Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El expresidente balear José Ramón Bauzá deja el PP por la política lingüística de su partido

Acusa a la nueva dirección regional de hacer su formación “cada vez más nacionalista”

José Ramón Bauzá, en una imagen de archivo. Ampliar foto
José Ramón Bauzá, en una imagen de archivo. EFE

Lo que ya era un secreto a voces desde hace meses se ha consumado este miércoles. El expresidente de Baleares José Ramón Bauzá se ha dado de baja en el PP y ha renunciado a su acta de senador porque no puede “seguir perteneciendo” a un partido al que le es “imposible votar” y que, afirma, a nivel regional defiende “todo aquello contra lo que siempre he luchado”. El expresidente balear ha publicado una carta de cuatro páginas en las que explica las razones que le han llevado a darse de baja en el partido en el que milita desde hace 20 años y con el que gobernó las islas durante la pasada legislatura, aunque no cierra la puerta a la política e insiste en que seguirá defendiendo sus ideas desde la sociedad civil. Bauzá es farmacéutico.

En la misiva se ponen sobre la mesa las diferencias que ha mantenido con la nueva dirección autonómica del partido, liderada por el que fuera su consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Biel Company, que para muchos representa la corriente regionalista del PP que fue tapada durante los años de mandato de Bauzá, enclavado en el llamado sector "españolista" de la formación. El ya exsenador defiende la política lingüística que aplicó en el archipiélago durante la legislatura 2011-2015 y que llevó a casi 100.000 personas a tomar las calles en la mayor protesta registrada en la historia de las islas. Las diferencias sobre la lengua y el avance del PP como una formación en su opinión “cada vez más nacionalista” son las principales razones de su marcha del partido.

“En nuestras islas ha sido nuestro propio partido, a través de los gobiernos populares precedentes al mío, el que ha sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar” afirma Bauzá en el documento, donde recuerda que fueron los gobiernos del PP de Gabriel Cañellas y de Jaume Matas los que incluyeron en el Estatuto de Autonomía el catalán como la lengua oficial de Baleares, garantizaron “el modelo de inmersión lingüística en catalán” en los colegios e impulsaron la Ley de Normalización Lingüística que obligaba a utilizar el catalán frente al castellano en las Administraciones públicas.

“Traté de revertir años de catalanización de Baleares explotados en su máxima potencia por la izquierda pero cuyo germen había sido, desgraciadamente, producto de las decisiones y la legislación del PP” reprocha el expresidente, que acusa a la nueva dirección regional de haber denominado sus actuaciones como “errores ideológicos propios de extremistas” cuando abandonó la presidencia del partido.

Caminos opuestos

Bauzá acusa a Company de no destapar los casos de adoctrinamiento que, a su juicio, se producen en las escuelas de Baleares, de permitir a los concejales del partido avalar subvenciones para que los comercios puedan rotular en catalán, defender la lengua de las islas como requisito para acceder a la Administración y haber dejado a su partido sin representación en la manifestación del 8 de octubre en Barcelona. “Este cúmulo de circunstancias provocó que hace un año tomara la decisión de abandonar el PP, que si bien a nivel nacional no representaba aquello en lo que creía, a nivel regional directamente defendía todo aquello contra lo que siempre he luchado” afirma el exsenador, que a pesar del “halo de ilusión” que supuso para él la llegada de Pablo Casado, ha decidido dejar una formación cuya política autonómica “va en caminos opuestos”.

El expresidente no cierra la puerta a la política e insiste en que seguirá defendiendo sus ideas “desde la sociedad civil”. La distancia entre el exsenador y la nueva dirección regional era evidente después de que Company derrotase de forma aplastante a Bauzá en el congreso autonómico celebrado en marzo de 2017, en el que el exlíder agrario obtuvo la victoria con el 71% de los votos. Bauzá apenas se ha dejado ver en los últimos meses en los actos del partido y tampoco ha destacado en su labor como senador, con apenas una treintena de iniciativas.

Mala noticia

El PP ha conocido este miércoles la decisión de Bauzá, que en el partido han calificado de “mala noticia”. Sin embargo, la formación muestra su desacuerdo con algunos de los argumentos del exsenador, que tacha de “falsos”, e insiste en que la dirección nacional se caracteriza por la defensa del castellano. Recuerdan las palabras de su presidente, Pablo Casado, que en la convención nacional del pasado fin de semana afirmó que aprobará una ley “que consagre la libertad de elección educativa de los padres” y que garantice la enseñanza en castellano en toda España, “erradicando el adoctrinamiento nacionalista y el dogmatismo de la izquierda”.

Fuentes de la formación también consideran que Bauzá debería haberse informado de la actividad de sus compañeros diputados, que han presentado en el Congreso una proposición no de ley para garantizar el uso del castellano “en términos de libertad e igualdad en toda España”. “Aunque aceptamos la marcha de Bauzá, no podemos aceptar unas críticas injustificadas y que, además, ni siquiera se habían expresado en los órganos y foros internos” concluyen.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información