharski y las bailarinas Sharon Anderson y Marie Rogers. Ibar lleva 24 años en prisión, 16 de ellos en el corredor de la muerte. En 2016 el Tribunal Superior de Florida ordenó repetir el juicio por considerar que el acusado, en el primero, no tuvo una defensa solvente y las pruebas por las que se le condenó fueron “escasas y débiles”. Tras la repetición del juicio, el pasado 19 de enero fue, de nuevo, declarado culpable. Contra la decisión del jurado cabe apelación, pero el procedimiento de esta dependerá de si es condenado a muerte o a cadena perpetua, algo que acabará decidiendo el juez, después de que el jurado se pronuncie al respecto.

Sobre la firma

Pablo Guimón

Es el redactor jefe de la sección de Sociedad. Ha sido corresponsal en Washington y en Londres, plazas en las que cubrió los últimos años de la presidencia de Trump, así como el referéndum y la sacudida del Brexit. Antes estuvo al frente de la sección de Madrid, de El País Semanal, y fue jefe de sección de Cultura y del suplemento Tentaciones.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS