Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez alienta a la oposición venezolana y llama “tirano” a Maduro

El presidente se reúne en Santo Domingo con opositores al régimen bolivariano y pide a la Internacional Socialista que les apoye

Pedro Sánchez, durante la comparecencia para comunicar su posición ante la actual situación de Venezuela el pasado sábado. En vídeo, declaciones de Pedro Sánchez.

La crisis venezolana monopoliza desde el primer minuto el quinto viaje de Pedro Sánchez a Latinoamérica desde que llegó a La Moncloa. El presidente español se ha reunido con opositores venezolanos nada más llegar a Santo Domingo, la primera etapa de su viaje, durante un congreso de la Internacional Socialista que él ha clausurado en la capital de República Dominicana aprovechando la visita oficial. Mientras Carlos Valero, diputado por el partido Un Tiempo Nuevo, agradecía el apoyo de Sánchez y aplaudía su decisión de reconocer a Juan Guaidó como presidente la próxima semana, el jefe del Ejecutivo español endurecía el tono contra Nicolás Maduro en su discurso y le llamaba abiertamente "tirano".

"Somos socialistas porque defendemos la libertad. Quien responde con balas y prisiones a las ansias de libertad y democracia no es un socialista, es un tirano. Los venezolanos tienen que sentir el aliento de la Internacional Socialista. Y los nicaragüenses también" clamó. Precisamente en esta cita se decidió expulsar de este organismo al Frente Sandinista, el partido de Daniel Ortega, ante la represión en Nicaragua, todo un símbolo de la voluntad de la Internacional Socialista por romper con los regímenes venezolano y nicaraguense.

A  cinco días de que concluya el ultimátum que dio el pasado sábado a Maduro para convocar elecciones, Sánchez dejó una nueva prueba de que su ruptura con el régimen es definitiva. Mientras en España la oposición le critica por no haber reconocido ya a Guaidó, en Santo Domingo los representantes de la oposición se mostraron muy agradecidos por su posición y le garantizaron que ellos van a mantener la lucha pacífica y no fomentarán el baño de sangre que teme el Gobierno.

"Estamos muy agradecidos. El presidente Sánchez está comprometido emocional y espiritualmente con la lucha venezolana. Nos ha dicho que hay un vacío de poder que debe llenar la Asamblea Nacional. Nos ha garantizado que él reconoce que Guaidó es el líder de la transición venezolana porque es el líder de la legítima Asamblea Nacional y será quien conduzca el proceso de elecciones. El plazo de ocho dias está corriendo y la próxima semana España y Europa reconocerán a Guaidó. Estamos convencidos de que parte de la solución vendrá por el apoyo de España y de Europa. Queremos que la agenda venezolana no divida la política española", insistió Valero.

La crisis venezolana dominó también esta reunión de la internacional socialista, que concluyó con una resolución en la línea acordada por unanimidad en la Unión Europea. España, Francia, Alemania y Reino Unido han ido más lejos y han dado una semana a Nicolás Maduro para convocar elecciones —algo que nadie cree que hará— o de lo contrario reconocerán a Guaidó como ya han hecho los principales países latinoamericanos, EEUU y Canadá.

Sánchez viaja mañana a México, el único gran país latinoamericano que no ha reconocido a Guaidó y no tiene intenciones de hacerlo. Parece muy difícil que Sánchez y Andrés Manuel Lopez Obrador, el presidente mexicano, alcancen un acuerdo en este asunto, pero ambos intentarán acercar posiciones en su reunión oficial en la capital federal.

En cualquier caso Sánchez lleva varios días (desde el jueves en Davos, cuando dio un giro de 180 grados respecto a su posición sobre la crisis venezolana) mostrando su clara sintonía con Guaidó y su ruptura total con Maduro. El dirigente venezolano ha optado por atacarle abiertamente con la idea de que quien tiene que convocar elecciones es Sánchez porque no fue elegido en unos comicios sino tras la moción de censura que expulsó a Mariano Rajoy del poder. Ya no hay prácticamente intentos de mediación entre Sánchez y Maduro, la opción del Gobierno español es muy clara a favor de la oposición. El Ejecutivo cree que esto servirá también para proteger a Guaidó de represalias, pero nadie está en condiciones de hacer previsiones sobre el final de la crisis.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información